Páginas vistas en total

domingo, 27 de marzo de 2011

¡MALDITAS GUERRAS! - VI

Ayer por la tarde, rescaté y volví a ponerme sobre el pecho el mismo pequeño cartel –o pegatina– que llevé puesto, hace aproximadamente ocho años, en la manifestación masiva contra la guerra de Iraq...; han pasado ocho años y seguimos en los mismo:



En eta ocasión, la manifestación –lamentablemente no tan numerosa, celebrada en Madrid– ha sido contra la guerra en Libia.


Me niego a entrar en las engañosas discusiones de los políticos, tanto de la izquierda, como de la derecha...; yo cuando digo "NO A LA GUERRA" estoy diciendo "NO" a la muerte, a la violencia, a la destrucción, a las armas...; y cuando me manifiesto contra la "guerra" no hago otra cosa más que repetirme una, y mil veces, unas bellas palabras de Gloria Fuertes:

Gritad, que con los gritos
se deshagan pistolas y sables.
Gritad, gritad:
–¡Necesitamos vivir en paz!».

Ya de anochecida me quito el pequeño cartel de mi pecho, vuelvo a colocarlo en el mismo lugar en que lleva ocho años –junto a una paloma– y pienso: «¿Cuando podré destruirlo porque ya sea innecesario»... Y me respondo a mí mismo: «Necesito que sea cuanto antes. No me gustaría irme de este mundo sin haberlo destruido».

CARÁTULAS CON HISTORIA. "Labeguerie'ren Lau Kanta"


Hoy traigo a este apartado del blog dos de los discos que más aprecio de mi colección, entre otras razones porque fueron un regalo-sorpresa que me hizo Gabriel Celaya pocos meses antes de fallecer.

Son los dos primeros discos –singles– que se editaron en euskera sobre la "nueva canción vasca"; fueron grabados en Bayona (Francia) por MICHEL LABEGUERIE y editados por la empresa discográfica Goiztiri, en 1961.


Canciones:
• "Gazteri berria" ("La nueva juventud")
• "Ezkilaren kantua"
• "Astoa balaan" (Folclore. Historia de un burro que se introdujo en una iglesia.)
• "Gatua pitxitxi" (Folclore. Historia de un gato que era gordito y tan hermoso que parecía un canónigo.)


Canciones:
• "Aurtxo-aurtxoa" ("Niño-niña")
• "Primaderako liliak" ("Las rosas de la primavera")
• "Gudari eskualdunaren kantua" ("El canto del soldado vasco")
• "Bakearen urtxoa" ("¡Oh dulce paloma mensajera de la paz!")

Michel Labeguerie nació en Ustatitz –ciudad de la provincia vasco-francesa de Laburdi–, en 1921, y murió en Toulouse el 24 de julio de 1980.

Fue médico de profesión y desarrolló una intensa actividad política, siempre comprometida con los derechos humanos y con la defensa y la reivindicación de la identidad del pueblo vasco –y, en particular, con la defensa del euskera–, actividades que supo compaginar con su pasión por la música.

En su época de estudiante en Burdeos creó un grupo de canto y danza llamado Irrintzi, y empezó a componer sus propias canciones en euskera; canciones que grabó en los dos históricos singles anteriormente presentados, discos, editados en Bayona (Francia), que rápidamente se extendieron a ambos lados del Bidasoa y despertaron un gran interés entre la juventud vasca.

Michel Labeguerie.

Portada del catálogo de la exposición celebrada
en el Centro Okendo, de San Sebastián. Sepiembre de 2006.
Refiriéndose a esos dos discos, Mikel Laboa, con motivo de la exposición que monté en San Sebastián, en septiembre de 2006, para celebrar los primeros "Cincuenta Años de Canción de Autor en España", me comentaba que fueron unos discos esenciales para él, y en general, para la gran mayoría de los cantautores vascos de los años sesenta y setenta; «Labeguerie –me decía– me influyó muchísimo; me proporcionó una visión nueva de la canción; podría decirse que él fue el punto de partida y de referencia de la nueva canción vasca».

Entre las canciones de Michel Labeguerie hay una que me gustaría destacar porque fue bellísimamente interpretada, en 1999, por Olart Zugasti –arpista y vocalista del grupo que acompaña a Benito Lertxundi–; me refiero a la canción "Aurtxo-aurtxoa". Se trata de una hermosa nana en la que se expresa el lamento de una madre, que acuna a su hijo, evocando la ausencia del padre, que se encuentra en prisión como consecuencia de un conflicto político.
«Aurtxo-aurtxoa, izu egin lo,
emen nauzu zu zaintzeko.
Izu egin lo, aita urrun da,Euskadiren serbitzuko
zure ondoan ama daukazu, ez zaitu iñoiz utziko.
Aurtxo. aurtxoa, izu egin lo,
emen nauzu zu zaintzeko.
Izu egin lo, aita preso da zu biar libro izateko.
Egun batian etorriko da gu biokin bizitzeko.
Aurtxo-aurtxoa, izu egin lo,
emen nauzu zu zaintzeko.
Izu egin lo, ilunagatik zeruan izar bat dago.
Mila ta mila izango dire aita libratu ta gero.
Aurtxo-aurtxoa, izu egin lo,
emen nauzu zu zaintzeko˝. 

Olatz Zugasti. "Bulum bulunka" (1999).
Disco en el que Olatz interpreta catorce preciosísimas nanas.
«Niño, duerme,
que a tu lado estoy para cuidarte.
Duerme, duerme, que tu padre está lejos sirviendo a Euskadi.
Tu madre, que a tu lado vela por ti, nunca te abandonará.
Niño, duerme,
que a tu lado estoy para cuidarte.
Duerme duerme que tu padre está encarcelado para que tu puedas ser libre el día de mañana.
Llegará un día en que volverá para estar con nosotros dos.
Niño, duerme,
que a tu lado estoy para cuidarte.
Duerme, duerme en la oscuridad de la noche, que en el cielo todavía hay una estrella
y miles y miles habrá el día en que tu padre sea puesto en libertad».


Por último, creo que es importante decir que las canciones de Labeguerie fueron grabadas en 1999 y 2000 por el cuarteto Aritzak, integrado por Iker Robles y sus tres hijos: Naia, Gorka y Koldo.