Páginas vistas en total

miércoles, 23 de noviembre de 2011

MATÍAS ÁVALOS y LUIS FELIPE BARRIO II - A LAS BARRICADAS POR LOS SUMANDOS DEL CARIÑO

Luis Felipe Barrio y Matías Ávalos.
En este segundo "cuelgue" dedicado a Luis Felipe Barrio y a Matías Ávalos, antes de realizar la presentación de su segundo CD titulado "¿Sesttle?" –editado en el año 2005, me voy a permitir entrar en un blog que Matías alimentó durante un tiempo (http://matiasavalos.blogspot.com/) para transcribir de él un texto y dos comentarios que nos aproximan a la gran calidad humana y artística de estos dos magníficos creadores.

En ese blog, el 2 de junio de 2007, Matías, haciendo referencia a un fin de temporada de sus conciertos en el Café Barbieri de Madrid –conciertos compartidos con otros creadores amigos, como Luis Felipe–, escribía lo siguiente:

Matías Ávalos.
«Me pregunto donde estarán las personas que han venido a vernos y que nos han permitido sentirnos “importantes” en los escenarios, y que en algunas ocasiones se han sentido identificadas con sentimientos que transmitían nuestras canciones. Me pregunto si seguiremos escribiendo cuando toda esa gente ya no venga a vernos. [... Siempre me sorprendo cuando viene alguien y me pide tal o cual canción. Me sorprende (aunque sé que sucede) que algo que yo he construido en la soledad de mi cuarto, logra transmitir algo a alguien que no me conoce ni sabe de mi. Eso me parece un milagro. Pienso que todo esto algún día desaparecerá, sencillamente porque así ha de ser, porque la gente se irá descolgando de las cosas, y de los lugares, al igual que nosotros, que seremos con el tiempo un recuerdo en una fotografía, un video, o un CD. Resumiendo y parafraseando a un excelente cantante: “A donde irán las palabras que no se quedaron”».

Adjunto a este texto, en el apartado de "comentarios", aparecieron todo un conjunto de testimonios, escritos por los seguidores del blog, de los que voy a extraer uno especialmente hermoso y significativo:

«Vuestras canciones no se irán nunca. Me encontré con vosotros, por casualidad, en un concierto en la universidad hace 13 años. Hoy, sin ningun genero de dudas, vuestros discos siguen siendo mis favoritos... Te lo dije la ultima vez que te ví, después de un concierto: hay gente que se deja una fortuna para ver entre pisotones a Bono porque piensan que es el mejor, su ídolo...; yo he tenido la suerte de haber podido veros –a mis idolos– casi tocaros, muchas veces, en la intimidad de una sala pequeñita.

Aquel día me acompañaba mi mujer con una barriga de embarazada prominente, y me firmasteis el disco de "Seattle". Hoy Claudia tiene ya dos añitos y muy pronto nacerá su hermano. Como a ella, lo acunaré escuchando vuestras canciones.

Cuando vuestras canciones se hayan ido de mí, o mejor dicho, yo me haya ido de ellas y de todo lo demas, seguirán vivas en mis hijos.... Sois grandes, infinitos».


Ana Herrero, Matías Ávalos, Luis Felipe Barrio y Carlos Aguado Sánchez
en La Trocha Hoyorredondo (Ávila).


Sí, Matías y Luis Felipe son "grandes", es cierto; prueba de ello nos la ofrece la enorme calidad de su segundo disco titulado "¿Seattle?", grabado entre 2004 y 2005; obra en la que se rodearon de un magnífico equipo de músicos integrado por Miguel Herrero –guitarra española y eléctrica–, Carlos Aguado –guitarra de jazz y mandolina napolitana–, Pedro López –mandolina americana–, Luis Lozano –bajo, pianos, teclados, samplers, programaciones y percusiones–, Marisa Solaya –contrabajo–, Pablo Martín –percusiones–, Juan Barsó –batería–, Diego Galaz y Santy March –violines–, Gorka Goirria –xalaparta– y Alfredo Valero –acordeón.

En "¿Seattle?" se puede disfrutar de muy buena música, de un muy bien cantar –Matías y Luis Felipe tienen unas voces claras y contundentes–, y de unos textos todos ellos abiertos, muy sugerentes y algunos bellísimamente comprometidos como éste:

«A las barricadas para defendernos de nosotros mismos.
A las barricadas para intentarnos, intentar ser uno mismo.
A las barricadas por el pensamiento, por la convicción de la alegría.
A las barricadas por la dignidad de procurarnos lo sencillo.
A las barricadas por la libertad, por los sumandos del cariño.
A las barricadas por el sentimiento, por nuestra íntima soberanía.
A las barricadas, a las barricadas, a las barricadas».
("A las barricadas").


¡A las barricadas!..., ¡Sí!..., por todos esos motivos en la canción...; y a las barricadas también por el triunfo de la sensibilidad, por la cultura popular, por la justicia, por la paz, por el amor, por nuestro cuerpo a cuerpo... y sin armas, sólo con las armas –en este caso– de la palabra y del canto de "cantores de oficio" –¡cantautores del alma!– como Matías y Luis Felipe.

«Niña, deja que te suelte el pelo suelto 
broches, corchetes, sombreros; 
que yo te querré así sencillamente, 
sencilla, sencillamente».
("Molongo").

Por último para finalizar el recorrido que he realizado por la obra cantada de Matías Ávalos y Luis Felipe Barrio, no quiero dejar de mencionar su colaboración entrañable y comprometida en un disco-libro bastante desconocido pero muy hermoso, me refiero al titulado "¡Viva la Repúplica!. Canciones Populares", editado por la Escuela Julián Besteiro y UGT, con motivo del "75 Aniversario de la II República Española y 70 años de la Guerra Civil".


En este disco-libro, grabado el 26 de enero de 2007,  participaron Matías y Luis Felipe interpretando seis canciones: "Anda jaleo", "Los pelegrinitos" y "Los cuatro muleros" –canciones populares antiguas de Federico García Lorca– y "¡Ay Carmela", "Traigo la camisa roja" y el "Chotis de las diputadas", cuplé que ya cantó Celia Gámez en 1932.

En aquella obra también participaron Carlos Aguado, José María Alfaya, la Coral "Peña Labra" de UGT Cantabria y Mames Morrison; y se pueden escuchar las voces de Miguel Hernández y Pablo Neruda recitando, respectivamente, lo poemas "Canción del esposo soldado" y "Explico algunas cosas".