Páginas vistas en total

domingo, 14 de febrero de 2021

2.100.000 VISITAS Y AGRADECIMIENTOS

LA GRAN ALEGRÍA DE UN NUEVO "REDONDEO". Esta mañana, al encender el ordenador he descubierto que esta madrugada el contador del Blog ha superado lo DOS MILLONES CIEN MIL VISITAS... Una vez más he sentido una alegría grande e inmensamente agradecida...

¡COMO SIEMPRE ME SIENTO AFORTUNADO DE TENEROS TAN CERCA!... ¡GRACIAS!

martes, 9 de febrero de 2021

PIDO UNA LINDA COLABORACIÓN:

Como ya sabéis el libro de NERUDA saldrá muy pronto, el de LORCA duerme a la espera de lo que pueda pasar, y llevo ya varios días trabajando el próximo dedicado a ALBERTI –ya tengo seleccionadas 400 canciones–

... y precisamente hablando de Rafael Alberti hay dos discos que he perdido y que son muy importantes para mi, aparecen en mis libros anteriores, son de los que más puse siempre en la radio y ahora me han desaparecido...
PREGUNTA: ¿Conocéis estos dos discos? ¿los tenéis por casualidad? ¿Me los podríais copiar?... ¡ME HARÍAIS FELIZ, OS LO ASEGURO!....¡DECIDME ALGO!
ESTOS DISCOS SON:
• Piratas de mar y celo de JOSIANA VECENZUTO Y RAFAEL ALBERTI (PDI, 1984).


• Para Rafael Alberti de SILVIA MIUNT, JOSIAN VICENZUTO Y ENRIC MAJÓ (PDI, 1986).



viernes, 29 de enero de 2021

SE NOS HA IDO "CESAR ISELLA" CANTOR DE LAS "SIMPLES COSAS"


Ayer falleció otro gran cantautor de referencia, el amigo CÉSAR ISELLA, autor, por ejemplo, de canciones tan hermosas como la de las “Simples cosas”. Nos conocimos en uno de sus viajes que hizo a Madrid y después nos volvimos a encontrar en Buenos Aires.


En este momento no puedo dejar de olvidar uno de los últimos contactos que tuve con él, fue cuando decidí crear la web “CANCIÓN CON TODOS”, nombre de la canción compuesta por él. Cuando le llamé solicitándole el permiso para ponerle a la web el nombre de su canción, no solamente me dijo que sí, sino que sentí como se emocionaba. Incluso planeamos el darle a la web en el futuro una dimensión internacional recogiendo en ella también la canción de autor latinoamericana.




Por otra parte llevo un tiempo en el que le estoy teniendo muy presente porque él también ha sido uno de los grandes compositores que ha musicalizado a Pablo Neruda. Por ejemplo el fue el autor del famoso “Soneto a Matilde”, canción basada en el soneto XCIII. “Si alguna vez tu pecho se detiene” del libro nerudiano “Cien sonetos de amor”. A continuación recojo las versiones de esa canción que he recogido en el trabajo de investigación que estoy realizando. Evidentemente es uno de los poemas cantados de Neruda del que se han realizado más versiones.


• XCIII - Si alguna vez tu pecho se detiene (Soneto a Matilde).

– CÉSAR ISELLA (Argentina): Hombre en el tiempo (Philips, 1971); Primer Festival Internacional de la Canción Popular Chilena (Dicap, 1973). Canto a la poesía (Philips, 1984).

– QUINTETO MUSICANTO (Argentina). Música César Isella: Revelación Cosquín’ 73 (RCA, 1973).

– ARUPACIÓN VOCAL “SUR 4”: OSCAR RAFAEL SALAZAR & ALEJANDRO ALFREDO DIZEO (Argentina). Música César Isella: Grabación de demostración en Lu 33 emisora pampeana (1973).

– DANIEL TORO (Argentina). Música César Isella: Cantor y trovador (Mh, 1974).

– QUINTETO CANTORAL (Argentina). Música César Isella: (EMI ODEÓN, 1974).

– LUIS RICO (Bolivia). Música César Isella: Cuando tenga la tierra (Discos Heriba, 1975).

– HENRY CAMPBELL (Irlanda). Música César Isella: (Philips-Sadiac-Comar, Argentina, 1975).

– QUINTETO TIEMPO (Argentina). Música César Isella: Quinteto Tiempo (EMI, 1975).

– GRUPO VOCAL UNIVERSO (Uruguay). Música César Isella: Universo 82’ (RCA, 1982).

– CANTO POPULAR (Bolivia). Música César Isella: Canto popular (Musilandia, 1982).

– OS TAPES (Brasil). Música César Isella: Os Tapes (Cantares, 1982).

– LOS TUCU TUCU (Argentina). Música César Isella: Este largo camino. 25 años (1984),

– GRUPO FARALLONES (Colombia). Música César Isella: Latinoamericanos con todo… (Sonolux, 1985).

– ALBERTO SENDA (Argentina). Música César Isella: Alberto Senda (Fonográficas Damitor, 1986).

– LAS VOCES DEL SENDERO (Argentina). Música César Isella: Vídeo en YouTube (1986)

– ALPAMAYO (Perú). Música César Isella: Vuelo por los Andes (Not On Label /Record Partner Hamburg, 1991).

– APAYCANTO (Argentina). Música César Isella: Con el corazón (2001).

– LOS TUCU-TUCU (Argentina). Música César Isella: Mañana… (GLD Distribuidora, 2003).

– CARLOS VALLADARES & MARIO LORCA (Recita) (Chile). Música César Isella: Voz y canción (2004).

– VOCE ANDINAS Y GRUPO PUNAHUE (Chile). Música César Isella: Pampa de mi norte (2008)

– FERNANDO GONZÁLEZ (Colombia). Música Cesar Isella: Un canto a Latinoamérica (Not on label 2009)

– GRUPO ÉVANO (Perú). Música César Isella: Romance y folklore latinoamericano (2011).

– GRUPO ALBORADA (Chile). Música César Isella: Vídeo en You Tube (2012)

– DÚO NATIVO (Chile). Música César Isella: ¡Santiago! Tierra de sol (CBA Music, 2012).

– LOS ROBLERINOS DE LINARES (Chile). Música de César Isella: Historias… (2013).


¡CESAR, UNA VEZ MÁS LA MUERTE FRACASA Y PESE A ELLA TU SIEMPRE ESTARÁS VIVO EN LA MEMORIA Y EN EL CORAZÓN DEL CANTO POPULAR Y DE QUIENES TE QUEREMOS Y ADMIRAMOS.




 

martes, 26 de enero de 2021

PROLOGO DEL LIBRO "FERNANDO MAÉS. DESNUDANDO CANCIONES": LA VOZ DE LOS LATIDOS

 


PRÓLOGO

"SEDUCCIONES Y EMOCIONES AL DESNUDO

«LA VOZ DE LOS LATIDOS»



Las canciones nacen de las vivencias, de los sentimientos y de los latidos de sus autores. Salen por sus labios acompasadas, la mayoría de las veces, por una guitarra, y se echan a volar en libertad al encuentro de oídos y de presencias dispuestas a escucharlas, a dejarse atrapar por sus seducciones, a disfrutarlas y, en el mejor de los casos, a emocionarse con ellas y a hacerles un hueco en el íntimo y personal universo sonoro.


Mágico nacimiento el de la canción; espléndido su viaje –a través de conciertos y de grabaciones–; y silenciosa acogida tras la que, si logra emocionarnos, puede permanecer viva en nuestra memoria.  Permanencia que siempre es retornable; a veces porque salimos voluntariamente a su encuentro; o a veces, también, porque, cuando menos lo esperamos, reaparece como “guiñándonos el ojo” y volviendo a seducirnos.


A través de todo este entramado comunicativo y emocional en el que se desenvuelve la canción se produce un encuentro –corazón a corazón– de dos realidades humanas diferentes: La realidad del creador –con su vida, vivida y soñada– que se expresa y decide comunicarse a través de la palabra hecha música. Y la realidad del receptor con su propia vida –también vivida y soñada– que decide escuchar una canción dejándose seducir por sus latidos y dispuesto emocionalmente a integrarla en su universo sonoro.


Entramado a la vez de experiencias, sentimientos y latidos en el que resulta imprescindible el revolotear de la libertad. Libertad del creador en la génesis, en el contenido y en el desarrollo de sus canciones; y libertad en el receptor, no solamente para poder elegir la canción que desea escuchar en un momento determinado, sino, sobre todo, para poder hacer de ella su propia lectura emocional. Libre lectura que puede coincidir, o no, con la del creador. A fin de cuentas, hablando de canciones, eso es lo menos importante.


Valga toda esta introducción anterior para poder descender y desentrañar, lo más claramente posible, y ya de forma concreta, el valor y la “hermosa utilidad” de la aventura emprendida por el compositor y cantautor Fernando Maés al plantearse en este libro “desnudar”, una por una, sus cincuenta y seis canciones.



Escuché por primera vez a Fernando Maés en 2012. Fue en uno de mis programas de radio entrevistando a Manolo Tena. Él, que conocía bien mi particular pasión por Antonio Vega –que, por cierto, nunca ha dejado de seducirme y de emocionarme– me comentó: «Tienes que escuchar, si todavía no lo has hecho, a un tipo, creo que es de Salamanca. Es uno de esos cantautores que tanto te gustan. Ha grabado una canción titulada “Maldito 12 de mayo” dedicada a Antonio que está muy bien».


No sé ni dónde, ni cómo, ni cuándo Manolo Tena se había encontrado con aquella canción de Fernando Maés. Después de aquel día nunca llegué a preguntárselo. El caso es que a los pocos días me la mandó grabada a la radio… Fue así como esta canción emprendió y realizó su vuelo hasta mi. Llegó, la escuché, me sedujo y me emocionó; ¡recuerdo que me produjo una gran emoción!… Y desde aquel día empecé la persecución y el encuentro con la obra de Fernando. 


Efectivamente, como me había comentado Tena, Fernando Maés era un cantautor “de pura cepa”, de los que “llevan guitarras en el alma”, o sea, efectivamente, de los que logran emocionarme –que para mi es el mejor y principal criterio de “calidad”– y de los que me gustan.


Tardé un tiempo en acudir a un concierto de Fernando y en conocerle personalmente. Cuando lo hice, sus canciones ya formaban parte de mi universo sonoro; canciones hechas mías, sin que él lo supiera, que forman parte de mi universo sonoro y a las que retomo de vez en cuando dejándome arropar y sublevar libremente por los cientos de referencias, evocaciones y latidos que, audición tras audición, me van suscitando.


Creo recordar que, tras habernos conocido personalmente, nunca la pregunte el origen, o el por qué, de sus canciones. Nunca sentí la necesidad de hacerlo. Sin embargo ahora, que Fernando ha decido desnudar su obra, canción a canción, y darle voz a sus latidos, estoy disfrutando como un “loco”. Os cuento cómo estoy leyendo este libro:


He convertido su lectura en una especie de juego emocional que me ha resultado tremendamente lúdico, hermoso y gratificante; y que, por supuesto os recomiendo. 


Miro el índice, elijo una canción, leo el comentario que sobre ella me hace Fernando en su libro y luego la escucho. O al contrario escucho una de sus canciones, que bien conozco, y después leo sus comentarios. 


Dos caminos que me llevan a una misma conclusión. Las percepciones, las evocaciones, las presencias, los hechos o las circunstancias que las canciones de Fernando Maés me han evocado en un momento concreto, no siempre coinciden con las suyas; sin embargo si que existe una plena sintonía de latidos, de sentimientos, de sueños, de indignaciones, de reivindicaciones y de esperanzas. ¡Y eso es lo importante, lo imprescindible¡ Ahí es precisamente donde radica la grandeza. el valor y, también la belleza y el misterio, de la auténtica “canción popular”… Grandeza, valor, belleza y misterio que efectivamente se hace presente en las canciones de Fernando Maés, en esta ocasión, particularmente, a través de la voz de sus latidos.


FERNANDO GONZÁLEZ LUCINI