Páginas vistas en total

sábado, 19 de marzo de 2011

SENTIMIENTOS URGENTES, CONVICCIONES PROFUNDAS... ¡LA GUERRA NUNCA!



«Sólo le pido a Dios 
que la guerra 
no me sea indiferente, 
es un monstruo grande 
y pisa fuerte 
toda la pobre inocencia 
de la gente».
(“Solo le pido a Dios”. León Gieco).

¡NO!... ¡no puedo entenderlo! ¡no puedo soportarlo! ¡se me rompe el alma!...; una guerra más..., ahora es en Libia...

«La guerra que vendrá no es la primera. 
Hubo otras guerras.
Al final de la última
hubo vencedores y vencidos
Entre los vencido, el pueblo llano pasaba hambre. 
Entre los vencedor el pueblo llano lo pasaba también».
("La guerra que vendrá" Bertold Brecht/Aguaviva)

Para mí uno de los grandes fracasos del mundo y de la humanidad es que en pleno siglo XXI resulte imprescindible tener que acudir a la guerra para solucionar los conflictos –dicen que para construir la paz–; puede que yo sea un ingenuo, un utópico envejecido, un soñador... ¡puede!... pero no puedo, ni quiero, entenderlo.

«Aquí no se puede hoy extender la paz
si no es por guerras, si no es por asedios.
¿Pero cómo ganar la paz
proclamando guerras?
Suelos truncados,
vidas deshechas llenan la tierra.
¿Pero como crear la paz
extendiendo el odio?
La guerra nunca es el medio,
no es buen remedio.
¿Pero cómo crear futuro
deshaciendo vidas,
con esperanzas rotas,
sin curar heridas?».
("Tiempo loco". Gontzal Mendibil)


Yo soy de los que milita en el convencimiento radical y apasionado de que "otro mundo es posible"; ...soy de los que cree firmemente en que "si soñamos con volar, es que vamos a volar, es que debemos volar"; ...por eso siempre me he posicionado, me posiciono, y me seguiré posicionando, hasta mi muerte, contra la guerra...; sea la guerra que sea...: ¡todas son escalofriantemente destructoras y deshumanizantes!...

«Venid señores de la guerra,
vosotros que fabricáis todas las armas,
vosotros que fabricáis mortíferos aviones,
vosotros que fabricáis todas las bombas,
vosotros que os escondéis tras muros,
vosotros que os escondéis tras escritorios,
sólo quiero que sepáis
que veo a través de vuestras máscaras [...]

Vosotros ajustáis todos los gatillos
para que otros disparen,
luego os apartáis y esperáis
cuando las listas de muertos aumentan,
vosotros os escondéis en vuestra mansión
mientras la sangre de los jóvenes
se escapa de sus cuerpos
y se hunde en el barro».
("Masters of wat" –"Señores de la guerra". Bob Dylan)

Sé que me esperan, que nos esperan días de dolor... En este momento me gustaría convertirme en un BARREDOR DE TRISTEZAS...; si fuéramos capaces de unirnos muchos, lo seríamos...; por lo menos vamos a unirnos aquí donde CANTAMOS COMO QUIEN RESPIRA para cantarle mas fuerte que nunca a la PAZ:



«Paz para la pluma y para el aire. 
Paz para el papel y para el fuego. 
Paz para la palabra y para la tierra. 
Paz para el pan y para el agua. 
Paz para el amor y para la causa. 
Paz para el pensamiento y para el camino. 
Paz para la semilla y para el átomo.
Paz para la obra y para el hombre».
(Blas de Otero)

CHIQUI CALDERÓN... Pequeña crónica de un gran concierto... «Los "Chiquis" extraordinarios»... Pura música, pura canción.

Jueves, 17 de marzo de 2011, llego a LA ESTACIÓN DE SEVILLA...


... la sala se va llenando...; son las diez menos cuarto...; es escenario esta vacío...
Todo está a punto...; la sala está llena..., ¡a reventar!...


Diez y cuarto..., se apagan las luces de la sala..., se ilumina el escenario...
y ahí están Chiqui Calderón y Chiqui Cienfuegos –que se sienta al piano–
...suena el piano....


... Y EMPIEZA EL CONCIERTO...

Son incalculables las horas de música en directo que llevo en el cuerpo a lo largo de mi vida –muchas de ellas guardadas en la memoria, y en el alma, como momentos imborrables–...; pues bien, de todas ellas, anoche, escuchando a Chiqui Calderón, viví una de las más hermosas, de las más mágicas, de las que dejan huella, de las que difícilmente podré olvidar...; cuando acabó el concierto lo primero que se me ocurrió decir fue: "¡Un derroche de belleza en plan salvaje..., como pa'levitar de gusto y de sensibilidad!».


... El canto desnudo de Chiqui –con el acompañamiento al piano del otro Chiqui, de Chiqui Cienfuegos– es un conjunto armónico de sensaciones y de sentimientos inclasificables: "jondo"..., "quejío"..., "pasión"...., "desgarro"..., "deseo"... –¡Camarón, como me gustaría que lo escucharas!–; "cancióndeautor-flamenco-jazz-rocksureño", ¡qué se yo!... –te lo juro Armstrong–...; "latidos incontenibles"..., "belleza"..., "la Andalucía que me pierde"..., "identidad"..., "desbordamiento" –cómo "me'acordao" de Smash, Triana, Agujetas y Gualberto...¡innovación y ruptura!–; ... música..., música..., música..., cante..., canto..., canción; ..."un corazón que se arranca en latidos vociferantes y que por momentos parece que puede estallar de sensibilidad"... ¡Chiqui Calderón!




¡Y las manos!...; unas manos que acarician..., que vuelan..., que golpean..., que subrayan..., que denuncian..., que hablan..., que cantan..., que ponen el dedo en la llaga...; "jondas, ...manos jondas"...; manos que se retuercen..., que se juntan..., que imploran...; manos –y cuerpo entero– hechas canto popular... ¡Chiqui Calderón!




Fin del concierto...
¡MERECIÓ LA PENA VIAJAR A SEVILLA!
¡Que gran proyecto el de Chiqui Calderón!
¡Qué gran pianista Chiqui Cienfuegos!
¡Qué buen trabajo el de Milagros, Macarena y Alfonso en "LA ESTACIÓN DE SEVILLA"!

Ahora me pide el cuerpo hablar de las canciones de Chiqui Calderón, de su disco "Ni frío ni calor"... pero no, lo dejo para dentro de unos días..., cuando me pase esta borrachera musical del jueves pasado que todavía hoy, dos días después, me sigue durando.


Y para concluir, una cosita, si queréis ver algo de lo que pasó en "La estación de Sevilla" el pasado viernes os recomiendo que visitéis el blog de Ende García, amiga del alma que he conocido estos días:


puzzlesonoro.blogspot.com