Páginas vistas en total

sábado, 10 de diciembre de 2011

CANTIJUEGO "AMIGO MÍO, DEL ALMA"

A un amigo del alma –«reparador de sueños»– 
encontrado en el camino
cuando creí haber perdido el horizonte.

Hoy nuestro "cantijuego" vamos a dedicárselo a la "amistad"; experiencia, sentimiento y latido que considero imprescindible para poder vivir. 

A mí, desde hace ya muchos años me provocan una intensa emoción las palabras que Miguel Hernández le dedicó a su amigos Ramón Sije, en 1936, cuando sintió que lo había perdido como consecuencia de su muerte.

«Quiero escarbar la tierra con los dientes, 
quiero apartar la tierra parte 
a parte a dentelladas secas y calientes. 
Quiero minar la tierra hasta encontrarte 
y besarte la noble calavera 
y desamordazarte y regresarte [...]
A las aladas almas de las rosas... 
de almendro de nata te requiero,: 
que tenemos que hablar de muchas cosas, 
compañero del alma, compañero». 
("Elegía a Ramón Sijé")

Pues bien, hoy vamos a celebrar esa gozosa e imprescindible experiencia de la amistad, "cantijugando" con 11 fragmentos poétidos tomados de 11 canciones. 

• ¿Qué título tiene cada una de esas canciones? ¿Quién es el autor de cada una de ellas?

Keith Haring
1



«Al alba venid buen AMIGO, 
venid AMIGO al alba… 
AMIGO mío del alma, 
venid a la luz del día 
y no traigáis compañía 
AMIGO del alma mía...
AMIGO al que máa quería,
AMIGO al que más amaba,
venid a la luz del alba».

Keith Haring.
2
«Déjame que te cante, AMIGO mío
no te vayas muy lejos, si no es preciso.
Que te llevo en la sangre, y es más que un río. [...]
No es oscura tu sombra, AMIGO mío
ni tan triste la lluvia, si hay un cobijo
Ven. conozco una loma, no es un mal sitio
para pegarle a la luna, dos o tres gritos. [...]
Solo quiero que sepas AMIGO mío,
que quererte es temblar como los niños.
El calor de la meta, lo da el camino,
no te conviertas jamás en amigo frío. [...]
Déjame que te cante, AMIGO mío
no te vayas muy lejos, que no te olvido».

"Amistad" de Mónica Garcés.
3
«Tú sabes mi secreto soy un sueño sin dueño con un triste destino
solo y desconocido en la calle prohibida rumbo al sinsetido
atrapado en las sombras soy libre tengo miedo son las reglas del juego
al borde de la locura la historia se repite entre risas y llantos.
Herido por el deseo, naufrago el la tormenta bajo la injusta lluvia
soy solo un vagabundo miro el río pasar huyendo de la angustia
el día es demasiado largo, la noche es demasiado extraña
bajo un signo fatal cansado de esperar juguete del azar.
¡Necesito un AMIGO!»



4
«Decir AMIGO
es decir juegos,
escuela, calle y niñez.
Gorriones presos
de un mismo viento
tras un olor de mujer.
Decir AMIGO
es decir vino,
guitarra, trago y canción
furcias y broncas.
Y en Los Tres Pinos
una novia pa' los dos.
Decir AMIGO
me trae del barrio
luz de domingo
y deja en los labios
gusto a mistela
y a natillas con canela».

"Amistad" de Pablo Picasso"
5
«Con un canto en los dientes 
vaya suerte que tengo de tenerte a mi lado. 
Y por eso te escribo canciones que luego te mando, 
en vez de postales 
que yo qué sé cuando caerán en tus manos. 
Y cómo dirán mis palabras tus labios. 
Con un canto en los dientes. 
nada más conocerte empecé a conocerme. 
aprendí que la vida es vivir sin pensar demasiado. 
reirse de todo, vivir el presente, aprender del pasado.
Y no arrepentirse de haberlo bailado. 
Con un canto en los dientes 
la vida se ve diferente 
y se espantan mis males de aquí 
de una vez para siempre. 
Con un canto en los dientes 
me doy desde que te conozco.
Qué tener un AMIGO 
es tener además un tesoro». 

"El ramo de la amistad" de Picasso.
6
«AMIGOS tengo por ciento
para toda mi delicia;
yo lo digo sin malicia,
con verdadero contento.
Yo soy AMIGA del viento
que rige por las alturas,
AMIGA de las honduras
con vueltas y torbellinos,
amiga del aire fino
con toda su travesura.
Yo soy AMIGA del fuego
del astro más relumbrante,
porque en el cielo arrogante
camina como su dueño.
AMIGA soy del ruiseñór,
relámpago de la luna,
con to’a su donosura
alumbra la mar furiosa,
y AMIGA de las frondosas
oscuridades nocturnas».


7
«Tengo un AMIGO de toda la vida,
fuimos compadres en flor,
yo me encontré una guitarra dormida
y a él lo hicieron pastor [...]
Y en la noche de los tiempos
nos hicimos compañía,
yo le abrí mi fantasía,
él me dio sabiduría y aposento,
y era fácil caminar sobre los vientos».

Keith Haring.
8
«Por otros sé de ti, y muy contadas veces [...]
¿Dónde estás? ¿Dónde estás? ¿Por qué no me llamas?
Me gustaría verte y hablar contigo.
Te envío mensajes en ondas invisibles
por caminos sonoros que sólo tu conoces.
También estas palabras viajan inseguras
en botella de náufrago, a merced de corrientes [...]
Si quisieras, AMIGO, aún me encontrarías».

"La amistad" de Robert Vandereycken.
9
«Hoy quiero estar contigo AMIGO
porque disfruto de tu presencia
ante mí porque lo mismo te ha
de ocurrir a ti porque es hermoso
que nos pase a los dos.
Hoy quiero estar contigo AMIGO
emocionados al abrirse una flor
discutiendo por qué el globo
estalló emborrachándonos de
risa y dolor.
Hoy quise estar contigo AMIGO
y la dura realidad destruyó
el dulce sueño que forjamos tú y yo
tal vez mañana haya otra suerte.
Ojalá».

Keith Haring.
10
«Llevamos muchas tardes discutiendo 
que si esto pertenece, que si no 
y a cualquier precio 
quieren enfrentarnos, 
a ver si así perdemos la razón. 
Llevamos muchas noches sin hablarnos 
pero nos queda un sueño por cumplir 
así que unamos fuerte nuestras manos, 
si yo confío en ti, confía en mi 
Estoy cantando alto 
porque busco una respuesta 
estoy diciendo basta 
porque quiero solución 
que tengo un par de AMIGOS 
cada uno está en un bando 
y ya se han distanciado 
y en el medio muero yo.
Si yo confío en ti, mi AMIGO, tú confía en mi».


11
«Un AMIGO se fue. Nos dijo
que estábamos envueltos
en el pañuelo gris de la costumbre,
enjaulados un poco con la prisa
empolvados en esa gran cultura que no sirve
para el hombre que habita en su deseo.
Un AMIGO se fue. Buscaba creo
el sol en un vaso de vino
empaparse de lluvia y descalzarse luego
hasta vivir, hasta sentir de lleno
el contacto del barro de la tierra».

Y como siempre, puedes "cantijugar" o seguir la marcha del "cantijuego" en el apartado de "comentarios.

JUAN TROVA EN LIBERTAD 8. "LA NOCHE ENTRE PARÉNTESIS"

Nicolás Medina, Juan Trova y Aberto Ruiz.

La noche del pasado 6 de diciembre, el cantautor granadino Juan Trova presentó en la sala Libertad 8, de Madrid, su nuevo disco-libro «Alguien al otro lado" creado en colaboración con el poeta argentino, residente en Granada, Andrés Neuman.

Una «noche entre paréntesis» –título de una de las canciones-poemas de Trova-Neuman– en la que la palabra se echó a volar preñada de buena música; o mejor,  una «noche entre paréntesis» en la que la palabra y la música, en absoluta complicidad, nos ofrecieron un claro y actualizado espectáculo de la más pura canción trovadoresca.

Cuatro fueron los protagonistas de la noche. En primer lugar, aunque no pudo estar presente en el conciero: Andrés Neuman, ¡admiro mucho su poesía!... Poesía seductora que me sumerge en universos que inesperadamente me atrapan, rescatando insospechados rincones de mi intimidad –algunos ya adormecidos– a los que me resulta muy placentero regresar porque me devuelven instantes de vida que no quisiera olvidar... «"Yo prefiero mil veces", me susurras, "una puerta entornada que un castillo"».

Andrés Neuman.



«ROTACIÓN de los cuerpos...
¿Hacia dónde caminan?
Quizá avanzan juntos
en sueños paralelos
y sus lunas coinciden
y por azar se esquivan
y prosiguen girando
hasta que un cuerpo roza
el contorno del otro.
Y no hay choque ni eclipse
sino luz y regreso
a la tierra sin orden
donde ocurre el milagro».

El segundo protagonista de la noche en Libertad 8 fue Juan Trova. Juan nos ofreció un concierto sobrio, en el que fue desgranando las canciones que ha ido componiendo sobre los textos de Neuman..., ¡musicalizaciones nada fáciles, pero magníficas!... 

Juan es un trovador que ama lo poesía, que es capaz de desentrañarla y que, con un respeto absoluto a la palabra, nos la devuelve desnuda y, a la vez, hermosamente embellecida gracias a la magia del gesto creador que supone  «que la palabra se haga música».


Juan Trova.
Y junto con Juan, dos grandes músicos, dos grandes guitarristas que mantienen con él una larga e intensa complicidad, y que han asumido la dirección musical y los arreglos de la obra "Alguien al otro lado": Alberto Ruiz y Nicolás Medina. 


Alberto Ruiz.
He de confesar que hacia Nicolás siento una especial querencia; lo conocí allá por el año 1983 cuando compartí con Carlos Cano la publicación de su biografía y la edición del disco "Si estuvieran abiertas todas las puertas"; aquella fue una experiencia inolvidable a la que siempre estará unido mi cariño y mi admiración hacia Nico; él fue el arreglista de aquel de disco de Carlos que, por una parte, fue uno de sus mejores obras y, por otra, abrió de par en para las puertas de nuestra amistad. ¡Grande Nico, como músico y, en particular, como ser humano!


Nicolás Medina.
Por último, para finalizar esta crónica, hacer una breve referencia a los compañeros y amigos que asistieron al concierto: Fran Fernández, que cantó un tema con Juan, Bruno Bonacorso, Muerdo, Alberto Pérez –con el que hace mucho tiempo que no me encontraba–, Alicia Ramos, Karina Nobeschi y Javier Lucini.

Fran Fernández.
Juan Trova y Fran Fernández
Karina Nobeschi, Fran Fernández y Bruno Bonacorso.
Muerdo, Javier Lucini y Alberto Pérez.