Páginas vistas en total

viernes, 25 de febrero de 2011

CENTENARIO DE GABRIEL CELAYA. Previos apasionados a un centenario - V


GABRIEL CELAYA, en 1954, escribió su libro titulado "CANTOS IBEROS"; libro que llegó a convertirse en la verdadera biblia de la "poesía social"; y del que el propio Celaya decía: «"Cantos Iberos nació del furor y la esperanza; nació también en los años en que yo repetía: "La poesía es un arma cargada de futuro" y "La poesía es un instrumento, entre otros, para transfomar el mundo"».

"Cantos Íberos" de Gabriel Celaya. (Edición de 1975).
En este libro, Celaya publicó dos hermosísimos poemas que fueron parcialmente musicalizados y cantados por Paco Ibáñez, y que llegaron a convertirse en verdaderos himnos en la lucha antifranquista, y en la defensa de la democracia, de la libertad y, en general, de todos los derechos humanos. Esos poemas fueron los titulados "España en marcha" y "La poesía es un arma cargada de futuro".

«Cuando ya nada se espera personalmente exaltante,
mas se palpita, y se sigue más acá de la concincia,
fieramente existiendo, ciegamente afirmando,
como un pulso que golpea las tinieblas,

cuando se miran de frente
los vertiginosos ojos claros de la muerte,
se dicen las verdades:
las bárbaras, terribles amorosas crueldades.

Se dicen los poemas
que ensanchan los pulmones de cuantos, asfixiados,
piden ser, piden ritmo,
piden ley para aquello que sienten excesivo.

Con la velocidad del instinto,
con el rayo del prodigio,
como mágica evidencia, lo real se nos convierte
en los idéntico a sí mismo.

Poesía para el pobre, poesía necesaria
como el pan de cada día,
como el aire que exigimos trece veces por minuto,
para ser y en tanto somos dar un sí que glorifica.

Porque vivimos a golpes, porque apenas si nos dejan
decir que somos quien somos,
nuestro cantares no pueden ser sin pecado un adorno.
Estamos tocando fondo.

Paco Ibáñez. (Fotografía de Juan Miguel Morales).
Maldigo la poesía concebida como un lujo
cultural por los neutrales
que, lavándose las manos, se desentienden y evaden.
Maldigo la poesía de quien no toma partido hasta mancharse.

Hago mías las faltas. Siento en mi a cuantos sufren
y canto respirando.
Canto, y canto, y cantando más allá de mis penas
personales, me ensancho.

Quisiera daros vida, provocar nuevos actos,
y calculo por eso con técnica, qué puedo.
Me siento un ingeniero del verso y un obrero
que trabajo con otros a España en sus aceros.

Tal es mi poesía: poesía herramienta
a la vez que latido de lo unánime y ciego.
Tal es, arma cargada de futuro expansivo
con que te apunto al pecho.

No es una poesía gota a gota pensada.
No es un bello producto. No es un fruto perfecto.
Es algo como el aire que todos respiramos
y es el canto que espacia cuanto dentro llevamos.

Son palabras que todos repetimos sintiendo
como nuestras, y vuelan. Son más que lo mentado.
Son lo más necesario: lo que no tiene nombre.
Son gritos en el cielo, y en la tierra, son actos».


Parte de este poema de Celaya fue convertido en canción por Paco Ibañez en 1967, incorporándolo a su disco titulado "España de hoy de siempre. Los unos por los otros", editado ese mismo año.

Posteriormente, de la canción "La poesía es un arma cargada de futuro", de Paco, se han realizado diversas versiones, entre ellas las siguientes: Soledad Bravo la interpretó en un recital ofrecido en el Ateno de Caracas, el 24 de junio de 1972 –recital grabado y editado en 1974, con el titulo de "Soledad Bravo En Vivo"–; en 1984, el grupo uruguayo "Los Zucará" la canto en su disco "Sueltapájaros"; y, más recientemente, ha sido grabada por Serge Utgé Royo, en su disco "Ibéricas" (2009); y por Ana María García y Hugo Cuevas, en "Poesía necesaria" (2010)



CANTIJUEGO... ¡QUÉ DEMASIAO!

Ayer, como todos los jueves, me puse a pensar y a preparar un nuevo "cantijuego", consciente de que esta sección del blog se ha convertido, de alguna forma, en una especie de "rinconcillo lúdico" que nos une y que nos permite pasar juntos un buen rato durante el fin de semana.

Pensé en crear una especie de "crucigrama silábico" y empecé a diseñarlo... Cuando lo tuve terminado, me propuse resolverlo sin mirar las notas que había ido tomando para construirlo –es decir, sin mirar mi propia "chuleta"– y... ¿sabéis lo que me pasó?... pues que me resultó muy difícil..., sobre todo teniendo que jugar con el tablero en la pantalla y no en un papel, como suelen resolverse los crucigramas...

Entonces, lo primero que pensé fue en deshacerlo y pensar en otro "cantijuego"...; pero al final decidí dejarlo tal cual "pa" ver que pasa...; estoy convencido de que, pese a su dificultad, siempre habrá algún amigo o amiga del blog que al final termine resolviéndolo.

Las claves de este "cantijuego... ¡qué demasiao!" son las siguientes:

• Relacionando y uniendo las sílabas que aparecen en las casillas del siguiente tablero se puede formar el título de 14 discos que corresponden a los 14 autores que aparecen fotografiados. ¿Cuáles son esos discos? ¿cuáles son sus auotores?


En el apartado de los "comentarios" podemos jugar juntos... ¡Ahí os espero!