Páginas vistas en total

lunes, 23 de marzo de 2015

MONCHO ALPUENTE 1 - UNA LÚCIDA ALTERNATIVA A LA CANCIÓN SOCIAL DE LOS SETENTA.

El sábado pasado recibimos la desgarradora noticia de la muerte de MONCHO ALPUENTE escritor, compositor y cantante al que me unía una gran amistad y hacia el que siento una gran admiración. Este ha sido, para mí, inevitablemente, un fin de semana triste y doloroso


MONCHO ALPUENTE nació en Madrid el 23 de mayo de 1949 e inició su apasionante aventura artística –musical y iteraria– en 1969, año en el que creó el grupo "Madres del Cordero".

Moncho, que había sido promotor de una empresa discográfica y que conocía de cerca y en profundidad el nacimiento y la evolución de la llamada "nueva canción", tanto en Madrid como en el resto de España, se planteó la necesidad de crear un grupo musical que vehiculara el rechazo a la dictadura y la reivindicación de la libertad por cauces expresivos completamente distintos de lo que comúnmente se venían utilizando; cauces musicales y poéticos que permitirían hacer llegar la canción al máximo de personas posibles, para darle así su auténtico carácter popular.

En esa línea de pensamiento, Moncho decidió que esos renovados, y renovadores, cauces expresivos debían fundamentarse en la utilización de un lenguaje sencillo y directo que conectara con la realidad, es decir, con los problemas y con las situaciones reales, concretas y cotidianas de la gente: un lenguaje descriptivo –llamémosle "fotográfico"– fácilmente comprensible, y con el que todo el mundo pudiera identificarse.

Para ello optó por la utilización de la sátira, del humor y del divertimento como los elementos esenciales en la composición, tanto poética como musical, de sus canciones. Lo importante para él era conseguir caricaturizar, a través de la canción, las realidades sociales fascistas, burguesas y antidemocráticas de su entorno, de tal forma que la gente pudiera conectar con ellas pasando de la risa a la rebeldía airada, o, si se quiere, del sano cachondeo a la "mala leche" revolucionaria y comprometida.

Así, y con esos planteamientos nació el grupo "Madres del Cordero", integrado por Moncho Alpuente, Antonio Piera, Luis Cocodi, Arturo Bodelón, Jerónimo Martínez y Antonio Gómez.

Grupo "Las Madres del Cordero". En la fotografía, arriba en pie
de izquierda a derecha: Jerónimo Martínez, Moncho Alpuente y Arturo Bodelón.
Sentados de izquierda a derecha: Antonio Gómez, Antonio Piera y Luis "Cocodi"

El grupo "Las Madres del Cordero" tuvo que enfrentarse duramente con una censura gubernamental implacable, que implicó que pudieran llegar a la gran mayoría de la población tal y como se habían planteado.

«Nuestro repertorio –comentaba Monchollegó a ser más conocido por el departamento de censura del ministerio de Información y Turismo que por nuestro público potencial, público con el que sólo podíamos conectar con recitales y festivales clandestinos, o semiclandestinos, celebrados en colegios universitarios y centros obreros».

En esas circunstancias, "Madres del Cordero" se encontró con los componentes del grupo Tábano, Grupo de Teatro independiente creado por Juan Margallo, y decidieron unirse para montar un espectáculo profundamente satírico, crítico y muy divertido al que llamaron "Castañuela 70".

"Castañuela 70", que se representó en el teatro de La Comedia, de Madrid, tuvo mucha repercusión social, pero finalmente fue un espectáculo censurado y prohibido por la Dirección General de Seguridad, lo que supuso la disolución del "Las Madres del Cordero".

Tras esa disolución, Moncho Alpuente fundó, en 1972, un nuevo grupo llamado "Desde Santurce a Bilbao Blues Band", con la misma línea musical, y con el humor y la sátira como formas de expresión; grupo que, con la producción de Alain Milhaud, grabó el LP "Vidas ejemplares" (1973).



Aquella fue una nueva e interesante historia musical que finalizó el 19 de noviembre de 1975, en la Sala Ku, de San Sebastián, con la detención y el encarcelamiento de sus protagonistas, acusados de injurias al Jefe del Estado que, en aquel momento, ya las estaba "palmando"

Cinco años depués, Moncho Alpuente, "el indomable", volvió a la carga, junto con el guitarrista Jesn Pierre Torlois, y formó el grupo "Moncho Alpuente y los Kway"; grupo con el que grabó un nuevo disco titulado "Souvenir" (1980).



En aquel disco, entre otras canciones, Moncho incorporó "Carolina querida"– "jet rovk"–, divertida canción dedicaca a Carolina de Mónaco, con música de Hilario Camacho. Os propongo escucharla y mañana emtraremos en el segundo cuelgue dedicado al amigo que se nos ha ido.