Páginas vistas en total

sábado, 23 de agosto de 2014

"FÉLOCHE", "ROGELIO BOTANZ", "EL SILBO GOMERO" Y UN REGALO REPLETO DE SENSIBILIDAD –Y CON TODA MI ALMA– PARA EL FIN DE SEMANA.

Hoy voy a tener el placer de traer a este "cuelgue", una de esas canciones que me encantan compartir porque surgen de una historia preciosa y repleta de humanidad. Una canción que he descubierto hace muy pocos días, y que pertenece verdaderamente al género de la "canción de autor" –que tanto aprecio y admiro– por su contenido, por la forma en que nació y por lo que aporta a nuestra cultura y a nuestra vida cotidiana.

LOS PROTAGONISTAS

La canción se llama "SILBO" y en su historia intervienen, entre otros, tres protagonistas:

• Primer protagonista: "EL SILBO GOMERO".




EL "silbo gomero" es un sistema de comunicación a distancia que pervive en la Isla de La Gomera (Canarias) desde el tiempo de los primeros gomeros. Este sistema de comunicación fue operativo durante miles de años, pero estuvo a punto de desaparecer hace unas décadas. Parecía que las nuevas tecnologías de la comunicación, el teléfono, las carreteras, convertían al “silbo” en algo inútil. Ante esa circunstancia, se decidió ofrecer a los niños y niñas de La Gomera la oportunidad de aprenderlo desde las escuelas y éste hecho revolucionario supuso su recuperación y recientemente su declaración por la UNESCO, como patrimonio de la Humanidad.

• Segundo protagonista: EL CANTAUTOR VASCO-CANARIO «ROGELIO BOTANZ».


Rogelio Botanz.

Rogelio Botanz –cantautor que formó parte del grupo "TALLER" de la Canción Canaria, junto a Pedro Guerra y Andrés Molina, y que continúa su trayectoria individual en el universo de la "canción de autor"– ha trabajado como Coordinador del Programa Educativo “Contenidos Canarios” de la Consejería de Educación del Gobierno Autónomo de Canarias. Desde esa responsabilidad ha coordinado e impulsado, el proceso de incorporación de la enseñanza del "Silbo Gomero" a las escuelas de la isla de La Gomera. Durante diez cursos, como Profesor Especialista de Música en  el Colegio Público ACENTEJO (Tenerife), está paticipando, como "maestro silbador", en  la primera experiencia de enseñanza sistemática de silbo fuera de la isla de La Gomera, En la actualidad es miembro de la Comisión Técnica responsable de la "Escuela Insular de Silbo" de La Gomera. 

• Tercer protagonista: EL CANTAUTOR FRANCÉS «FÉLOCHE».

Féloche.

"Féloche" es un músico y cantautor francés que tras la grabación de su primer disco titulado "La Vie Cajun" (2010), publicó, el año pasado, un segundo álbum al que tituló "Silbo", que, como seguidamente voy a contaros, está hermosamente dedicado al "SILBO GOMERO". Esta es la preciosa y simbólica cubierta del mencionado álbum:


«FÉLOCHE» 
Y LOS ORÍGENES DE LA CANCIÓN "SILBO"

Los orígenes, o la historia, del álbum y de la canción "Silbo" de FÉLOCHE, quedan perfectamente explicados en el siguiente texto redactado por el propio compositor francés:

«Bonifacio Santos Herrera fue un padre para mi cuando era un muchachito de 7 a 14 años ...  Nació en Las Rosas, en La Gomera. Cuando llegó a Francia, se enamoró de mi mama. Viviamos en Clichy (suburbio de Paris). Es él que me enseño el silbo, la lucha canaria y muchas otras cosas sobre la cultura isleña.

Bonifacio me hablaba siempre de La Gomera; y La Gomera se convirtió para mí desde pequeño en mi  paraíso.

Un día, durante las vacaciones, viajé solo a visitar a la familia de Bonificio; tenía entonces 11 años y no hablaba ni siquiera español. Aquel viaje es uno de los recuerdos más bonitos de mi vida. No había ni tele, ni "playstation"; entonces jugábamos a correr por el monte, a jalar por la barbita de la cabra o a silbar en el viento.

A partir de ahí, hice la canción "Silbo" para rendir un homenaje a Bonifacio, la persona más bella que encontré en mi vida, y para expresar los mágnificos recuerdos de aquellas vacaciones de verano de mis once años en Las Rosas.

Bonifacio tuvo que huir de La Gomera para Francia porque era militante independentista y la policia lo estaba buscando. Un día la policia francesa quiso devolverlo a la policia española en 1988, y se fue para los Estados Unidos... Lo visité una vez ... Murió en Nueva York hace 2 años».

Féloche.

"SILBO", FÉLOCHE, ROGELIO BOTAN 
Y DOS MARAVILLOS DOCUMENTOS SONOROS

Recientemente, en mayo de 2013, Féloche volvió a La Gomera –tenía la intención de grabar un vídeo con la canción "Silbo"–. Solicitó que le pusieran en contacto con alguien que pudiera hacer una adaptación de la letra al castellano y en ese contexto conoció a Rogelio Botanz.

«El encuentro personal con Féloche –recuerda Rogelio– fue muy hermoso. Hay que tener en cuenta lo que aquel viaje significaba para él. Volver a La Gomera después de tantos años, el reencuentro con la familia de quien lo crió como hijo y el encuentro incluso con un hijo de Bonifacio  de su misma edad. Féloche se mostró muy atento, muy curioso e interesado en nuestra experiencia de enseñanza del silbo, y en general, en todo lo relacionado a la cultura canaria como "el salto del pastor"». (Más adelante en los vídios que voy a ofreceros, si no lo conocéis, podréis comprobar como es ese "salto").

Narrado todo lo anterior –a mí me parece una historia maravillosa–, no me voy a alargar más y vamos directamente a escuchar la canción de Féloche, y a ver el vídeo clip y el documental en el que se recoge su viaje a La Gomera. (Tenemos por delante un largo fin de semana para disfrutarlo). ¡Es vuestro!


Versión cantable adaptada al castellano  por ROGELIO BOTANZ:
«Existe un lugar
dónde el hombre habla como los pájaros.
Allí en La Gomera, aún se escucha
el eco del silbo
Entre dos montañas, cruza la bruma,
el silbo del guanche que te invita  a cenar.
De menú, un buen escaldón con mojo picón.
y de nuevo un silbo para decir « Adiós ».

Si lo ves allá en el risco caminar, ágil el pie
sólo el silbo y el “hastia” te dirán a donde fue.
La lucha canaria te enseña a resistir,
el silbo te guarda de la  Guardia Civil.

Es la isla el paraíso
aún el hombre entona allí
el más bello canto que un ave cantó 
es el Silbo Gomero.
Es el Silbo Gomero.

La Guagua escalando las terrazas al pasar
y el silbo abre en la bruma
los caminos del volcán.
Hoy vuelvo a ser aquel niño
que al viento silbaré
Las dos palabras que guardé y hoy te invocan 
GOMERO....
¡BONIFACIO!

Es la isla el paraíso
aún el hombre entona allí
el más bello canto que un ave cantó 
es el Silbo Gomero.
Es el Silbo Gomero.»

Y PARA CONCLUIR ESTE PRECIOSO DOCUMENTAL: