Páginas vistas en total

jueves, 19 de julio de 2012

RAFA BOCERO y TXOMIN ARTOLA. «SER»... LA HISTORIA DE UN ENCUENTRO DEL QUE MERECE LA PENA DISFRUTAR

Presentar hoy y aquí la última canción y el último single de RAFA BOCERO me produce una gran alegría; alegría en la que se funden motivaciones afectivas, y satisfacciones estéticas, culturales, y hasta éticas.

Empezaré hablando –si mi lo permitís– de las motivaciones afectivas, es decir, de las causas por las que hoy me siento feliz y afortunado. Una tarde, de hace unos meses, el "cantautor" cordobés Rafa Bocero –sobre el que ya escribí un "cuelgue", en este mis blog, el 12 de febrero de 2011– estuvo en mi casa para hablar de su maravilloso proyecto educativo "Jugar a trovar" y de paso me permitió escuchar algunas de sus nuevas canciones todavía en un proceso muy incipiente de creación. Cuando nos dispusimos a escuchar una de ellas, me dijo: «A ver si reconoces quien canta conmigo»... Escuché la canción y confieso que, en un primer momento, me dio igual quien pudiera cantarla, porque lo que me "cogió", lo que me pareció hermosísimo, fue la canción en si misma;  canción a la que Rafa le había puesto el título de «SER».

Rafa Bocero.

Realizada y disfrutada la primera escucha de la canción "SER", ¡sí!, me sentí interesado –y hasta un poco intrigado– por reconocer quien podría ser la voz que le acompañaba. Evidentemente era un cantor vasco –cantaba preciosamente en euskera–; y era una voz que me resultaba muy familiar, una de esas voces que llevas en la memoria sonora y sentimental y que difícilmente se te olvida... Me costó identificarla...; al final –con la ayuda de Rafa que me dio algunas pistas– lo tuve claro: aquella era la voz de TXOMIN ARTOLA.

Para mí, y para la cultura vasca, Txomin Artola es uno de esos músicos que podríamos considerar como imprescindibles. Nacido en Hondarribia, en 1948; a partir de 1970 –tras entrar en contacto con los componentes del colectivo "Ez Dok Amairu"– empezó a componer y a interpretar sus propias canciones fusionando con verdadera maestría los ritmos y los instrumentos tradicionales vascos, con nuevos instrumentos, nuevos sonidos y nuevos textos.

Txomin grabó su primer disco en 1975 titulado "Olaxta" –a través del que tuve la suerte de conocerle–; disco dedicado a la vida de los pescadores, y, en general, al mar que es una de sus grandes pasiones. Posteriormente participó en la fundación del mítico grupo Haizea –con el que grabó su segundo LP–. Y en 1978, tras abandonar el grupo, Txomin emprendió un aventura arriesgada, pero, a la vez apasionante: traducir al euskera poemas  Walt Whitman, ponerles música e interpretarlos; tarea que realizó con absoluta  brillantez y que quedó plasmada en su tercer disco titulado "Belar hostoak" (1978).

A partir de 1979 –y me veo obligado a sintetizar– Txomin Artola siguió grabando con regularidad, y, entre 1990 y 1993 se unió a mi admiradísima Amaia Zubiria con la que grabó tres discos bajo el título genérico de "Folk-lore-sorta". Posteriormente formó un nuevo grupo llamado Alboka, y en 1997, año en que dejó el grupo, decidió crear una sala de conciertos en Hondarribia, llamada "Banako", en la que con la colaboración de su hijo Urbil realizan todo tipo de actividades culturales; ellos mismos Urbil & Txomin Artola formaron un duó del que nació un precioso disco llamado "Hondarribian". (He de confesar que Hondarribia –mi Fuenterrabía evocada en el alma– es uno de esos lugares que amaré siempre y al que siempre regresaré, porque allí amé la vida, ¡de verdad!, durante muchos veranos).

Txomin Artola.

Justo allí, en la bellísima Hondarribia, y, para ser más concretos, en la Sala Banako, fue donde se encontraron Txomin Artola y Rafa Bocero, y donde surgió el germen de "SER", canción interpretada a dúo, en la que Rafa es el autor de la música, y el texto es compartido por Rafa, Txomin, y el escritor y periodista Jesús Mari Mendizábal. Destacar igualmente el acompañamiento, ¡como no!, de Urbil Artola y Dani Venegas, que ha sido coproductor del nuevo single.

Decía al inicio de este "cuelgue" que me produce también una especial alegría presentar esta nueva canción de Rafa Bocero por las satisfacciones estéticas y, sobre todo, culturales –y añadiría "éticas"– que "SER" me proporciona. ¡Fíjense!... Nos encontramos con una canción en la que se funden dos pueblos: Andalucía y el País Vasco; dos lenguas y dos culturas; y, a la vez, dos generaciones... y todo ello gracias y alrededor de la música y en torno a la belleza... Situándonos en Córdoba –de donde procede Rafa– merece la pena recordar aquello que un día escribió Antonio Gala: «En un día impar, quizá la música nos haga comprender que somos todos hermanos incompletos; que todos somos un eco de la inaudible voz del cosmos; un compás cada uno de la infinita melodía; un ritmo, o una estrofa, o un silencio –sin silencio no hay música– de la eterna armonía universal»... ¡Ojalá!

Y dicho todo lo anterior, ¡vamos con la canción y con el nuevo single de Rafa Bocero y Txomin Artola!. Esta es la cubierta de su nuevo disco y, seguidamente, ese es el texto de su nueva canción. (Decir que la traducción de los fragmentos cantados en euskera ha sido realizada por Joxerra Garzia).

Cubierta ilustrada por NIEVES CÓRCOLES, creadora de extraordinaria
sensibilidad, y profunda y largamente vinculada a la música
y, más concretamente, a la historia de nuestra "canción de autor".
Ser el acero en la oración,
la madera en las palabras verdaderas,
el cristal de tu imaginación,
el alambre que te lleva a la certeza.

Zer litzateke, biok
begirada bakarreko izanik,
elkarri begiok
josiko bagenizkio jadanik?
(¿Y si un día nosotros dos,
que ya somos un solo mirar,
consiguiéramos soldar
en un crisol nuestros ojos?)

Ser el espacio entre tus piernas,
la salud que te consuela
como vuelo de cigüeña
El motor bello del tiempo
cuando ruge en tu melena
La persona que soy yo
quiere ser pá que tu seas

Zer litzateke, bada,
biok bagina elkarren ispilu;
eta begirada,
amodiozko suaren istilu?
(¿Y si fuéramos tú y yo
espejo uno del otro,
y la mirada el fragor
de nuestro amor encendido?)

Zer, biok elkarren gerizan,
hegal biak zabalik zorionaren peskizan,
haizeak eta argiak izaten diren gisan,
bat bitan banaturik
biok bat gaitezen izan?
(Y si, dándonos mutuo cobijo,
hacia la dicha plena las alas batimos,
como hace la luz o el viento mismo,
aunque partidos en dos
uno solo yo seremos tú y yo.)

Ser el espacio entre tus piernas,
la salud que te consuela,
como vuelo de cigüeña.
El motor bello del tiempo
cuando ruge en tu melena
La persona que soy yo
quiere ser pá que tu seas

Ser el porqué de la locura,
el pincel con que desatas,
la razón de tu aventura,
la raíz de la canción
con que le canto a tu hermosura
La persona que soy yo
no se parece a ninguna

Para concluir, simplemente, ofrecer dos enlaces de interés relacionados con esta nueva canción:

"SER" de Rafa Bocero y Txomin Artola podemos escucharla en:
http://www.youtube.com/watch?v=agbhOaguNXg&feature=youtu.be

• Si la canción quiere ser adquirida dirigirse a:
http://itunes.apple.com/us/album/ser-single/id544871829