Páginas vistas en total

domingo, 13 de julio de 2014

RETRATO ÍNTIMO DE «CHICHO SÁNCHEZ FERLOSIO»

CHICHO SÁNCHEZ FERLOSIO

Este "retrato íntimo" me lo planteé  –en 1998–
como una especie de divertimento-histórico-metafórico
jugando con los dos gallos –el  negro y el rojo– y con mis 
percepciones sobre Chicho –su "canta-creador"–;
amigo al que siempre he querido y admirado.

El GALLO NEGRO, con sus medallas de sangre y de latón, discursea prepotente desde el balcón; "Victoria y sumisión"... El GALLO ROJO se lamenta muy impaciente: "¡Este tío es un cabrón!"... Y el CHICHO con su guitarra entonando una canción: "Desde el pozo y la tesana, desde el torno y el telar, irán los hombres del pueblo a la huelga general".

El GALLO NEGRO ordenando: "Un, dos, tres..., en filas, sin discusión"... El GALLO ROJO "contestatando": "Tres, dos, uno..., rompan filas y rebelión"... Y el CHICHO a contratiempo –el  muy cachondo– dándole al "coco":  "Hoy no me levanto yo".

El GALLO NEGRO –"meapilas" de nacimiento– cacareando, bajo palio, oraciones en procesión: "San Francisco Franco por la gracia de Dios"... El GALLO ROJO siempre escuchando: "Rojos al paredón"... Y el CHICHO, como Adán, sin atuendo, de estrella y estruendo, "reverdinaciendo".

El GALLO NEGRO, siempre tan cruel, apuntando y "deslibertando": "Violencia y represión"... El GALLO ROJO siempre soñando: "Libertad y más amor"... Y el CHICHO con su paloma: "De mis deberes hablan, palomita, de mis derechos no".

El GALLO NEGRO –el muy traicionero– enmascarando la verdad con mucho "salero": "Traralí-tralarará-porompompero"... El GALLO ROJO, cresta encrespada: "Don-din-din-da, dadme la libertad; ¡que desespero!"... Y el CHICHO poniendo en solfa a los tiranos; canto rebelde –sensible y bueno–.

El GALLO NEGRO murió y lo enterraron... Los GALLOS ROJOS, con fiestas y kiri-ki-kis lo celebraron... Y el CHICHO, con lucidez –"zumba que zumba"–, sigue cantando "por todos los barrancos".


Pero el GALLO NEGRO nos dejó sus GALLITOS OSCUROS... Los GALLOR ROJOS –antes tan rojos– palidecieron –trepa que trepa y agazapados a las nuevas tribunas de la "gallera"–... Y los puños en alto del CHICHO –"siempre tan blancos y ya encallecidos"–, se estremecieron: "Pero aquí, corazón no pasa nada...; ya ves corazón nada más nada".

Entre gallos descoloridos, después de tanta ilusión, anda el CHICHO jugando con su ordenador; "ingenioso genio" y "creativo creador", con su frágil memoria y su gran corazón, GALLO ROJO en el alma, de roja pasión; canciones, soliloquios, coplas retrógradas, y algún baile de salón... "Fuera el abuso, fuera los abusones, y quien los puso".

Ni aguantar, ni escapar; ni al margen, ni en el ajo; "ni subdito, ni rey"...; envidiosamente libre y viviendo –a su manera– su gran obsesión: "¿Qué será el ser?" ¡qué sé yo! "Que la pregunta pregunte se propia interrogación".