Páginas vistas en total

domingo, 15 de febrero de 2015

«EL HOMBRECITO VESTIDO DE GRIS» Y LA "IMAGINACION", UN VALOR NECESARIO E IMPRESCINDIBLE.

Este "cuelgue" está dedicado a los dos hijos 
de mi amiga Marta; Marta Libre, como me gusta llamarla.

Hay libros que consiguen atraparte y que llegan a convertirse en verdaderos talismanes para toda la vida; uno de esos libros, que para mi han sido esencial, es el que escribió y publicó FERNANDO ALONSO con el título "EL HOMBRECITO VESTIDO DE GRIS". Lo leí allá en los años setenta, me impactó mucho como persona y como maestro –entonces yo ejercía la Enseñanza Primaria– y después su memoria me ha acompañado toda la vida. –ya veréis que hasta en la época en que estuve haciendo radio–. Por otra parte tuve la gran suerte de conocer a Fernando, su autor, con el que estreché una bonita amistad. Por cierto hace tiempo que no nos reencontramos.

Como sabéis hace unos días cumplí 69 años, y ayer recibí un maravilloso regalo de cumpleaños de Javier y de Marta –dos personas a las que quiero mucho y que ocupan un lugar muy especial en mi vida–; ese regalo fue el siguiente:



Se trata de una nueva y hermosa edición de un libro de Fernando Alonso en el que se recogen precisamente "El hombrecito vestido de gris y otros cuentos" (Editorial Kalandraka), ilutrado por Ulises Wensell. ¡Una auténtica maravilla! y, como suele decirse, "un pelotazo" que ha puesto "patas arriba" toda mi sensibilidad, mis emociones, mis sentimientos y mis recuerdos.

Hoy quiero centrar esta cuelgue en torno a ese libro y, en particular, al cuento "El hombrecito vestido de gris", sin olvidarme de otros cuentos que incorpora esta nueva edición, y que también fueron claves para mi personalmente y para mi trabajo como maestro, y como guionista y presentador de un programa de radio:  "La pajarita de papel", "El barco en la botella", "El guardián de la torre", "El barco de plomo", "Los árboles de piedra", El viejo reloj" y "El espantapájaros y el bailarín".


FERNANDO ALONSO firmando uno de sus libros.

Aquel cuento de Fernando Alonso empieza así:

«Había una vez un hombre que siempre iba vestido de gris. Tenía un traje gris, tenía un sombrero gris, tenía una corbata gris y un bigotito gris.

El hombrecito vestido de gris hacía cada día las mismas cosas. Se levantaba al son del despertador. Al son de la radio hacía un poco de gimnasia. Tomaba una ducha, que siempre estaba bastante fría; tomaba el desayuno, que siempre estaba bastante caliente; tomaba el autobús, que siempre estaba bastante lleno; y leía el periódico, que siempre decía las mismas cosas.

Y todos los días, a la misma hora, se sentaba en su mesa de la oficina. A la misma hora. Ni un minuto más. Ni un minuto menos. Todos los días, igual. El despertador tenía cada mañana el mismo zumbido. Y esto le anunciaba que el día que amanecía era exactamente igual que el anterior.

Por eso, nuestro hombrecito del traje gris, tenía también la mirada de color gris. Pero nuestro hombre era gris sólo por fuera. Hacia adentro… ¡un verdadero arco iris!»

Un poquito más avanzada la narración, tras casi terminarla tristemente, Fernando nos dice lo siguiente:


Estas palabras, desde el primer día que las vi manuscritas, y las leí, resultaron para mi un reto, o mejor un desafío incontenible: me refiero a la puesta en juego de la IMAGINACIÓN...;  a aquello tan necesario de ¡LA IMAGINACIÓN AL PODER!...; a la imaginación al servicio de la libertad, de la felicidad y de la vida digna...; la imaginación como VALOR IMPRESCINDIBLE PARA LA VIDA.

Y de ahí surgió un recurso didáctico que llamé el "cuento inacabado"; recurso que practiqué continuamente en la escuela con niños y adolescentes, y que años después llevé a la radio dirigido a los adultos que me escuchaban.

Hoy, pasados los años, voy a volver a aquel recurso del "cuento inacabado", y os voy a ofrecer un vídeo con el programa de radio que realicé hace años en Radio Popular dedicado al cuento de "El hombrecito vestido de gris". Este programa tiene ya más de treinta años y se emitía muy de madrugada y en un tono intencionadamente muy intimista.

Tal vez, como es domingo, os de tiempo a escucharlo –dura media hora– y a jugar con él. A jugar a la maravillosa aventura que supone darle vuelo y libertad a nuestra IMAGINACIÓN.


Las canciones incorporadas a este programa de radio son las siguientes:

• La primera, corresponde a ENRIC BARBAT –uno de los componentes del colectivo catalán "Els Setze Jutges", fallecido en diciembre de 2011–. Esta canción se llama "Las siete y media" y pertenece al disco "RH+" (1977), cantado en castellano.

• La segunda canción es "Calle Melancolía" de JOAQUÍN SABINA.

• La tercera corresponde a MARÍA OSTIZ, se titula –creo recordar– "Son tonterías" , y pertenece a su LP "Mujer" publicado en 1987.

• La cuarta canción es "La quinta verde" del grupo canario TABURIENTE; canción que pone fin al programa.