Páginas vistas en total

domingo, 27 de julio de 2014

DOS PALABRAS Y UNA CANCIÓN... ¡CON ESO BASTA PA'ENTENDERLO!

La palabra:
¡SINVERGÜENZAS!
¡LADRONES!


La canción:
"¡AY SUIZA, PATRIA QUERIDA!"
de Luis Eduardo Aute Y Jesús Munárriz en el disco "Forgesound" (1977).
(Advertencia: donde se lee o se escucha Suiza, se pude escuchar o leer Andorra
 o cualquier otro paraíso fiscal)


«Con las maletas bien repletas de pesetas
Vuelo a Laussane una vez a la semana
pequeñas sisas pa que viajen mis divisas
que siempre el capital es internacional
Ser patriota no es sinónimo de idiota
yo la bandera la llevo en la billetera
me da canguelo si me huelo algún revuelo
y me sienta fatal la reforma fiscal

Ay Suiza Patria Querida
Ay Suiza de mis amores
Yo tengo una cuenta en Suiza
con muchísimos millones
Vivan las cuentas en clave
la fuga de capital
el tráfico de divisas
viva la Suiza neutral
viva la Suiza neutral
refugio de mi chequera
viva la banca extranjera
con capital nacional

A mí el futuro no me deja sin un duro
lo que he afanado ya lo tengo bien guardado
si la tortilla da la vuelta no me pilla
con una mano alante y con la otra detrás
Yo tengo en Suiza una cuenta muy maciza
es la vacuna que protege mi fortuna
Teniendo pelas no me quedo yo a dos velas
Viva el país de "iras y nunca volverás"».

sábado, 26 de julio de 2014

«EQUIDISTANCIAS»... ¡Y SIEMPRE APRENDIENDO Y SORPRENDIÉNDOME!... ¡GRACIAS JAVIER PELAYO!

JAVIER PELAYO.

Desde hace mucho tiempo vengo comprobando que la "canción de autor", y sus creadores, pueden "sorprenderte" siempre, y que siempre pueden proporcionarte algo nuevo que aprender; hecho que hace unos días pude volver a comprobar gracias a un cantautor conquense llamado JAVIER PELAYO.

Javier, hace tiempo, me mandó su último disco editado en el año 2012; lo recibí, lo escuché y lo coloqué en un espacio de mi discoteca en el que voy guardando los discos pendientes de incorporar a la "base de datos"; en este caso, en particular, porque contenía varios textos literarios musicalizados.

Son tantos los discos que recibo a diario que he de confesar que llevo un importante retraso respecto a la actualización de esa "base de datos" que pronto, si es posible, integrará la que venimos llamando la Fonoteca de la Canción de Autor.

Pues bien, hace unos días, informando sobre la WEB «CANCIÓN CON TODOS», anticipábamos un listado de los poemas de ANTONIO MACHADO que habían sido musicalizados y cantados a lo largo de la historia de nuestra "canción de autor". Tras la publicación de aquel listado el amigo Javier Pelayo me mandó un correo diciéndome que faltaba el poema "Mi bufón" que él había musicalizado y cantado en su disco "Equidistancias" (2012); información que no sé como agradecerle sobre todo porque con ella se le da un carácter real a que nuestra futura Web y la Fonoteca tienen que ser unas realidades construidas por todos y entre todos.

Efectivamente, en aquel disco de Javier, no solamente musicalizaba y cantaba el poema "Mi bufón" de "Campos de Castilla" de Antonio Machado, sino mucho más, como enseguida vamos a comprobar.


En el disco "Equidistancias", de Javier Pelayo, podemos escuchar ocho canciones propias –dos de ellas  con música del compositor Manuel Millán de las Heras– y seis canciones con textos íntegros, o fragmentos significativos, de grandes poetas como Miguel Hernández, Antonio Machado o Federico Muelas. (No faltan tampoco citas y alusiones a Benjamín Prado, José Ángel Valente, Mario Benedetti, Jorge Guillén, o Blas de Otero al que le rinde su homenaje con la canción "Ecce Versus").

De Antonio Machado, en concreto, Javier Pelayo incorpora en su disco dos canciones-poemas: Una preciosa versión de "Soñé que tú me llevabas" y la ya citada "Mi bufón", poema que es el único cantautor que ha musicalizado –que yo sepa– y que introduce con un texto propio. Os propongo escucharla a través de este enlace de "goear":



«Por ese mundo que habitas dentro del espejo
hurgando en la parte oscura de los sentimientos.
Si vienes o vas, ignora mi calma y permanece lejos
que la verdad no encuentra razones para tu esperpento.

Don Antonio me habló de un siglo a este tiempo.
Abrí aquel libro y bailando te allé en medio de un verso:»

«El demonio de mis sueños
ríe con sus labios rojos,
sus negros y vivos ojos,
sus dientes finos, pequeños.
Y jovial y picaresco
se lanza a un baile grotesco,
luciendo el cuerpo deforme
y su enorme joroba.
Es feo y barbudo,
y chiquitín y panzudo.
Yo no sé por qué razón,
de mi tragedia, bufón,
te ríes... Mas tú eres vivo
por tu danzar sin motivo».

Por otra parte, de Miguel Hernández, Javier canta en este disco dos poemas "Ausencia" y "Como la higuera" –de "Cancionero y Romancero de Ausencias"–; y de Federico Muelas el precioso poema "Cuenca en volandas".

No puedo concluir este "cuelgue" sin referirme, en primer lugar, a los músicos que acompañaron a Javier en la grabación de su disco: Eduardo Calleja –clarinetes y percusión–, Manuel Margeliza –guitarras, violín, bajo y mandolina–, Iñaki Martínez –piano– y Sheila Ponce –haciendo coros en la canción "Mujer de niebla".

Por otra parte me encanta compartir dos frases-reflexiones que JAVIER PELAYO incorpora al libreto de su disco. La primera es de Benjamín Prado y dice así: «EL QUE CANTA CONVIERTE SUS PALABRAS EN PÁJAROS»... ¡Magnífico!... Y a partir de ahí, esta otra reflexión ilustrada del propio Javier.


¡Gracias Javier, y perdona por el retraso de esta crónica!

miércoles, 23 de julio de 2014

RETRATO ÍNTIMO DE «MIKEL LABOA»

MIKEL LABOA

Este "retrato íntimos" los escribí en el mes de diciembre de 1997, 
o sea, once años antes de que nos dejara; 
concretamente Mikel murió el 1 de diciembre del 2008.

Tal vez una de las experiencias más mágicas y más extraordinarias que se pueden vivir es la del encuentro libre y sensorial con la expresión artística, en cualquiera de sus manifestaciones; la experiencia que supone sumergirse en ese espacio de comunicación libre, íntimo y sereno en el que, abandonado al eco de tus sensaciones y de tus sentimientos –y sin más mediación que la obra de arte en sí misma–, descubres como sutilmente te va penetrando y te prende.

En ese momento es cuando más estalla la magia –la magia o el encantamiento–; y cuando el objeto artístico se hace un poco tú mismo, y sientes como se integra en el más reservado rincón de tu intimidad; rincón en el que estallan la sensibilidad y el sentimiento, en el que fluyen la imaginación y la fantasía y donde uno va atesorando las realidades que más ama y a las que acude, de vez en cuando, para salir de los túneles, y para realimentar los deseos de vivir.

Esta experiencia fue la que yo pude vivir, hace ya bastantes años, cuando escuché cantar por primera vez a MIKEL LABOA. Aquel hombre manaba música por todos sus poros y tenía una voz que, desde el primer momento, me resultó misteriosa e irresistiblemente atractiva.

De Mikel siempre me llamó la atención la forma en que interiorizaba y recreaba la música y la canción tradicional de euzkadi, y el tono justo y medido que sabía darles a los textos de los poetas cuando se decidía a ponerles música –poetas vascos, como Xavier Lete "amigo del alma", Bernardo  Atxaga o Joseba Sarrionandia; o Bertolt Brecht, a quien tan brillantemente ha recuperado–; pero, realmente, lo que, desde siempre, más me impresionó de este creador  fueron esas composiciones a las que él llama "lequeitios" y que, para mí, no son otra cosa que una experimentación del arte en libertad –en este caso, a partir de la palabra, del sonido y de la música–; una especie de juego creativo extremadamente sensorial, capaz de crear climas y ámbitos de gran belleza, de honda sensibilidad y, sobre todo, de libertad, –los "lequeitios" de Mikel Laboa nacen de la libertad y a ella nos conducen o nos invitan irresistiblemente–.

Discos de Mikel Laboa ilustrados por José Luis Zumeta.
Años 1974, 1989, 1990 y 2007

En estas composiciones, que podríamos calificar de expresionistas, Mikel deja entrever esa libertad a la que acabo de hacer referencia, pero, a la vez, no puede prescindir de transmitir o transpirar en su música los colores, los paisajes, los sonidos, los sentimientos, la historia y, yo diría, que hasta los olores del pueblo y de la realidad vasca a la que él tanto ama. (Concretamente su "Lequeitio 9: Mugak" es, desde mi punto de vista, una de las obras más hermosas que se han creado entre nosotros en estos últimos años).

Recuerdo que en la época en la que profesionalmente me dediqué a la enseñanza hice numerosas experiencias con esas composiciones de Mikel Laboa; entre ellas, una consistente en poner aquella música a mis alumnos de diez y doce años, invitarles a relajarse y, tras la audición, pedirles que expresaran plásticamente lo que aquella audición les había sugerido. Los resultados siempre fueron sorprendentes; mis alumnos y alumnas no entendían el euzkera y, por tanto, sus claves perceptivas no podían centrarse más que en la música y en el tono de aquella voz que se les confidenciaba en una lengua distinta de la propia; claves que les resultaban suficiente –dada su expresividad y su elocuencia– para llegar a una expresión libre verdaderamente impresionante. (De aquellas experiencias, lo que más recuerdo es el clima de silencio y de interiorización que siempre provocaban los "lequeitios" de Mikel Laboa).

En este "retrato íntimo" sólo he querido dar las pinceladas que perfilan la personalidad de Mikel Laboa como uno de nuestros más importantes músicos contemporáneos. Él ha sido, y sigue siendo, uno de los personajes que supo romper con cualquier tipo de estereotipo que se pudiera aplicar a la llamada "canción de autor"; y él ha sido, también, uno de los maravillosos culpables de esta historia en la que el arte y la libertad un buen día decidieron tomarse de la mano para apuntalar la esperanza y para alentarnos, día a día, en el presente, y siempre hacia adelante, mirando hacia el futuro. "Gure baitan datza eguzkia,/ illuna eta izotza / urratu dezakeen argia / urtuko duen bihotza"... "En nosotros está el sol –nos canta–, el corazón que puede fundir y la luz que puede desterrar el hielo y la oscuridad"».

lunes, 21 de julio de 2014

«DISCO-WEB»: UNA NUEVA PROPUESTA DE COLABORACIÓN PARA EL LANZAMIENTO DE LA WEB "CANCIÓN CON TODOS»

Hace unos días os comentaba que, tras haber estado trabajando con el equipo de "CREADTIBE" –que está programando la WEB "CANCIÓN CON TODOS" del  Centro de la Canción de Autor– me quedé muy entusiasmado al constatar lo muy bien que está quedando; pero que, a la vez, me ocasionó inquietud y preocupación el trabajo que se nos avecina una vez que se concluya el diseño y la programación de la WEB, y tengamos que emprender la carga de los contenidos, y, posteriormente, su mantenimiento actualizado y dinámico.

Ante ese hecho también os comentaba que para que el trabajo iniciado no se quede estancado en ningún momento decidimos plantearnos unas nuevas FUENTES DE FINANCIACIÓN, entre las que figuran la Segunda Campaña de Socios y Socias Fundadores –ya puesta en marcha– y la búsqueda de posibles patrocinadores.

A mi, personalmente, se me ha ocurrido también otra posible forma de colaborar económicamente en el proyecto a la que le he puesto el nombre de "DISCO-WEB". Llevo bastante tiempo pensando y dudando si ponerla en marcha, y hoy me he decidido a hacerlo.


El mes pasado –preparando unos cuantos materiales de mi archivo que me han pedido prestados para una pequeña exposición sobre "Canción de Autor" que se va a celebrar en un Centro Cultural de París–, me encontré con varias cajas que contenían algunos de los discos CD's que he producido en estos últimos años, y que corresponden a los ejemplares que se me entregaron en su día como productor.

Al verlos –aunque no son muchos– me surgió la idea de "ponerlos en venta", y de dedicar los resultados de esa venta al Centro de la Canción y, más concretamente, a los proyectos puestos en marcha de la WEB y de la FONOTECA.

Así pues, uno a uno, y sin prisas, os iré presentando y ofreciendo esos CD's por si pueden interesaros. El primero tiene a estos dos personajes-poetas-amigos como protagonistas:

Blas Otero y Gabriel Celaya.

Se trata del disco que tuve el inmenso placer de dirigir y producir sobre la poesía cantada de "BLAS DE OTERO Y GABRIEL CELAYA", dentro de la colección "LA PALABRA MÁS TUYA". De aquella colección se hizo una única edición de 400 ejemplares que, hoy por hoy, están totalmente agotados.

Canciones grabadas en este disco:
"La poesía es un arma cargado de futuro" (CELAYA/PACO IBÁÑEZ)
"La eternidad"(CELAYA/IMANOL)
"El niño que ya no soy" (CELAYA/VÍCTOR MANUEL)
"La ciudad es de goma" (CELAYA/AGUAVIVA)
"Más allá del pecado" (CELAYA/IMANOL)
"Me queda la palabra" (OTERO/PACO IBÁÑEZ)
"Campo de amor" (OTERO/ROSA LEÓN)
"A la inmensa mayoría" (OTERO/ADOLFO CELDRÁN)
"Igual que vosotros" (OTERO/HILARIO CAMACHO)
"Fidelidad" (OTERO/LUS PASTOR)
"Aire libre" (OTERO/ VICTOR MANUEL)
"En el nombre de España paz" (OTERO/JARCHA)

De este CD en la caja-tesoro encontrada en mi almacén quedan solamente DIECIOCHO (18) EJEMPLARES que son los que vamos a incorporar en el "DISCO-WEB" de esta semana.

A los amigos y amigas que les interese y puedan comprar este primer CD les remitiremos también, junto con el disco, 7 postales de la colección "Mis retratos íntimos".



PROCEDIMIENTO PARA LA COMPRA DE ESTE CD

El importe de la compra será de 30 EUROS –incluidos los gastos de envío– y, como ya informaba más arriba, todo lo obtenido se destinará, en concreto, al trabajo de incorporación de contenidos en la WEB que iniciaremos de forma sistemática a partir del 2 de octubre.

Como disponemos solamente de 18 ejemplares, a las personas que les pueda interesar la compra les proponemos lo siguiente:

Mandar un correo a fglucini@gmail.com  indicando estar interesado en tener el disco. Recibidos los primeros 18 correos entraremos en contacto con los interesados para efectuar la compra, y comunicaremos que este primer CD, en concreto, se ha agotado, en el evento que hemos creado dedicado a la WEB "CANCIÓN CON TODOS":