Páginas vistas en total

miércoles, 28 de abril de 2021

IMAGEN QUE IRÁ EN LA CUBIERTA DEL PRÓXIMO LIBRO «RAFAEL ALBERTI ...Y SU PALABRA SE HIZO MÚSICA»

Os comparto la imagen que irá en la cubierta del nuevo libro «RAFAEL ALBERTI ...Y SU PALABRA SE HIZO MÚSICA», siguiendo el diseño general de la colección "Canción y Literatura".

Otra cosita, el amigo y cantautor FERNANDO POLAVIEJA, que es uno de nuestros creadores que más ha cantado a Alberti, acaba de ofrecerme su colaboración para la campaña de verkami que lanzaré en mayo. Como veréis su hermoso libro-disco "LA AMANTE" es el primero que aparece en la imagen del libro.

También recordaros que aún me quedan libros de NERUDA y que en realidad la forma de apoyar este proyecto es comprar los libros. Son libros posibles solo y gracias a la compra de los buenos amigos y amigas. (El que desee comprarlo que me mande un mensaje y hablamos).



domingo, 25 de abril de 2021

ENTRAÑABLE HISTORIA DE UN POEMA ILUSTRADO DE RAFAEL ALBERTI: «¡VOLAD, CANCIONES, VOLAD!»

Ahora que acabo de iniciar la investigación previa a la redacción del libro «RAFAEL ALBERTI ...Y SU PALABRA SE HIZO MÚSICA», me resulta imposible dejar de recordar, con mucha ternura, el día que hablé por primera vez con RAFAEL y la preciosa y entrañable historia –con poema ilustrado añadido– que surgió con motivo de aquel encuentro. Historia que ya conté en el Capítulo 21 del libro "Mi vida entre canciones" y que me apetece compartir ahora aquí donde "Cantamos como quien respira".

El segundo volumen de mi libro "Veinte años de canción en España (1963 - 1983)", editado en abril de 1985, se centró fundamentalmente sobre la "libertad", la "identidad" y el "amor", temas a los que añadí otros dos complementarios: "el profundo valor del sentimiento" y "la amistad". La ilustración de su cubierta la creó RAFAEL ALBERTI, el prólogo lo escribió GABRIEL CELAYA, y el epílogo, titulado "De la crisis y la renovación", corresponde al periodista ANTONIO GÓMEZ.


Cuando terminé y tuve preparado el original de este libro pensé en que me encantaría que pudiera prologarlo RAFAEL ALBERTI –sin duda uno de los poetas que más había sido musicalizado y cantando en aquel momento–. 

Lo pensé y decidí intentarlo.Personalmente conocía muy poco a Rafael, solamente de encontrarnos en algunos actos organizados en el Instituto Cultural Andaluz del que en aquel momento yo era vicepresidente.

Sabía que en aquel momento el poeta vivía en un piso de la Plaza de los Cubos –en la zona madrileña de Princesa–, y que habitualmente, todas las tardes, bajaba a merendar, o a cenar, a la cafetería de un VIPS que había debajo de su casa. En la librería de aquel VIPS, vendían algunas de sus obras, y el poeta (con gran amabilidad) solía firmar autógrafos a las personas que las compraban y le solicitaban una dedicatoria.

Una tarde decidí ir a aquella cafetería con el original del libro para acercarme a Rafael, hablarle del proyecto que estábamos poniendo en marcha, y decirle que me encantaría que, si era posible, fuera él quien prologara el segundo volumen que estaba a punto de editarse.

Cuando Alberti vio que me acercaba a él no me reconoció, pensó que era alguien que iba a solicitarle un autógrafo, lo que le hizo mostrarse sonriente y amable; pero cuando le expliqué quien era y lo que en realidad quería, no os podéis hacer ni idea del "cabreo" que se pilló. Reacción que justificó diciéndome, a gritos, que lo estábamos explotando, que no le dejábamos en paz y que no le escribía un prólogo a nadie más, sobre todo si encima se lo pedíamos gratis. (La verdad es que en aquel momento la situación económica de los poetas, como él, comprometidos con los derechos humanos y la democracia era totalmente insostenible.)

El enfado fue tan grande y tan ruidoso, que yo me sentía absolutamente avergonzado y no sabía que hacer, ni donde meterme. Entonces, para intentar calmarle, ingenuamente le dije: «Rafael, no te enfades y perdona. Olvídate de lo que te he dicho y no te preocupes. Lo que haré es pedirle el prólogo a Celaya que como es buen amigo seguro que me lo escribe». (En aquel momento ya había conocido a Gabriel Celaya y manteníamos una preciosa amistad.)

Cuando Rafael escuchó aquello su enfado se acrecentó más aún: «¡Celaya, Celaya!... ¡Claro que te lo escribirá!... ¡Y a lo mejor sin leerse el libro!...». Y entonces yo, sin saber como salir de aquella situación intenté despedirme y largarme...; pero entonces, cambiando totalmente de tono, me dijo el poeta: «¡Espera! ¡Déjame el libro y pasa mañana por mi casa. »

Al día siguiente fui a su casa, me recibió él mismo y nada más saludarme me dio un sobre y me dijo: «Toma, esto para ti, para que lo pongas en tu libro... Pero no lo abras ahora, ábrelo si quieres en el ascensor... Y que el prólogo te lo haga Celaya o quien sea.»... Nos despedimos, y nada más salir de su casa leí algo que me había escrito en el sobre, concretamente esto: 

Abrí el sobre y me encontré con que lo que él llamaba "eso", era el hermoso dibujo de una paloma rodeado de un pequeño poema que recogía maravillosamente el contenido global de aquel segundo volumen. Concretamente este:

De la casa de Rafael, inmensamente feliz, me fui directamente a la de Gabriel y de Amparo... ¡No salíamos del asombro!. Después de reírnos y charlar un buen rato Celeya me dijo: «Pon el dibujo de Rafael en la portada, y el prólogo que yo iba iba a escribirte para el volumen dedicado a los problemas sociales te lo hago para este.»... Y dicho y hecho, a los pocos días Gabriel me mandó su prólogo acompañado de una tarjeta que decía: «Querido amigo. Te envío el prologo que te prometí. Ya me dirás si te sirve. Perdona mi pésima mecanografía. Llevo 60 años dándole a la máquina y todavía no he aprendido. ¡Abrazos!»...


Hoy el dibujo original de Rafael se conserva en Centro Lucini de la Canción de Autor en Granada al que hice entrega de una buena parte de mi colección y de mi memoria.

jueves, 22 de abril de 2021

«PINCELADAS JONDAS»: UN SUEÑO POSIBLE TODAVÍA NO REALIZADO... ¿SERÁ POSIBLE TODAVÍA?

Posiblemente unos de los proyectos más apasionantes que he emprendido en mi vida ha sido el diseño y la realización de numerosas exposiciones relacionadas con la "canción popular", la "canción de autor" y el arte contemporáneo.

Muchas de esas exposiciones conseguí realizarlas dentro y fuera de España, pero hubo una de ellas –de las que más me ilusionaron y a la que dediqué más tiempo y esfuerzo– que no he podido hacer realidad por falta de medios y del apoyo de alguna institución, o grupo cultural, que estuviera dispuesta a patrocinarla y liderarla.

A esta exposición –creo que es un sueño aún posible– la llamé: PINCELADAS JONDAS.

PLANTEAMIENTO DE LA EXPOSICIÓN

Este proyecto se basa en el diseño y en la creación de una exposición en la que se recoja una muestra significativa de las carpetas –o carátulas– que, en el marco de la discografía flamenca, han sido ilustradas por artistas plásticos contemporáneos. 

Se trata de una exposición que conecta con el gesto solidario y de complicidad que surgió, a mediados de los años sesenta –y que se sigue manifestando en la actualidad–, entre el arte y la canción, es decir, entre los creadores plásticos, los músicos y los poetas. Gesto que provocó la fusión de la palabra, de la música y de la imagen plástica, hermanadas en una común sensibilidad y con unos mismos latidos.

Obra de Francisco Moreno Galbán
para el LP: "Cantes flamencos básicos".
José Menese (1967)

En ese contexto, tuvo una especial relevancia la relación entre el flamenco y la creación plástica puesta de manifiesto en el diseño y en la creación de las carpetas que presentaban y protegían los primeros discos de artistas como José Menese, Manuel Gerena, Manuel Soto Sordera, Antonio Mairena o Diego Clavel; carpetas en las que se reprodujeron obras de Rafael Alberti, Josep Guinovart –ilustrador de discos de Gerena y de Diego Clavel–, José Ortega, Francisco Moreno Galván –tan entrañablemente unido a los cantes de Menese, de El Pele y de Antonio Mairena– o José Caballero.

A partir de aquella iniciativa de encuentro y de relación entre el flamenco y la creación plá  lstica han seguido apareciendo numerosos discos con carpetas –o carátulas– ilustradas por diversos pintores contemporáneos, entre ellos, por ejemplo, los siguientes: Miguel Alcalá, Eduardo Arroyo, Aute, Miquel Barceló, José Basto, Francisco Borrás, José Manuel Capuletti, Pedro Carabante, Hernás Cortés Moreno, Paco Cuadrado, Jorge Chalmeta, Álvaro Delgado, José Luis Delgado, Aurelio Díza Trillo “Buly”, Raul Espinel, Alberto Gallo, José Ramón Gómez Nazábal, Gualberto, Mariscal, Antonio Martínez Mengual, Sergio Mora. Máximo y Benito Moreno, José Luis Muñoz, Paco Pérez Valencia, Puebla, Javier Romero, Paco Rubio, Manuel Riverq, Gerard Sala, Ceesepe, Rafa Sañudo, Juan Valdés, Rosa Vallespí, David Zafra, el mismísimo Federico García Lorca,  etc.

Entre esos pintores cabe destacar a Francisco Moreno Galván –al que antes hacía referencia y al que nunca se le hizo el homenaje/memoria que bien se mereció–, y a Máximo Moreno, artista sevillano que ha creado bellas e importantes obras para discos de Romero Sanjuán, Manuel Sánchez Pernía, Los Amaya, El Luis, Camarón, Manolo Sanlúcar, Paco de Lucía, Lole y Manuel, Gualberto, Javier Ruibal, Triana, Alameda, El Barrio, etc.

DESCRIPCIÓN Y ALGUNAS MUESTRAS

Una vez realizada una amplia investigación, tras la recogida de más de 200 carpetas de discos de flamenco que podrían incorporarse a la exposición y realizada la localización de algunas obras originales correspondientes a dichos discos, decidí dividir la muestra en dos secciones:

1. Cubiertas de discos de vinilo publicados en los años 50 y 60.
2. Cubiertas de discos de vinilo y CD`s `publicados entre 1970 y 2015.

De los años 50 y 60 encontré verdaderas joyas como estas:


Y ya a partir de los años 70 cubiertas de discos que reproducen auténticas obras de arte firmadas por los más importantes pintores contemporáneos. Valgan como muestra las siguientes:


Obra de JUAN VALDÉS para Antonio Mairena


Obra de JOSE MANUEL CAPULETTI 
para Antonio Mairena


Obras de MIGUEL ALCALÁ

Obra de CEESEPE para Kiko Veneno


Obras de JOSEP GUINOVART para Manuel Gerena



Obras de FRANCISCO MORENO GALVÁN
pra José Menese


Obra de EDUARDO ARROYO


Obras de ÁLVARO DELGADO
y JOSÉ RAMÓN GÓMEZ NAZARAL
para Diego Clavel


Obra de MIQUEL BARCELÓ para Camarón


Obras de JOSÉ ORTEGA para Manuel Gerena



Obras de BENITO MORENO



Obras de MÁXIMO MORENO para
Paco de Lucía, Laventa y Miguel López


Obras de PICASSO


Obras de ALBERTI


Obra de VAZQUEZ DE SOLA
para Juan Pinilla

El proyecto de exposición sigue siendo un "sueño posible... 
¿Lograré algún día hacerlo realidad? 
... ¡OJALÁ!


lunes, 19 de abril de 2021

PROMOCION Y VENTA DEL LIBRO "PABLO NERUDA ...Y SU PALABRA SE HIZO MÚSICA"


Una vez más he podido comprobar las ventajas y los riesgos de autoeditarme mis propios libros. Evidentemente las ventajas son muy superiores a los riesgos: Escribir y editar en absoluta libertad y, sobre todo, tener un contacto directo y afectivo con las personas que se interesan por mis libros y se deciden a comprarlos. Un grupo numeroso de amigos y amigas hacia los que me siento profundamente agradecido.

Los "riesgos": en realidad solamente uno: La difusión es pequeña, los libros no están en escaparates y librerías y me tengo que dedicar a ofrecerlos y venderlos yo mismo. Y eso es lo que voy a hacer ahora con el libro de NERUDA. Aún me quedan ejemplares. Si alguien está interesado en comprarlo y, con ello, ayudarme en el proyecto "CANCIÓN Y LITERATURA" puede hacer lo siguiente: 


El "rito" de recibir esos mensajes, dedicar los libros, mandarlos por correo y saber que han llegado es ¡fantástico!... 

¡GRACIAS Y, POR FAVOR, DIFUNDIR ESTE "GUELGUE"!. VOSOTROS Y VOSOTRAS SOIS CLAVES EN LA PROMOCIÓN Y PROPAGACIÓN DE ESTOS LIBROS!