Páginas vistas en total

sábado, 12 de mayo de 2012

IÑIGO COPPEL - ¡CANTAS... LUEGO EXISTES!... ¡CANTANDO ASÍ... NO HAY QUIEN TE MATE!

Últimamente no es fácil que me ponga a escuchar una canción y que me sorprenda al límite de quedarme "enganchao" a ella "a lo bestia"... Bueno pues esto es lo que me ha ocurrido con el single –CD con dos canciones– que acaba de grabar y editar IÑIGO COPPEL... ¡Es magnífico!...

Por otra parte, escuchándole cantar se me ha vuelto a romper, una vez más, el molde "rancio e intocable" del género de la "canción de autor"... ¿Que le falta, o qué le sobra a este creador vasco para ser un "cantautorazo?... Para mi lo es, y mucho más que otros muchos que alardean y presumen de ello... 

No sé si a Iñigo le gustará esta reflexión que acabo de hacer...; lo cierto es que así –¡de pronto– se ha "colao" en mi mundo sonoro; un mundo alimentado de muchos años y de miles de composiciones creadas por los llamados "cantautores"... ¡claro que para mi "cantautores" son, y han sido siempre, Lluís Llach, Sr. Chinarro y Sisa; Morente, Pau Riba y Carlos Cano; Pablo Guerrero, Nach, Muerdo y Albert Pla; Luz Casal, Carmen Boza y Olga Román y Maria del Mar Bonet; Ismael Serrano, Gato Pérez y Javier Álvarez!... por ejemplo.


Cubierta del nuevo CD-single de Ïñigo Coppel.
(Fotografía de Guillermo Asián).

En este nuevo CD-single –ya no se como llamar a cada modalidad de grabación– Iñigo Coppel recupera dos canciones ya grabadas anteriormente: Una hermosa canción de amor titulada "Esto es lo que parece", y una nueva y magnífica versión de su alucinante "Blues hablado sobre el mayor fan de Bob Dylan del mundo". Disco en el que colabora con su violín Manu Clavijo; que ha sido producido por José Nortes; y que, por supuesto, recomiendo.

Para quien no lo sepa Iñigo tiene ya grabados dos discos anteriores "Perdón por existir" (2007) y "El hombre que mató a Iñigo Coppel" (2010)





Seguidamente reproduzco el texto de la canción "Blues hablado sobre el mayor fan de Bob Dylan del mundo"... ¡merece la pena escucharla!


Me levanté una mañana y dije: "Mujer, he visto una señal, no me vas a creer.
Tengo que dejar ahora mismo el país, voy a ver a Bob Dylan esta noche en París.
Tengo que ir. Me lo ha dicho el mismísimo Bob en sueños, 
me va a explicar los misterios del universo, sí".

Me dijo: "Escúchame bien, si te vas a París no te molestes en volver por aquí".
Ah, pero no me lo pensé ni un segundo, ¡soy el mayor fan de Bob del mundo!
Ah, lo soy... París... ¡allá voy! 

Llegué a París y fui del aeropuerto directamente al lugar del concierto.
Quedaban diez horas, me daba igual, pero cuando llegué vi que algo iba mal:
había muchos fans ya allí, metidos en sacos de dormir, mirándome fijamente. 
¡Me asusté! 

Se me acercó uno de ellos en muy mal plan para ver si yo era un verdadero fan.
Me dijo: "¿Te gusta Bob?" Dije: "Sí, claro, Bob es nuestro dios, Bob es nuestro faro".
Cuando le expliqué que había abandonado a mi mujer para seguir a Bob
él me abrazó

Me obligó a pasar con él todo el día, me dio de comer, me explicó sus teorías. 
Dijo "Sí, Bob hace cosas raras, pero me huelo que tiene un malvado hermano gemelo". 
Ahí es cuando otro fan entró en la conversación y dijo: "¿Un malvado hermano gemelo?... ¡Interesante!... ¿Quieres decir tal vez que fue ese malvado hermano gemelo 
el que dio aquel concierto para el Papa en el Vaticano?" 
Mi amigo le miró furioso y le dijo: "No, estás loco, tronco. 
Ése era Bob, el auténtico representante de Dios en la tierra, sí". 

Y empezó el concierto y fue bastante duro ver llorar a tantos hombres maduros. 
Allá van todos con emoción de rodillas al comienzo de cada canción. 

Acabó el concierto, me harté de locuras, me llevaron al hotel 
a husmear en sus basuras.
Nos vio un gendarme y casi nos encierra. Les dije: 
"Adiós troncos, me llaman del planeta tierra". 
Creo que es hora de volver a casa y suplicar a mi mujer. 
Oh cariño, los dos dijimos cosas no creo que de tu boca 
solo salga "Viento idiota"... de verdad que no.

Y el caso es que hoy he visto en la tele a mi amigo el fan, 
por lo visto ha sido detenido en Oviedo, sí,
al ver al Principe de Asturias cantando "Blowin' in the wind"
se ha desmayado gritando: "¡Este es el fin!".

No hay comentarios:

Publicar un comentario