Páginas vistas en total

viernes, 4 de enero de 2013

PEDRO SOSA I - "RAZONES", CANTOS, PREGUNTAS NACIDAS DE LA ENTRAÑA Y MÁS CANCIONES

Hoy y mañana –y no sé si será suficiente– quiero hablaros del personaje que aparece en esta fotografía.


Se llama PEDRO SOSA, nació en Isla Cristina (Huelva); es médico, músico, cantautor, escritor, poeta y cualquier otro oficio relacionado con el universo de la creación artística, o con la magia del pensamiento, de la capacidad de soñar o, simplemente, del "oficio de vivir" con dignidad.

Para empezar a conocerle un poco, y como introducción a todo cuanto seguidamente voy a escribir sobre él y sobre su trabajo como "cantautor" –al que admiro mucho–, os sugiero que leáis esta breve reflexión que he encontrado en su blog; blog que, por supuesto, os recomiendo:

«No conozco a nadie que haya sido capaz de arrancarse los ojos 
para mirarse a sí mismo.
¿Quién puede prescindir de la mirada del otro?
¿Quién puede intentar conocerse sin observarse desde otra retina?»

Conocí a PEDRO SOSA hace años, en el inicio de los años 2000, a través de otro maestro-músico-poeta y militante práctico de la "multihumanidad", llamado ADOFO LANGA.

En aquel momento yo estaba escribiendo el segundo volumen de mi libro "...Y la palabra se hizo música" –en el que abordé la "canción de autor" en Andalucía– y Adolfo me pasó el primer disco de Pedro titulado "Razones" (2003).


Me encantaron las diez canciones que integraban aquel disco, pero, recuerdo, que me llamó especialmente la atención una de ellas llamada "Canto". Fue un tema que inesperadamente vino a reforzar y a darle sentido a una expresión que Gabriel Celaya solía repetirme con frecuencia: «Fernando, ¡cantemos como quien respira!»... Aquella canción de Pedro Sosa es ésta:


«Canto porque hay fuegos que abrasan. 
Canto porque hay mañana tras la noche. 
Canto porque hay quien escribe versos 
a la lucha y a la vida. 

Canto porque hay dolores secretos, 
canto a la soledad que vive en la esquina. 
Porque si no canto nace de mi un muerto 
que se aleja de tu vida. 

Canto porque hay amores que explotan, 
canto porque hay miradas que construyen, 
porque la esperanza nace cada día 
tímidamente en la sonrisa. 

Canto porque hay hombres que hieren, 
canto porque hay quien no cierra su herida, 
porque hay vuelos que nunca nacieron 
atados a una silla. 

Y cantaré si es preciso con mis manos, 
cantaré si es posible con mi vida. 
Cantaré, cantaré por un sueño cantaré, 
por ver amanecer la esperanza en ese día. 

Cantaré con la fuerza de un abrazo.
Cantaré con semillas de alegría. 
Cantaré, cantaré, con los hombres, cantaré 
la promesa de nacer juntos a un nuevo día. 

Canto porque hay hombres que mueren. 
Canto al hambre y la sed de cada día, 
porque hay trampas de ola y arena, 
paraísos de mentira.

Canto al amor de diario, 
a ese que sabe de fregona y cocina.
Canto a la sencillez de un abrazo, 
de un beso, del llanto».

Finalizada la escritura del libro que tenía entre manos, estuve un largo tiempo "oficialmente" retirado de la "canción de autor" hasta que hace poco más de dos años tomé la decisión de iniciar este blog. Durante todo ese "retiro" no supe nada de Pedro Sosa, hasta que hace unos meses, fue de nuevo Adolfo Langa –¡buen amigo Adolfo!– quien me informó de que Pedro estaba grabando un nuevo disco y que él, precisamente, le estaba haciendo la producción y los arreglos.

Poco después, Adolfo me mandó una maqueta del nuevo disco que iba a llamarse "UNIVERSO DE TRAPO"; la escuché y me quedé sorprendido tanto desde le punto de vista musical, como desde el poético: once nuevas canciones cuajadas de sensibilidad, de belleza y de una muy profunda humanidad. 


Y ahora, hace unos días PEDRO SOSA me ha mandado su nuevo disco-libro ya editado... Un disco-libro al que me encuentro totalmente "enganchao" porque se sale totalmente de lo común, porque es una obra que desprenden calidad, bondad y solidaridad por "tos los laos", y porque viene a ser un nuevo referente esperanzador de lo que es la auténtica "canción de autor", y de su posible y actual "vitalidad" a pesar de los malos tiempos que corren, no ya para la "lírica", sino en general, para todo lo que hace referencia a la sensibilidad y a la belleza.

Mañana comentaré este nuevo disco-libro recién editado, ahora, como anticipo o prólogo, os voy a dejar con un vídeo que Pedro ha grabado presentando su nuevo trabajo, y con un fragmento del texto introductorio que aparece en el pórtico del disco-libro; precioso texto en el que podemos descubrir de dónde, y por qué, han surgido estas once nuevas y hermosas canciones que configuran "UNIVERSO DE TRAPO":


«Hace mucho tiempo yo también fui como tú, alguien de carne y hueso. Alguien con sueños, con preocupaciones, con un trabajo y un coche. Alguien con una hipoteca y muchas facturas que pagar a final de mes. Alguien a quien la vida sonreía a veces, pero para el que en otras ocasiones, esa misma existencia se transformaba en una carga insoportable.

Como tú, me acostumbré a sobrevivir de momento feliz en momento feliz, sintiendo que en los intermedios (de estos espacios excepcionales) se me escapaba un tiempo que cada vez se hacia menos consistente, más insípido y vacío.

Fue el peso de las preguntas el que me hizo cruzar aquella puerta, el que me trajo hasta este lugar. Las preguntas nacidas de la entraña, en noches de insomnio y llanto contenido. 

¿Sobrevivir entre preocupaciones o mendigar felicidad es todo a lo que puedo aspirar? ¿Por qué parece estar prohibido soñar con algo más? ¿Qué o quién puede llenar verdaderamente mi tiempo? ¿Cuál es el sentido de estar vivo? ¿Para qué he sido hecho?...».

Es evidente, Pedro Sosa lo deja muy claro su "UNIVERSO DE TRAPO" nace y se origina de las profundidades de su humanidad, de lo más hondo de su humanismo...; de esas preguntas que nacen en la entraña y a las que en algún momento, si queremos ser libres, hay que atreverse a responder.

Y mañana... ¡más!