Páginas vistas en total

lunes, 5 de marzo de 2012

CUARENTA AÑOS DE "A CÁNTAROS"... Y SIGUE TENIENDO QUE LLOVER... ¡A CÁNTAROS!

Pablo Guerrero. (Foto: Juan Miguel Morales)

Hay canciones surgidas en momentos claves de nuestra vida personal, y en circunstancias históricas determinadas, que con el paso del tiempo se han convertido en verdaderos "mitos" o en "referencias" de unos sueños y de unas esperanzas que vivimos en el pasado, que se proyectan hermosamente en el presente, y que seguirán latentes, sin duda, en el futuro.

Entre esas canciones están aquellas que surgieron en nuestro país en la década de los años setenta (1970-1980) y que alimentaron nuestra esperanza en los difíciles tiempos de la dictadura franquista y de nuestra transición democrática; canciones incrustadas en nuestra alma y en nuestra sensibilidad que han llegado a formar parte de nuestra propia identidad revolucionaria y utópica, y, sobre todo, de nuestra indomable pasión por la libertad.

Me estoy refiriendo a canciones como "El gallo rojo y el gallo negro", de Chicho Sánchez Ferlosio, "A galopar" de Paco Ibáñez y Alberti, "Al vent" de Raimon, "La estaca" de Lluís Llach, "El canto a la libertad" de José Antonio Labordeta,  o "Al alba" de Luis Eduardo Aute.

Pues bien, entre esas canciones, hay una, especialmente significativa, que cumple este año su cuarenta aniversario, me refiero a la canción "A cántaros" compuesta por Pablo Guerrero en 1972.

Caricatura de Pablo Guerrero creada por Alfredo
para el libro "Crónica cantada de los silencios rotos"
de Fernando González Lucini.

«Tú y yo, muchacha, estamos hechos de nubes
pero, ¿quién nos ata?
Dame la mano y vamos a sentarnos
bajo cualquier estatua
que es tiempo de vivir y de soñar y de creer
que tiene que llover
a cántaros.

Estamos amasados con libertad, muchacha,
pero, ¿quién nos ata?
Ten tu barro dispuesto, elegido tu sitio,
preparada tu marcha.
Hay que doler de la vida, hasta creer,
que tiene que llover
a cántaros.

Ellos seguirán dormidos
en sus cuentas corrientes de seguridad.
Planearán vender la vida y la muerte y la paz.
¿Le pongo diez metros, en cómodos plazos, de felicidad?

Pero tú y yo sabemos que hay señales que anuncian
que la siesta se acaba
y que una lluvia fuerte, sin bioencimas, claro,
limpiará nuestra casa.
Hay que doler de la vida, hasta creer,
que tiene que llover
a cántaros».

Cubierta del LP "A cántaros" gragado en 1972

Bellísima canción que, pese a lo cuarenta años transcurridos desde que Pablo la compuso, tiene plena vigencia; la tiene y la tendrá porque en realidad todas las canciones de Pablo Guerrero se caracterizan por su grandeza poética, por la universalidad de sus mensajes, y por la extremada sensibilidad que siempre es capaz de proyectar en sus poemas.

Ayer mismo hablaba con Pablo, y en un momento de la conversación le pedí que me escribiera brevemente algo referido a su canción "A cántaros"... Esto fue lo que escribió:

«"A cántaros" nació sola. A la vez, la música, la letra, la armonía. Hacía calor y no necesité repetirla para memorizarla. Llamé a mis mejores amigos y a mis mejores amigas de aquella época. Se la canté por teléfono. En el Festival de los Pueblos Ibéricos, celebrado en mayo de 1976, me estremecí, al ver que cincuenta mil personas la cantaban conmigo. Supe que permanecería en el tiempo. "A cántaros" ha sido llevada al jazz, a la salsa, al country... Me siento muy satisfecho de ella... Desde aquí, les doy las gracias a todas las personas que la han cantado y que la siguen cantando... El pueblo no suele equivocarse. Así que, al hacerla suya, la ha convertido en mi mejor canción. Feliz cumpleaños; y vida larga».

Me uno con toda mi alma y con todas mis fuerzas a ese feliz cumpleaños que, por cierto, lo vamos a celebrar oficialmente el día 11 de abril, en el Círculo de Bellas Artes de Madrid, con un concierto de Pablo al que le acompañarán como invitados Ismael Serrano, Olga Román, Clara Ballesteros y las poetas Juana Vázquez y Raquel Ranseros... ¡FIESTA DE CUMPLEAÑOS A QUE OS CONVOCO PORQUE SERÁ, SIN DUDA, UNO DE LOS GRANDES ACONTECIMIENTOS MUSICALES DEL 2012!


¡OS RUEGO QUE ESTE "CUELGUE"
TENGA LA MÁXIMA DIFUSIÓN!