Páginas vistas en total

lunes, 11 de marzo de 2013

DE COMO LAS PALABRAS CON ALMA PUEDEN CONVERTIRSE EN AUTÉNTICOS «SALVAVIDAS" Y DE FERNANDO LOBO «POETA Y PÁJARO»

Fernando Lobo anoche en Libertad 8.

Anoche os comentaba que estuve en el concierto que nos ofreció en la Sala Libertad 8, de Madrid, el cantautor gaditano FERNANDO LOBO; concierto en el que también nos presentó su primer libro de poemas titulado «DIARIO DEL NIÑO QUE QUERÍA SER POETA O PÁJARO», publicado por la Editorial Origami.


Por circunstancias personales –relacionadas con mis azúcares–, tuve que abandonar el concierto antes de que terminara. Me dirigí hacia Chueca para tomar el metro que me deja prácticamente en la puerta de mi casa y ya en el vagón, sentado tranquilamente, me puse a "curiosear" las páginas del poemario que Fernando me había regalo antes de iniciar su concierto.

Lo primero que me impresionó fue que las primeras palabras del poemario son unos versos de Gabriel Celaya recogidos por Manuel María Álvarez Martínez –autor del prólogo–; versos correspondientes al poema "Basta cantar" publicado por Gabriel en su obra "Cantos y mitos" y, por cierto, poema muy poco conocido.

Pasé las primeras páginas del nuevo libro de Fernando Lobo y me encontré con este pequeño dibujo de Esperanza Moreno Hernández –ilustradora del poemario–:


Y seguí pasando páginas, pensando en aplazar una lectura más reposada en los próximo días. De repente en la página 45 leí el título de un poema que dice: «Regalo para Lucini»... ¡Uf! ¡pum, pum!... Fernando Lobo me estaba lanzando, con su "poÉtica", un "salvavidas" para que me liberara de las mareas –a veces tempetuosas– que en este momento me acechar y arremeten, y, a la vez,  me estaba subiendo a su barco liberador –frágil, porque es de papel; pero seguro, porque es él quien lo guía–.

Lo he dudado un poquito, pero no, al final me he decidido – creo que con el permiso de Fernando– voy a copiar seguidamente ese poema-regalo-salvavidas; deseo, con todo mi corazón, compartirlo con los amigos y las amigas del blog. Es éste:

REGALO PARA LUCINI

«Nos unen el nombre
y el alma, y el canto,
el sur y la vida
que te ha dado tanto.

Respiran tu aire
mi voz, mi guitarra
las canciones vuelan,
si tú les das alas.
¡Que por ti se juntan
ayer y mañana,
que de ti aprendemos
que el tiempo nos habla!

Zurciendo silencios
ríes rebeldías,
avivas el fuego
de la poesía.

Chamán de esta tribu
de gente que canta,
la palabra se hizo música
para tu palabra,
la palabra se hizo viento
para tu esperanza,
tu palabra es luz nuestra
Lucini del alma»

Os podéis imaginar como se quedó mi cuerpo después de leer algo tan hermoso y tan bello... Sí, anoche en el metro de Madrid, línea 5: Chueca-Alameda de Osuna, Fernando Lobo me tendió, sin saberlo, el "salvavidas˝ que en estos últimos meses estaba necesitando... y no digo más...; solamente, que dentro de unos días comentaré este poemario más despacito... Al margen del poema que me ha dedicado, es un libro rebosante de sinceridad y de sensibilidad que merece la pena comentar y recomendar.

¡Fernando Lobo!... ¡GRACIAS, GRACIAS, GRACIAS!