Páginas vistas en total

miércoles, 4 de abril de 2012

SORPRESAS Y ENCUENTROS EN UN CONCIERTO

Lo mejor que tienen los conciertos no masificados y, en particular, los que se celebran en las pequeñas salas o locales donde los "cantautores" presentan y dan a conocer sus trabajos –al tiempo que buscan algunos medios, aunque sean mínimos, para poder ir sobreviviendo–, es que con frecuencia se convierten en conciertos íntimos y familiares en los que se producen sorpresas y encuentros inesperados. Eso fue precisamente lo que ocurrió el pasado lunes, día 2 de abril, en el concierto que protagonizaron Alfonso del Valle y Manuel Cuesta, en Libetad 8 y del que hoy no voy a realizar una crónica, sólo me voy a limitar a contar, o a transmitir, algunas de las sorpresas y encuentros que me asaltaron aquella noche de forma inesperada.

El primer encuentro inesperado se produjo en la misma puerta del Libertad 8; acababa de llegar, estaba charlando con Alfonso del Valle y apareció una chica que se había trasladado desde Santiago de Compostela para, entre otras cosas, asistir al concierto; resulta que se trataba de una joven cantautora a la que desconocía personalmente aunque habíamos tenido algunos contacto a través del blog. Se llama MARÍA VIÑAL.

María Viñal.

Nos presentamos, hablamos un ratito de la canción gallega...; ¡como no! salieron en la conversación Paris Joel, César de Centi, Miguel Alonso o Marcos Mella, y María, como la maga que saca una paloma de su sombrero de copa, sacó de su bolso un disco y me le dió...; su primer disco titulado "Ecos de mareas".


Tengo aquí, a mi lado el disco de María en el que han colaborado Pablo Terraga, Cesar de Centi y Marcos Mella. Me está reclamando que lo escuche con urgencia y lo haré, sin falta, hoy mismo cuando termine este "cuelgue".

Ya dentro de la Sala de Libertad 8, el concierto lo inició ALFONSO DEL VALLE, cantautor al que, como ya es sabido, admiro profundamente. Alfonso es, sin duda, uno de los cantautores mas geniales que tiene este país; hombre de extraordinaria sensibilidad, apasionado amante de la canción, compositor visceralmente popular, y ser humano encasillable, sin lugar a ninguna duda, en la categoría de "muy buena gente": generoso, luchador incansable, buen amigo..., en  fin una de esas personas a las que da gustito escuchar y querer.

La sorpresa que en esta ocasión nos proporcionó Alfonso en su parte del concierto fue el estreno de un "pasodoble" al que –glosando "Suspiros de España" con su peculiar ironía "honda"– ha llamado "Sus-piráis de España", canción en la que el trovador sevillano retoma –con dolor y con enorme solidaridad– el tema de la "emigración" que hoy por hoy vuelve a ser entre nosotro una dolorosa realidad.

Alfonso del Valle.
«Suspirais porque no hay nada
y por desesperación,
con la esperanza gastada
de que ya empiece a ir mejor.
La historia cuenta que antaño
tu abuelo se hubo de ir.
Quizá no hace tantos años
y se vuelve a repetir...
...y a exilios en tierra extraña
suspirais de España.


De esa que gana mundiales
y da a Lorcas y a Dalís
y que desde los arrabales
de Europa está a verlas venir.
La de presiones fiscales,
políticos de postín,
de vehículos oficiales
y de mucho Urdanmanguín.
...y a exilios en tierra extraña
suspirais de España.


De la del salto la rana,
el Lalalá y Eurovisión.
La del "vuelva Vd. mañana"
y la cabra de la legión.
Y de esa la del plan Marshall,
bata de cola y tambor.
Esa de siempre "a dios gracias"
y "haz de tripas corazón".
A exilios en tierra extraña
SUS-PIRAIS de España».

Seguidamente cantó MANUEL CUESTA, del que ya he hablado recientemente con motivo de su concierto en la Sala Galileo. Él también me proporcionó el lunes una sorpresa inesperada. Por primera vez le vi sentarse al piano para acompañarse en una bellísima canción de amor titulada "Amor a contraviento"... ¡sencillamente emocionante!

Manuel Cuesta.

Después, ¡y siguen las sorpresas!, Manuel, con su generosidad acostumbrada invitó  a salir al escenario y a cantar al compositor argentino EMILIANO DEL RIO; creador, que estará por España durante un mes, y al que esta misma semana quiero dedicarle un "cuelgue"... ¡Merece la pena conocerle!... (Y de paso anticipo una de las sorpresas del concierto «¡VOLAD, CANCIONES, VOLAD! - I», en el apartado «...Y ¿QUIÉN SABE?»...; el día 17 de este mismo mes Emiliano también nos acompañará con alguna de sus canciones en la sala Galileo Galilei).

Emiliano del Río y Manuel Cuesta.

Y por último quiero referirme a otro encuentro inesperado de la noche que fue para mi muy gratificante. Entre los espectadores del concierto en la Sala Libertad se encontraba MIGUEL MOLINA (Eme EmeEme), joven apasionado de la "canción de autor" que participa activamente en la «Asociación de Música de Autor "La Escalera"» creada y presidida por JAVIER PANADERO en Cataluña.

Miguel Molina.
Hablé con Miguel un buen rato, le invité a participar, junto con Javier, en las Jornadas sobre la Canción de Autor que estamos preparando para el mes de Junio, y acordamos unir nuestras ilusiones, nuestros  sueños y nuestros proyectos para la reivindicación y la promoción de la música y la canción de autor, a la que nos unen tantas cosas. 

Pata obtener una mayor información sobre la «Asociación de Música de Autor "La Escalera"» consultar:

http://www.facebook.com/pages/La-Escalera-Asociación-de-Música-de-Autor/322505021134156?ref=ts

Concluyo este cuelgue con dos imágenes, la primera de Alfonso y de Manuel compartiendo escenario; y la segunda, una foto de las llamadas de familia, en este caso acompañados también de RODOLFO SERRANO, buen amigo y gran escritor, poeta y periodista.

Manuel Cuesta y Alfonso del Valle.
Miguel Molina, Manuel Cuesta, Rodolfo Serrano,
Fernando Lucini  y Alfonso del Valle