Páginas vistas en total

lunes, 25 de mayo de 2020

UNIVERSO MUSICAL EN LA OBRA POÉTICA DE FEDERICO GARCÍA LORCA V - NUEVA INFORMACIÓN ("POETA EN NUEVA YORK")



SIGO COMPARTIENDO INFORMACION sobre el proyecto “Universo musical en la obra poética de Federico García Lorca” con el fin de sentir el “calorcillo” de la proximidad de los amigos y amigas y su apoyo que para mí es más que necesario.

Adentrarse a fondo en la poesía cantada de Lorca siendo una investigación de enormes dimensiones y de inesperadas y apasionantes sorpresas y descubrimientos. Ayer, por ejemplo. descubrí y me emocionó mucho escuchar unas “Sevillanas a Federico García Lorca” de DOLORES ABRIL grabadas en 1978, y, en el otro extremo del universo musical sobre el que estoy trabajando, “Las seis cuerdas” o el “¡Ay!”, dos poemas musicalizados por el compositor estadounidense GEORGE CRUMB. (No las conocía y ya forman parte de los más de 5000 registros musicales que tengo recogidos y clasificados).

También es cierto, no voy a negarlo, que en este apasionante trabajo hay momentos en que me asalta la duda y un poco la desesperanza. Momentos en los que no sé si lo que estoy haciendo verdaderamente merece la pena, y en los que me acecha la tentación de abandonar el proyecto. Están siendo muchos los meses, los días, el esfuerzo y la inversión económica que estoy realizando y no sé si algún día contaré con el apoyo que un trabajo como este requiere para poder hacerlo público y al servicio de las personas a las que pueda interesarle. Llevo más de un año trabajando y hasta este momento, quitando la solidaridad de los amigos y amigas, no ha habido ninguna institución cultural que verdaderamente lo respalde y me ayude a seguir “pa’lante”. Tengo verdaderamente miedo a que algo que yo considero muy valioso se quede aquí en mi ordenador y no pueda volar.

A decir verdad, momentos como los anteriores son los menos y superables gracias a la confianza de las personas que a diario me estimulan a seguir, y, sobre todo, con el trabajo cotidiano –más de seis horas diarias–, y con los resultados que voy obteniendo. Por ejemplo: la comprobación de que de los 34 poemas que componen el libro “POETA EN NUEVA YORK” solo han dejado de musicalizarse y cantarse 4, es decir, se ha candado más del 88% de este poemario tan complejo y nada fácil de musicalizar.

Aquí os dejo, como ya hice anteriormente con el “Diván del Tamarit” y con el “Romancero gitano”, cuáles poemas y cuantas versiones han sido grabadas de la gran obra lorquiana “POETA EN NUEVA YORK” (1930):

I. «POEMAS DE LA SOLEDAD EN COLUMBIA UNIVERSITY» 
• Vuelta de paseo (4 versiones)
• 1910. Intermedio (4 versiones)
• Fábula y rueda de los tres amigos (3 versiones) 
• Tu infancia en Menton (3 versiones) 

II. «LOS NEGROS» 
• Norma y paraíso de los negros (6 versiones)
• El rey de Harlem (9 versiones)
• Iglesia abandonada. Balada de la gran guerra (2 versiones) 

III. «CALLES Y SUEÑOS» 
• Danza de la muerte (3 versiones)
• Paisaje de la multitud que vomita. Anochecer de Coney Island (1 versión) 
• Paisaje de la multitud que orina. Nocturno en Battery Place (1 versión)
• Asesinato. Dos voces de madrugada en Riverside Drive (6 versiones)
• Navidad en el Hudson
• Ciudad sin sueño. Nocturno del Brooklyn Bridge (15 versiones)
• Panorama ciego de Nueva York
• Nacimiento de Cristo (3 versiones)
• La aurora (19 versiones) 

IV. «POEMAS DEL LAGO EDEN MILLS» 
• Poema doble del lago Eden (3 versiones) 
• Cielo vivo (2 versiones) 

V. «EN LA CABAÑA DEL FARMER. CAMPO DE NEWBURG» 
• El niño Stanton (3 versiones)
• Vaca (1 versión)
• Niña ahogada en el pozo. Granada y Newburg (3 versiones) 

VI. «INTRODUCCIÓN A LA MUERTE. POEMAS DE LA 
SOLEDAD EN VERMONT» 
• Muerte (3 versiones)
• Nocturno del hueco (I y II) (4 versiones)
• Paisaje con dos tumbas y un perro asirio (3 versiones) 
• Ruina (4 versiones)
• Luna y panorama de los insectos. Poema de amor 

VII. «VUELTA A LA CIUDAD» 
• Nueva York. Oficina y denuncia (5 versiones) 
• Cementerio judío (1 versiones)
• Crucifixión 

VIII. «DOS ODAS» 
• Grito hacia Roma. Desde la torre del Chrysler Building (3 versiones) 
• Oda de Walt Whitman (11 versiones) 

IX. «HUIDA DE NUEVA YORK. DOS VALSES HACIA LA 
CIVILIZACIÓN» 
• Pequeño vals vienés (69 versiones) 
• Vals de las ramas (10 versiones) 

X. «EL POETA LLEGA A LA HABANA» 
• Son de negros en Cuba (28 versiones) 


domingo, 24 de mayo de 2020

TESTIMONIOS MUSICALES; AUTE (22)


El gobierno Suárez legaliza los partidos políticos –entre ellos el PCE–, se reconoce el derecho a la huelga. se promulga un segundo decreto de amnistía, entran en funcionamiento las centrales sindicales y se celebran elecciones legislativas, acontecimiento político que no se había producido en España desde 1936. En el mes de octubre la Academia Sueca concede el premio Nobel de Literatura a Vicente Aleixandre.

A nivel político se está produciendo el salto de la cruel dictadura a la esperanza naciente de una democracia que empieza a desesperezarse. En Aute este acontecer parece como si le desbordara –momentánea e impulsivamente– de entusiasmo, solo así se explica el nacimiento de su canción "A por el mar".

«El mar, que fue una palabra
vacía y sin horizonte,
hoy es un niño que canta
sobre cuarenta prisiones,
un niño que se despierta
como una ola gigante,
lleva en un puño una perla
y un coral rojo en la sangre.

A por el mar,
a por el mar que ya se adivina,
a por el mar,
a por el mar, promesa y semilla
de libertad,
a por el mar, a por el mar...

El mar nos está esperando
a poco tiempo del sueño,
sólo es cuestión de unos pasos,
esos que reprime el miedo,
vayamos, pues, a abrazarlo
como un amante que vuelve
de un tiempo que nos robaron,
ese que nos pertenece.» (48)

Sin embargo Luis Eduardo "solitario solidario" –como le llamaría el poeta Antonio Martínez Sarrión– no es hombre de fácil conformismo, su visión de la vida y de la realidad siempre ha ido más allá de lo puramente circunstancial y anecdótico, de ahí precisamente la perdurabilidad de su obra.


Frente al proceso de la transición democrática, tan lleno de promesas vociferantes, lo que a él le va a importar, sobre todo, es la vida como realidad colectiva y explicitada, una vez más, en el sentido de su propia existencia. «El problema no es cómo vamos a andar por la vida –me cuenta Eduardo–, sino qué es la vida, quiénes somos. A mí lo que me interesa es primero ver quiénes somos, de qué va esto de vivir, de qué se trata, y después, si lo sabemos, intentarlo».

«Decir espera es un crimen,
decir mañana es igual que matar,
ayer de nada nos sirve,
las cicatrices no ayudan a andar.

Sólo morir permanece
como la más inmutable razón,
vivir es un accidente,
un ejercicio de gozo y dolor.

Que no, que no, que el pensamiento
no puede tomar asiento,
que el pensamiento es estar
siempre de paso, de paso, de paso...

Quien pone reglas al juego
se engaña si dice que es jugador,
lo que le mueve es el miedo
de que se sepa que nunca jugó.

La ciencia es una estrategia,
es una forma de atar la verdad
que es algo más que materia,
pues el misterio se oculta detrás.

Hay demasiados profetas,
profesionales de la libertad,
que hacen del aire, bandera,
pretexto inútil para respirar.

En una noche infinita
que va meciendo a este gran ataúd
donde olvidamos que el día
sólo es un punto, un punto de luz.» (49)

Un buen día, el hijo mayor de Aute, escribe: «Las alas del agua vuelan por los ríos de ALBANIA». Albania es la utopía naciente en una nueva generación. Luis Eduardo Aute ante aquella expresión se siente conmovido, es lamentable no poderle ofrecer al hijo, al que se ama, aquello que está naciendo en lo más profundo de sus sueños.


«Yo se que allí,
allí donde tu dices,
vuelan las alas del agua
como palomas de escarcha
y el mar no es azul
sino vuelo de tu imaginación
en Albanta.

Que aquí, ya tú lo ves,
es Albanta al revés...

Yo se que allí
allí donde tu dices,
no existen hombres que mandan
porque no existen fantasmas
y amar es la flor
más perfecta que crece en tu jardín
en Albanta.

Que aquí, ya tú lo ves,
es Albanta al revés...» (50)

La utopía de Albania "donde amar es la flor más perfecta que crece en el jardín de la vida", se debate ahora en un enfrentamiento con la realidad cotidiana percibida por el poeta, realidad que es aún "Albania al revés"... Fue largo el tiempo de la espera, ahora era urgente romper con las prudencias, con las insatisfacciones y con la muerte del pasado, era urgente el estallido de la vida, el estallido del sentimiento..., era urgente no concederle más tiempo al tiempo.

Tal vez fue aquella experiencia la que le hizo retomar a Aute una vez más, a su ya antigua experiencia de la muerte como una realidad acechan y asesina de cualquier tipo de unopías.

«No sé qué coño me pasa hoy
que no consigo saber quién soy
ni cómo vine ni dónde estoy, estoy, estoy.

No encuentro el aire para el pulmón,
tampoco escucho mi corazón,
reposo sobre un duro colchón, colchón, colchón.

Me abraza una oscuridad total,
algo en la boca me sabe mal,
siento en el cuerpo un frío glacial, glacial, glacial.

Algo impide que me mueva,
un vacío sepulcral,
mi cuerpo con vida
descansa en paz, descansa en paz...

Tengo dos manos y una nariz,
junto a la ceja una cicatriz,
al despertar me siento feliz, feliz, feliz.

De pronto toda la habitación
en un instante se hace prisión,
urgentemente salgo al balcón, balcón, balcón.

La calle abajo es un gran ciempiés
que me convida a andar al revés
y yo no logro encontrar los pies, los pies, los pies.» (51)

Pero Eduardo no "descansa en paz", su cuerpo en el universo de sus contradicciones, ahora más que nunca, expresa sus deseos de vivir..., estamos asistiendo al alumbramiento de su segunda trilogía discográfica "Canciones de amor y vida".

Durante este año Aute también compone las bandas sonoras de varias películas y obras de teatro dirigidas por Enrique Brasó, Angelino Fons, Fernando Arrabal, Fernando Fernán Gómez o José María Gutierrez.

(48) "A por el mar" (Albanta, 1978).
(49) "De paso" (Albanta, 1978).
(50) "Albanta" (Albanta, 1978).
(51) "No sé que coño me pasa hoy" (Albanta, 1978).

jueves, 21 de mayo de 2020

TESTIMONIOS MUSICALES: AUTE (21)


Todas aquellas reflexiones existenciales y poéticas que Luis Eduardo Aute ha venido haciendo sobre el hecho de la muerte –la mayoría de ellas contenidas en su libro "La matemática del espejo"–, las va a grabar ahora en forma de canciones en su LP: "SARCÓFAGO". Un LP con el que completará su primera trilogía discográfica conocida como "Canciones de amor y muerte".


El mismo Eduardo hablando de su primera trilogía afirmaba lo siguiente: «El amor y la muerte son dos caras de la vida. El amor es aquella trampa que nos inventamos para olvidarnos de la muerte; puesto que sabemos que vamos a morir, vamos a inventarnos la euforia de vivir, que es el amor, y vamos a agarrarnos a eso. Nos movemos entre esos dos polos, entre una presencia constante de la muerte, puesto que sabes que vas a morir, y, por otro lado, la muerte en cuanto a que las cosas se deterioran, a la incomunicación, a la represión y a todo tipo de cortapisas que te ponen en la vida.»


«Después de las rupturas,
iniciada la tibia mansedumbre que sobrevive,
brasas primeras del atardecer premonitorio
en el hervor de las memorias.
Ahora en horas de escasos segundos
empiezan las piedras a ser mortales
y el viento, como insultos cansados,
debilita el paisaje.

Después de las rupturas,
exánimes, se rompen ellas mismas,
una a una.» (46)

En el intervalo entre "ESPUMA" y "SARCÓFAGO" Aute graba y edita "BABEL" –con canciones la mayoría de ellas compuestas en años anteriores– y "FORGESOUND".


Todo este acontecer discográfico se produce mientras que en el país se están dando los preámbulos de la esperada y tan deseada transición democrática. Arias Navarro dimite en el mes de julio y es nombrado Alfonso Suárez como nuevo presidente del gobierno. Se concede una amnistía parcial y el 18 de noviembre es aprobada por las cortes la Ley para la Reforma Política.

En ese contexto "BABEL""FORGESOUND" son dos trabajos satíricos de gran interés desde un punto de vista de una critica sociológica del momento, revestida con aires de una sabia ironía.



En concreto "FORGESOUND" es el resultado de un trabajo de creación colectiva y de un lucido divertimiento entre Aute y Jesús Munárriz sobre los personajes y las historias del humorista Antonio Fraguas "el Forges". La interpretación contó con las voces de Aute, Munárriz, Teddy Bautista, Rosa y Julia León. Los arreglos musicales, en este caso, corrieron a cargo del maestro Fernando García Morcillo autor, entre otras, de la inolvidable "La vaca lechera".


Mientras tanto Luis Eduardo publica su segundo libro titulado "Poemas y canciones" y realiza la banda sonora de "La viuda andaluza", dirigida por Francisco Betriú, y de "La señora García se confiesa", de Adolfo Marsillach para RTVE.

«No cuente usted con los dedos,
de eso se ocupa la historia,
de qué le sirve el recuerdo
si ya no es suyo, señora,
mi señora García.
Destruya usted la agonía
de los caminos de rosas
y agárrese a las heridas
que nunca tuvo señora
mi señora García.

Ay, señora, mi señora,
la vida es otra cosa, señora.
En este mundo los espectros,
reliquias y ceremonias,
sólo verá en los espejos
la imagen de su derrota,
mi señora García.

No es el amo la mentira
de las ruinas de alcoba,
es algo que, todavía,
le está esperando, señora, 
mi señora García.
Que el tiempo pasa deprisa,
sólo es cuestión de unas horas,
empiece su biografía
con la palabra; ahora, 
mi señora García. 
Ay, señora, mi señora,
la vida es otra cosa, señora.» (47)

(46) "Después de las rupturas" (Sarcófago, 1976)
(47) "Mi señora García" (Canción no grabada),

NOTA. La canción "Mi señora García" puede ser escuchada en el siguiente enlace de YouTube: 

miércoles, 20 de mayo de 2020

FEDERICO GARCÍA LORCA IV - NUEVA INFORMACIÓN UNIVERSO MUSICAL EN LA OBRA POÉTICA DE


Sigo trabajando en la investigación sobre la poesía musicalizada y cantada de Federico García Lorca y un día más quiero compartir algunos de los apasionantes descubrimientos que estoy realizando.

Comentaba hace unos días que una de las más claras y rotundas conclusiones a las que estoy llegando es que aproximadamente el 90% de su obra poética ha sido musicalizada y cantada. ¡Lo que es sorprendente!

Hay libros de poemas de Lorca que han sido musicalizados y cantados en su totalidad, por ejemplo el "DIVÁN DEL TAMARIT" (1936). Sus 11 gacelas y sus 9 casidas se han hecho canción totalizando. hasta este momento, 210 versiones. Y digo hasta este momento, porque esta investigación tiene que ser totalmente abierta. Esta misma mañana, por ejemplo, he tenido que incorporar una gacela y una casita de Moncho Otero y de Rafa Mora que no conocía y que son dos bellísimas creaciones.

Concreto y amplio seguidamente la anterior información sobre el "DIVÁN DEL TAMARIT" con el siguiente listado en el que aparecen el números de versiones cantadas que se han creado con cande una de sus gacelas y casitas.

«GACELAS»
• Gacela I. Del amor imprevisto (21 versiones)
• Gacela II. De la terrible presencia (7 versiones)
• Gacela III. Del amor desesperado (24 versiones)
• Gacela IV. Del amor que no se deja ver (9 versiones) 
• Gacela V. Del niño muerto (16 versiones)
• Gacela VI. De la raíz amarga (9 versiones)
• Gacela VII. Del recuerdo de amor (12 versiones)
• Gacela VIII. De la muerte oscura (9 versiones)
• Gacela IX. Del amor maravilloso (8 versiones)
• Gacela X. De la huida (7 versiones)
• Gacela XI. Del amor con cien años (5 versiones)

«CASIDAS»
• Casida I. Del herido por el agua (10 versiones) 
• Casida II. Del llanto (11 versiones)
• Casida III. De los ramos (5 versiones)
• Casida IV. De la mujer tendida (6 versiones)
• Casida V. Del sueño al aire libre (2 versiones)
• Casida VI. De la mano imposible (4 versión)
• Casida VII. De la rosa (12 versiones)
• Casida VIII. De la muchacha dorada (8 versiones) 
• Casida IX. De las palomas oscuras (25 versiones)

... ¡Y sigo trabajando! ¡Y seguiré contando!... Siempre con la esperanza de poder compartir finalmente el resultado de la investigación en cuanto sea posible.