Páginas vistas en total

jueves, 21 de julio de 2011

¡MALDITAS GUERRAS! - 100 + 18

Este "rincón" del blog y este "cuelgue" de hoy resplandece de luz y de esperanza gracias al pensamiento, a la lucidez y a la palabra de la filósofa y amiga ADELA CORTINA.



«No hay ni un solo motivo que justifique una guerra en el siglo XXI. Hoy día es imposible pensar en un argumento o razón que pueda llevarnos a desencadenar un conflicto. Desde luego, no se puede justificar por cuestiones de seguridad o prevención, porque esto no hay quien se lo crea. Ni una sola guerra se puede entender como justa, y no quiero quedarme solo con la de Irak, también estoy pensando en todos esos otros conflictos armados que están en marcha y que son una barbaridad. Pero no sólo me parecen injustas las guerras, también me parece injusto que la industria bélica ocupe el primer puesto en la clasificación de las industrias rentables, en vez de apostar de forma decidida por el desarrollo de los pueblos; que se pacte con los dictadores cuando conviene y se les declare la guerra también cuando conviene; o que se cree artificialmente una división entre dos supuestos mundos, Oriente y Occidente, y se les enfrente. En definitiva, no se asegura la paz con la guerra, sino con el desarrollo de las personas y de los pueblos». 

DANI FERNÁN EN LIBERTAD 8. "Dani, apunten, ¡fuego!.. y estalló la sensibilidad a borbotones"

El pasado martes, día 19, volví a la Sala Libertad 8, de Madrid, para escuchar el concierto que ofrecía DANI FERNÁN y una noche más disfruté un "montón". 

Dani es un "cantautor" de indiscutible calidad y con muchísimo futuro. Ama lo que hace, disfruta componiendo y cantando, posee la grandeza de la humildad y la fuerza de la ilusión, almacena mucha alegría y mucha ternura en su cuerpo y, encima, canta con fuerza y sensibilidad, y escribe unas hermosas canciones que es un placer escucharlas.

Dani Fernán.

A la salida del concierto, camino de mi casa, no dejé de pensar en el numeroso grupo de "cantautores" jóvenes con los que contamos actualmente en este país nuestro; "jóvenes cantautores" que están luchando por lo creen y por lo que componen; que aman el oficio y el arte de "hacer canciones"; que ponen todos los medios a su alcance –sobre todo muchísima imaginación e ilusión– para hacer un buen trabajo; que lo van consiguiendo con esfuerzo; y que lo que quieren, lo que necesitan, y lo que se merecen, es poder ser escuchados.

Yo, que amo la "canción de autor" desde hace muchos años, y que personalmente he realizado una clara apuesta por estos jóvenes creadores, pienso, como ellos, que la clave de su futuro está en "poder ser escuchados"; pero hay que dar un paso más: hay que crear medios para que puedan grabar con dignidad, para que su música pueda salir de los cafés o pequeñas salas de conciertos alcanzando una mayor proyección; hay que crear nuevos canales de promoción y distribución de sus trabajos; hay que abrirles muchas más posibilidades de actuación..., en fin, hay que darles la categoría que tienen: son una parte visible, sensible y honesta de nuestra cultura popular de la que deberíamos sentirnos orgullosos.

Por mi parte lo tengo muy claro, a partir de septiembre algo hay que hacer..., esta generación de "jovenes cantautores" se merecen que, todos los que amamos la canción y la creemos necesaria, pongamos en marcha nuestra imaginación, y lo que sea necesario, para que sus trabajos, sus ilusiones y, sobre todo, su música –si tienen calidad– pueda ser escuchada, disfrutada y consumida lo más posible.

Y realizada toda esta larga introducción, vuelvo con DANI FERNAN, al que personalmente incluyo en ese grupo de "jóvenes cantaurores" por los que merece la pena apostar. Yo le escuché cantar por primera vez en La Estación de Sevilla, formando parte del grupo "Tres es raya", y me llamó la atención; sobre todo, aquella noche, consiguió atraparme con la canción titulada "Mañana", que volví a escucharle el martes pasado en Libertad 8, y que no tiene desperdicio. La voy a copiar prácticamente completa.

                                                                                                                                                   
 «... Y  mañana
ya te pediré las cuentas claras, 
ya me cobraré la extremaunción de tu mirada,
tú me has puesto a tu lao,
 luego me has quitao
y escribo “mi vía” con “fartas de ortografía”.
Mañana
será cuando sacie las ganas
de deshacerme de los diablos que engendraste en mis entrañas,
hoy para hablar no estoy,
si te vas me voy,
hazme el amor eterno.
Bienvenida al infierno…

Acábame de amar de una vez,
bésame, ámame de una vez por todas, mujer,
por todas las que te recordaré,
por todas las que no me aguantaré
las ganas de esperarte sentado,
melancólicomaestilizado,
cuando el aire huele a ti, 
cuando parece que pareces venir a por mí [...]

(Anda, ven aquí …)
… y  mañana
ya te pediré las cuentas claras …
… porque mañana
hasta el menos pájaro cambia de rama
y un poquito de volar por aquí, por allá,
por beber, por vivir, por saber, por dejarme ver,
por existir, simplemente existir, mujer,
pero que sepas que también dejaré tu retrato en la pared
pa tenerte como quiero: semiausente.

Será mañana
cuando tire tus cosas por la ventana,
será mañana
 cuando reviente y cuente por qué estoy serio,
por qué estas ganas de empezar de cero.
Cada día mi minuto de silencio tocando el cuerpo, sólo mi cuerpo.
… eso, eso será mañana,
hoy abrázame
 de ser humano a ser humano, de mujer a mujer,
 de hombre a hombre, 
hoy estás y estoy,
 mañana quién sabe dónde,
 cómo y con quién te vas o con quién me voy.



Será mañana cuando diga la verdad, 
cuando el eco de mis pasos no me seguirán.
 Ahora hagamos ruido, ruido, ruido, 
hagamos de mi cuerpo un nido.
 Porque la vida es así, porque sí, porque toca,
,ponme una excusa en el carmín con esa boca.
Y la verdad, no sé cómo va a empezar ni cómo va a terminar 
este juego que me das, este jugar a dar.
Por lo que fuimos, por el amor, porque estás loca,
 clava un dardo en mi caparazón con esa boca,
 sin pedir perdón ahora pido yo porque me toca: 
¡Revolución!.
 Mañana la revolución, hoy el descanso para la ocasión, 
hoy la opulencia de tenerte a mi disposición
 amando los suburbios de tu ombligo.
 Déjame dormir esta noche contigo,
 déjame dormir esta noche contigo,
 en tu agujero, que hace frío y tengo miedo y aún te quiero, aún te quiero. 
Pero... pero… pero…

… pero mañana
tiraré tus cosas por la ventana,
será mañana
 cuando reviente y cuente por qué estoy serio,
por qué estas ganas de empezar de cero.
Cada día mi minuto de silencio tocando el cuerpo, sólo mi cuerpo.
Eso, eso será mañana,
hoy abrázame
 de ser humano a ser humano, de mujer a mujer,
 de hombre a hombre, 
hoy estás y estoy,
 mañana quién sabe dónde,
 cómo y con quién te vas o con quién me voy.
… y  mañana [...]

Dani, el Libertad 8, nos cantó sus primeras canciones y canciones nuevas –más de dos horas de concierto–; todo un cancionero enriquecido por la gran diversidad de situaciones y de experiencias que es capaz de narrar... Es difícil destacar algunos de sus temas, pero bueno, yo resaltaría además de "Mañana": "A cada loco con su tema", "Hay gente pa'tó", "Llévame a Cuba" –nueva canción que vuelve a tender un puente de amor y solidaridad entre Cádiz y La Habana– y "Humo", canción que nos ofrece el rostro del "cantautor" afectado y comprometido con la realidad de su entorno, en este caso, con todo aquello que, como él dice, no le deja nada por soñar.

«A lo mejor será el humo
Ese diablo que se pierde por la calle
Mientras me perfumo con el viento por el talle,
A lo mejor será el humo de los ratos que me fumo
Y me consumo
Y se consumen los veranos, las verbenas,
En las manos un reloj de arena,
Mil promesas, mil lecciones, mil problemas,
Y seis mil millones de pasiones en escena.

Big ban, que se acaba el coltán,
Ahora qué mi sultán, no hay  petróleo  en Sudán,
Las Tres Mil en el Bronx
Y un jamón de Guijuelo en Hong Kong,
Otro alfil que se come al peón.
El bien y el mal,
El tal y el cuál,
El cien por cien
Quiero gritar y estar también sin respirar
Este humo que ha perdido mi mirada
En este incendio de palabras que me fumo
Cuando no me queda nada que soñar…



En la ciudad EL HUMO y la ansiedad,
Quién compra, quién vende, quién pide, quién da…

Big ban, aguacero y champán,
En Egipto el cruasán sabe a Cristo y Corán,
Kukuxklán y Le Pen,
Unos ojos que van visto, otros que no ven

Big Ban, que se extiende el Islam
Ahora qué capitán, rezo a Bush o a Satán
un Berlín en Vietnam
Paco que no pisó Pakistán,
Viaja el hombre del saco a Taiwán 
El punk, el glam,
El yin y el yan,
Tirititrán
Quiero gritar y estar también sin respirar
Este humo que ha perdido mi mirada
En este incendio de palabras que me fumo
Cuando no me queda nada que soñar…

En la ciudad EL HUMO y la ansiedad,
Quién compra, quién vende, quién pide, quién da…».


Al escuchar y al leer canciones como ésta, es cuando te das cuenta de lo bueno y de la mágico que caracteriza a los nuevos creadores que nos vienen; nuevos creadores que además manifiestan singulares gestos de amistad y solidaridad con sus compañeros y compañeras.

La  noche del martes pasado, por ejemplo, Dani hizo su particular homenaje a Ángela Biedma cantando apasionadamente su canción "Reagge", aquella de «Esto que siento en la barriga no se si es hambre o es acordarme de cuando te tuve toda la noche bailando encima». ¡Magnífica versión!

Por otra parte invitó a subir al escenario a "cantautores" amigos como Paskual Kantero, que me sorprendió y al que tengo muchas ganas de escuchar despacito; María Peláez, de "Al Son del Pez", malagueña con una voz prodigiosa e impresionante; y al maestro Andrés Sudón, que dirige su maravillosa iniciativa: "Micro abierto: Libertad 8", iniciativa que el martes pasado cumplía su octava edición. 

Paskual Kantero.
María.
Andrés Sudón.
Dani Fernán y Andrés Sudón.