Páginas vistas en total

viernes, 29 de enero de 2016

UN "CANTIJUEGO" MUY ESPECIAL SOBRE LA HUMANIDAD Y LOS LATIDOS DE UN AUTÉNTICO CANTOR POPULAR: CARLOS CANO.

El pasado 18 de enero anunciaba, en este mismo blog, que, con motivo de su "70 cumpleaños", voy a dedicarle varios "cuelgues" a CARLOS CANO: incuestionable y uno de nuestros más grandes "cantores populares". 

Unos "cuelgues" en los que lo que más me va a interesar es profundizar sobre su "TREMENDO HUMANISMO" –su descarada y seductora humanidad–; virtud y realidad sobre la que se se fundamentó su compromiso con la vida, su esperanza, y hasta su "andalucismo radical" sobre todo en sus inicios como poeta, como músico y como cantor.

En el primer "cuelgue", del pasado día 18, hice referencia a la extensa y totalmente vigente discografía de CARLOS CANO. Hoy, recuperando un "rinconcillo" entrañable y lúdico del blog –los CANTIJUEGOS– voy dedicarle uno a CARLOS y a CATORCE FRAGMENTOS POÉTICOS tomados de sus canciones; 14 pensamientos y sentimientos cantados en los que se manifiesta –de forma elocuentemente viva y expresiva– la humanidad y la reivindicación de la esperanza a la que antes hacía referencia.

De las catorce fotografías que acompañan a los textos algunas son del amigo –muy querido– Juan Miguel Morales–. y otras pertenecen a mi archivo personal sobre el cantor granadino creado en el tiempo en que escribí –o escribimos a la par– su primera biografía.

Como en cualquier otro "cantijuego" se trata de identificar a qué canción de CARLOS CANO pertenece cada una de los siguientes fragmentos poéticos. Las idetificaciones que se vayan realizando pueden compartirse en el apartado de "comentarios" que aparece al final de este "cuelgue",



«Ya viene la alegría
repartiendo coronas.
Ábranse en par las puertas de la vida
y se cubran los ríos de gallombas.
Que doblen las campanas, 
que es blanca como un nardo
de cariño, perfume delicado.
Huyan veneno, espinas y serpientes.»


«Cuando sientas que todo se fue,
que la estrella su rumbo perdió,
que el espejo no sabe de ti,
que el amigo tu nombre olvidó,
y te digan que ya no hay razón
ni belleza por la que morir,
... otro fuego por dentro arderá.»


«Me dijo: Soy la esperanza
y le abrí mi corazón,
y el fuego que había dentro
en la noche se perdió.»


«Deja que se vaya esa nube negra,
deja que se vaya,
que el sol que a mí me alumbra
viene por otros montes,
dejando por las ramas la fruta dorada
de un nuevo horizonte sediento de aventura».


«Recuerda
y busca en el corazón
aquella lámpara encendida
llena de palabras de amor.
Antes que todo un día
se pierda dentro de ti
recuérdalo.»


«Como se sueña se quiere
como se quiere se vive
como se vive se muere
¡ay, pon tu corazón al vele vele!
Yo no digo que sí ni que no,
sólo digo que sin llama
no hay calor.»


«Sin rumbo buscando una salida
voy huyendo de la soledad
que a mí no me mueve el orden,
ni las leyes, ni el poder
¡porque persigo una estrella!...
Que quien lleva ardiendo la mirada
está escrito: no descansará
porque bebió de la fuente
sediento siempre andará
¡y ardiendo su corazón!»


«La utopía abrirá las fronteras
que el mundo separan de la inmensidad,
donde la fresa vencerá tinieblas
florecerá el canto de un pájaro azul
y la vida más vida será...
Si este mundo ha de cambiar
yo no me pongo a llorar
que vienen tiempos mejores,
porque quien mira p'atrás
como una estatua de sal acaba por los rincones.»


«La vida,
contra la sombra la vida,
contra la ilusión perdida
contra el silencio la vida.
La vida,
la vida es para querer,
ayúdame guitarra mía,
ayúdame al amanecer,
que lo que tengo nada importa,
que lo que importa es ser.»


«Poco a poco, poco a poco
renaciendo cada día
que es preciso hacerse fuerte
sin renunciar a la vida.»


«No quiero estar más atado
a los que nadan y guardan la ropa.
Yo no comparto la espera
ni el milagro que no lleve mi esfuerzo.
Por eso pongo al servicio
del hombre la imaginación
y llevo por los caminos
este canto de esperanza y de fuerza-»


«Como la fuente vengo d'otro mundo
buscando el río que la mar serena
alimentando los aires profundos
qu'abren las alas de la primavera....
Despertar...
Como flores van los hombres,
como flor al despertar...»


«Y hay que vivir y reír
y hay que reír y soñar...
No pierdas tiempo en sufrir
hay que aprender a volar.»


«¿Qué es lo que será que alumbra
y abre horizonte en el cielo,
llena de luz la mirada
y en la boca pone fuego?
Vuela sin que tenga alas,
da sombra sin tener cuerpo,
da calor sin tener llama
y se alimenta de sueños.
¿Qué es lo que será que me quema?
¿Qué es lo que será que me ahoga?
¿Qué es lo que será que me lleva?
¿Qué es lo que será?»

¡CARLOS!... ¡FELIZ CUMPLEAÑOS!