Páginas vistas en total

jueves, 21 de febrero de 2013

"DIEGO OJEDA" EN EL CICLO DE CANTAUTORES «MADRID PRESENTA». DEL «enCANTO» Y LA MADUREZ.

Hacía bastante tiempo que no participaba de un concierto de DIEGO OJEDA; por fin lo hice anoche miércoles; fue en su concierto «PIANO Y VOZ» organizado en la Sala Libertad 8 dentro del ciclo de "canción de autor" que con con el título genérico de MADRID PRESENTA, promueve y lidera, desde hace ya varios años, el amigo Antonio Peña y su equipo de colaboradores.


La circunstancia de que, por unas razones u otras, hace varios meses que no escuchaba cantar a Diego en directo, ha sido para mí –en esta ocasión– profundamente positiva y gratificante, sobre todo porque me ha proporcionado la perspectiva necesaria para descubrir y para sentir la evolución, la madurez, y el buen cantar, que Diego ha alcanzado desde el anterior concierto en que nos vimos; concierto que no recuerdo muy bien cuando fue, pero que en realidad no ha sido hace mucho tiempo.

Alejandro Martínez y Diego Ojeda.
Diego Ojeda.

Anoche Diego se desprendió de su guitarra y decidió acompañarse al piano por Alejandro Martínez –creo recordar que es la primera vez que los escucho tocar y cantar juntos– y el resultado de esa fusión fue –al menos para mí– ¡sorprendente!. A la salida del concierto, yendo ya para mi casa, me asaltó la visualización gráfica de una palabra que resume con claridad mis sensaciones de anoche: «enCANTAmiento»...; el concierto de Diego Ojeda me «enCANTÓ».

Diego, anoche cantó con todo su cuerpo y apasionadamente; empezó diciendo que iba a hablar poco, y así lo hizo; no le dio cabida mas que a su palabra cantada, a su música –bellísimamente interpretada por Alejandro– y a su sensibilidad... Sobraban las explicaciones y las palabras; fue una noche de canciones en estado puro –como debe ser; o, al menos, como a mi me gusta–. Y en ese clima el cantautor canario bordó su repertorio; le puso alma, latidos y pasión... Nada distrajo la profundidad y la calidad literaria de su "poÉtica"; y nada interfirió en el libre vuelo de sus confidencias y sentimientos... Pocas veces he percibido y he sentido el cantar de Diego de forma tan madura, tan serena y convincente.

En mitad del concierto le acompañaron Marino Sáiz –imposible su ausencia–, y David Moya, interpretando una de sus canciones a dúo con Diego. (Por cierto, le debo un extenso "cuelgue" a David, autor de uno de los discos más bellos que se han editado en estos últimos años, concretamente en 2011: "Cinco manías de hombre solo").


Y dicho todo la anterior, seguidamente voy a ofreceros algunas de las fotografías que tomé anoche el Libertad 8, toda una crónica visual de lo bien bonito que allí aconteció:

Empieza el concierto.
Alejandro Martínez y Diego Ojeda.
Diego Ojeda. ¡Cantó hasta con las manos!
Alejandro Martínez.
David Moya va a entrar en acción...
... y sonríe...
... y se echa a cantar.
David Moya y Diego Ojeda.
Ha llegado Marino Sáiz y se prepara, Diego sonríe.
Alejandro Martínez, Marino Sáiz y Diego Ojeda.
¡Menudo trío!
Marino y Diego tocando el violín y cantando
¡como quién respira!
Alejandro cantando una de las canciones de su
reciente disco titulado "Orgullo"
Y Diego Ojeda hizo la lectura de su hermoso poema "Adolescencia"
publicado en su libro "A pesar de los aviones".