Páginas vistas en total

jueves, 13 de junio de 2013

DISCOS RESCATADOS: «LA GUERRA Y LA PAZ». PABLO PICASSO Y FRANÇOIS RABBATH

Hoy vamos a rescatar un disco –concretamente un single– de extraordinario valor. Se trata de una obra en la que se expresa una hermosa y apasionada exaltación de la PAZ y, a la vez, una clara condena de la GUERRA. Los protagonistas de esta exaltación pacifista son PABLO PICASSO y FRANÇOIS RABBATH.

A Picasso todos y todas le conocemos –es sin duda uno de nuestros más importantes pintores y escultores contemporáneos–; a François Rabbath estoy convencido de que muchos le hemos escuchado tocar su "contrabajo", tal vez sin saber que esa música que escuchábamos, y nos seducía, procedía de su sensibilidad.

François Rabbath es un importante contrabajista y compositor francés de origen sirio, que aparte de sus extraordinarias obras de composición –como la que hoy voy a presentar– ha acompañado con su contrabajo a numerosos grandes cantantes como Jacques Brel, Serge Gainsbourg, Charles Aznavour, Michel Legrand, o Paco Ibáñez. Concretamente ha acompañado a Paco en la mayoría de sus discos, y, más recientemente, en el último que ha editado: "Paco Ibáñez canta a los Poetas Latinoamericanos" (2012).

Pablo Picasso y François Rabbath.

En concreto el disco que hoy vamos a rescatar es el siguiente:


En este disco se recoge la obra musical, para contrabajo, que compuso François Rabbath en homenaje a Pablo Picasso con motivo del 90 aniversario de su nacimiento. Obra estrenada por François en un concierto celebrado, el 24 de octubre de 1971, en la capilla del castillo de Vallauris (Francia), conocida como "Capilla de la guerra y de la paz" porque en sus muros interiores Picassó pintó, en 1952, dos de sus obras maestras, una dedicada a la paz, y la otra a la guerra.

Picasso iniciando una de sus pinturas en los muros
de la Capilla de la Guerra y la Paz en Vallauris. Año 1952.
Capilla de la Guerra y la Paz en Vallauris.

En este cuelgue quiero mostraros, en primer lugar, el maravilloso diseño que se realizó de este disco por parte de su editora, la compañía discográfica francesa "Moshé-Naïm"; un diseño en el que se pone claramente de manifiesto el hermanamiento que se produjo en los años setenta entre la música y la pintura contemporánea. Un hermanamiento formal que en realidad simbolizaba y proclamaba una clara solidaridad y un clamor unísono en defensa de la libertad, de los derechos humanos y, en este caso, particularmente, en defensa de la paz.

Reproducción que aparece en el disco sobre
el cuadro-mural de Picasso, sobre LA GUERRA.
Reproducción que aparece en el disco sobre
el cuadro-mural de Picasso, sobre LA PAZ.

A las ilustraciones anteriores, en la carpeta del single –que se compone de diez partes– aparecen también otras cuatro ilustraciones documentales: dos dedicadas a Picaso y otras dos a François Rabbath:



En las anteriores ilustraciones dedicadas a Picasso aparece escrito en francés un texto en el que el artista nos habla de su obra en la capilla de Vallauris:

«...Yo quería  pintar tal como se escribe, con la velocidad del pensamiento, al ritmo de la imaginación.  Habían meses, años, en que yo era como todo el mundo, estaba obsesionado con la amenaza de la guerra, habitado por esa angustia y ese odio, y por el deseo de luchar contra la angustia y el odio.
... Comencé por la Guerra. Lo primero que se impuso a mi fue el paso desequilibrado  y traqueteante de uno de esos miserables coches fúnebres de provincias, que no hacen sino cruijr, y que se suelen ver pasar por las calles de las ciudades pequeñas. Comencé por la derecha y fue alrededor de esa imagen que se construyó todo el resto».

«... Ninguno de mis cuadros ha sido pintado, por lo que respecta a la superficie cubierta, con tanta rapidez. Había llenado blocs enteros de croquis, de detalles, pero no tenía ningún esbozo del conjunto.
...Los dos paneles se adaptan a los dos lados de la capilla, abovedados tanto el uno como el otro. Así, el "Sol", que se encuentra en la cima de la Paz, no estará en la parte alta del fresco, sinó por encima de la cabeza del espectador. No hay mucha claridad en esa capilla, y casi desearía que no la
iluminen, que los visitantes lleven velas en la mano, que se paseen a lo largo de las paredes como en las grutas prehistóricas, descubriendo las figuras, que la luz se mueva sobre lo que he pintado...».

Seguidamente reproduzco las dos ilustraciones documentales dedicadas a François Rabbath:




Seguidamente os voy a ofrecer un video en el que se puede escuchar el tercer movimiento de la obra de música contemporánea creada por François Rabbath a la que vengo haciendo referencia.


Para concluir este "cuelgue", y como curiosidad estética –¡son muy hermosos!–, voy a ofreceros una ampliación de cuatro de los dibujos a línea, de Pablo Picasso, que aparecieron más arriba en pequeñito:
LA PAZ


LA GUERRA


Y, ya que estamos, 
aprovecho una vez más para decirlo:

¡MALDITAS GUERRAS!

(La traducción al castellano de las palabras de Picasso ha sido
una colaboración extraordinaria y generosa de Miquiel Pujadó y Xavier Pintanel).