Páginas vistas en total

domingo, 31 de julio de 2011

¡MALDITAS GUERRAS! - 100 + 28

Otra gran mujer protagoniza hermosas palabras y gestos contra la guerra. Esta mujer, nació en Burdeos (1886) y falleció en Buenos Aires (1907)... Se llama GABRIELA LAPERRIERE DE CONI y fue una escritora y periodista que dedicó su vida a defender el valor de la paz y los derechos de la mujer.

En 1901, participando de "La Liga Americana de Mujeres para la Paz y el Progreso" pronunció una conferencia a la que pertence el siguiente fragmento:



«Empecemos a infiltrar a nuestros hijos, desde su más tierna infancia, una educación antiguerrera. No más sables, soldaditos, pistolas, no más esos trajes militares con los que se les disfraza apenas llevan calzones. Adolescentes, les prohibiremos la frecuentación de las salas de armas, de esgrima, la abrumadora parodia de la gimnasia militar. Les inspiraremos el amor de toda otra carrera, persuadiéndoles que sus manos no han sido hechas para matar y sí para trabajar y estrechar la de los hermanos, y que si hay jueces para conciliar las desavenencias de los hombres, los habrá también para conciliar las de los pueblos, sobre todo si éstos llegaran a detestar la guerra.

No nos hallamos, pues, en los bárbaros tiempos en que la madre, al entregarle su escudo, decía a su hijo: “Regresa con él o sobre él” [...]. Los tiempos han cambiado. Sí, pues la piedad, fruto de la civilización, ha despertado sobre ciertas costumbres, los instintos nobles de la humanidad: pero fáltale anonadar la guerra, y como el corazón de la mujer es receptáculo de inmensa bondad, de ella la civilización espera ese potente esfuerzo [...].

Proclamadlo por todos los ámbitos, señoras, infundid esta convicción, predicad entre los hermanos la santa paz. Y el resultado será la abolición de las guerras, de las revoluciones sangrientas, que tantas lágrimas os han costado, madres argentinas [...].

Si llegamos a contemplar esta aurora bendita, estaremos orgullosas de haberla arrancado a la noche y de haberla hecho resplandeciente. A la obra, pues, mujeres todas: ricas y pobres. Que nuestra fe y nuestra caridad se unan a nuestras hermanas americanas. Ofrezcamos juntas al nuevo siglo este presente de feliz advenimiento y con nuestros hijos en los brazos, exclamemos: “¡Viva la Paz!”».

CANCIONES CON HISTORIA: "Romance del Lute", de BENITO MORENO - I

Benito Moreno.

En 1975, el cantautor sevillano BENITO MORENO grabó y editó  su primer disco titulado "Romance del Lute y otras canciones". Hoy vamos a hablar de los tres temas –dos romances y un instrumental– que Benito compuso y dedicó –en ese disco– a Eleuterio Sánchez "El Lute".

Previamente, por si alguna persona desconoce, o no tiene la información suficiente, sobre quien es "El Lute", permitidme ofrecer, como pórtico, una breve introducción sobre el personaje; introducción en la que voy a reproducir varios fragmentos de un texto biográfico escrito por Marco Antonio Martín García en su interesantísimo blog "Senderos de la historia".
(http://senderosdelahistoria.wordpress.com/2007/08/07/el-lute/).

Esta información, por otra parte, servirá para poder captar con detalle y con más profundidad los textos que Benito Moreno escribió y que copiaré en el segundo "cuelgue"..

«El Lute es uno de los más famosos delincuentes de nuestra época reciente, pero no es famoso por sus actos criminales, sino por ser un rebelde, un hombre que se jugó el todo por el todo por recuperar la libertad que le habían arrebatado injustamente, un hombre famoso por sus fugas y por escapar de la eficaz Guardia Civil. Un hombre que se enfrentó a la justicia del régimen franquista en tiempos en que nadie se atrevía a hacerlo.


Fotografía de archivo tomada
el 14 de junio de 1966 de Eleuterio Sánchez, 'El Lute',
detenido tras su fuga de un tren en marcha.


Eleuterio Sánchez nació en una chabola en los suburbios de Salamanca en 1942, en el seno de una familia de mercheros que llevaban una vida nómada. En 1961, con 20 años de edad estaba acampado con su mujer, su hijo y otros miembros a orillas de un rió en Extremadura. El hambre y la gran necesidad de alimentar a su familia le obligan a robar dos gallinas. Pero es sorprendido, detenido y encarcelado. El código penal reconocía la existencia de atenuantes por “delito famélico”, o sea, por ser un delito originado por el grave estado de necesidad. Pero el juez Ricardo Álvarez no tuvo en consideración ningún atenuante y decidió descargar todo el peso de la ley sobre Eleuterio para dar un escarmiento. Le aplicó la “Ley de Vagos y Maleantes” y le condenó a 2 años de prisión. Eleuterio era en aquellos años un joven analfabeto que no concebía que por dos gallinas recibiera semejante castigo. La Justicia creó “al Lute”. En 1965, participó en el atraco a una joyería de Madrid, durante el atraco se disparó un arma –que él no empuñaba– y murió un vigilante. En el juicio no tuvo abogado y fue condenado a muerte, pero mas adelante se le conmutó la pena por 30 años de prisión».

Estando en la cárcel, Eleuterio aprendió a leer y escribir, e inició todo un proceso de búsqueda de su libertad, que se tradujo en la realización de varias fugas, una de ellas la protagonizó en Agosto de 1972; fuga que finalizó el 3 de junio en Sevilla siendo detenido por la policía. (Fuga y detención sobre las que giran, en concreto, las canciones o romances compuestos por Benito Moreno.

Para concluir este primer "cuelgue" informativo hay que decir que Eleuterio Sánchez fue definitivamente puesto en libertad en 1981 y que a partir de entonces se dedicó a ejercer como abogado aprovechando la licenciatura en Derecho que obtuvo con sus estudios en prisión.

Eleuterio Sánchez. (Fotografía de Alejandro Ruesga).

CANCIONES CON HISTORIA: "Romance del Lute", de BENITO MORENO - II

En este segundo cuelgue, dedicado a BENITO MORENO, vamos a centrarnos sobre su LP titulado "Romances del Lute y otras canciones" (1975), y más concretamente sobre los temas que dedicó a Eleuterio Sánchez "El Lute""Romance de la huida del Lute. (Alcalá de Guadaira. Agosto, 1972)" y "Romance de la cogida del Lute. (Sevilla. Junio, 1973)"; canciones que se completaban en el disco con un tema instrumental titulado "Silencio en Cartagena". (Cartagena era el lugar donde estaba situada la prisión de máxima seguridad de San Antón en la que estuvo prisionero  Eleuterio Sánchez "El Lute").

De entrada, es preciso decir que nos encontramos ante uno de los discos fundamentales –por su calidad y por su contenido– editados en España durante la década de los años 70; disco que, como era normal en aquel tiempo, sufrió el impacto de la censura, al ser prohibidos, precisamente,  los dos romances dedicados al Lute.



Como punto de partida, antes de entrar en otros comentarios sobre este disco, voy a copiar los textos de las dos canciones que constituyen lo que Benito llama "Romances del Lute".

"Romance de la huida del Lute. (Alcalá de Guadaira. Agosto, 1972)" 

«El campo estaba desierto
no podía moverse el viento
ni la lechuga volar
sóla la luna miraba
los pasos que el hombre daba
sin siquiera respirar
no tiene más compañía
que la sangre que perdía
y un no dejarse atrapar.

Los guardias calladamente
en los coches relucientes
rodean el olivar
huele a pistola y albahaca,
a tabaco de petaca
y allá a lo lejos el mar
brinda aquel hombre la danza
de la huida y la esperanza
de encontrar su libertad.

Brillan las botas de guerra
se ven pasos en la tierra
y fusiles avanzar,
la ley esta respaldada
por gente muy preparada
que se decide a atacar,
hay tantas encrucijadas,
tantas flores deshojadas
que la caza va a empezar.

Tantas armas apuntaron
que las ramas se quebraron
como se rompe el dolor,
dispararon de uno a uno
los fusiles y entre el humo
algo de golpe saltó
y en un mar lleno de olas
por las playas españolas
Eleuterio se escapó».

Benito Moreno. (Foto de Beatriz para la cubierta del disco titulado "La vida").

"Romance de la cogida del Lute. (Sevilla. Junio, 1973)"


«Estabas ya cansado de caminos

pero en Sevilla no podías vivir
la siguen custodiando arqueros finos
que vigilan sus torres sin dormir.
Eleuterio.

Pusiste tu pistola en el bolsillo,
le acariciaste a tu mujer el pelo,
quizás pensabas en algún chiquillo
a quien querías llevar dos caramelos.
Eleuterio.

Dónde querías ir aquella noche
quizá solo a tomar el aire un rato
tú el ratón más audaz vas por un coche
sin ver que todo está lleno de gatos.
Eleuterio.

Ojos fosforecentes te han mirado
sonríes al calor y vas sin prisa
y te sientes tranquilo, demasiado,
pronto van a borrarte la sonrisa.
Eleuterio.

Piensas que tú querías ser torero
y te sientes mecido por los soles
hoy hay terribles sombras en tu ruedo
disfrazadas de horribles caracoles.
Eleuterio.

No pudiste ni dar la vuelta al ruedo
pero saliste en las fotografías,
no sé si esa cogida te dio miedo,
ni si esa es la fama que querías.
Eleuterio.

Estabas ya cansado de caminos
pero en Sevilla no podías vivir
la siguen custodiando arqueros finos
que vigilan sus torres sin dormir.
Eleuterio».


Benito Moreno, en uno de los singles que se editaron sobre este LP, en 1979, escribió el siguiente comentario: «Dedicar un disco al Lute en aquellos momentos no era utilizarlo, era rendirle un homenaje, era cantar el valor y la integridad de un hombre que sólo vivía para el mantenimiento de una libertad cada vez más peligrosa para él y para los suyos [...]. Era simplemente esperar desesperadamente que al menos algunos españoles se dieran cuenta que un español se planteaba el problema el Lute».

Decía anteriormente que el álbum de Benito: "Romances del Lute y otras canciones" fue uno de los discos más importantes de la década de los setenta; lo fue, no solamente por su contenido, sino, también, por los músicos que participaron en la grabación, entre ellos los componentes del grupo "Triana" que  todavía no habían publicado su primer LP. En concreto en este disco intervinieron Jesús de la Rosa –teclados–, Eduardo Rodríguez Rodway –guitarra–, Juan José Palacios –percusión–, Manolo Rosa –bajo– y Fernando Ordóñez –flauta–- El disco fue producido por Gonzalo García Pelayo y diseñado por Máximo Moreno –hermano de Benito. Se editó en el sello GONG, de la discográfica Movieplay.

El repertorio de Benito recogido en su primer LP se completaba con las siguientes canciones: "Nana par no dormir", "España huele a pueblo", "Mis ojos", "Sevillano" y "Canción de luto"... En síntesis, un disco que hay que buscar, encontrar y escuchar, ¡merece la pena!.