Páginas vistas en total

viernes, 27 de marzo de 2015

PERMITIDME COMPARTIR LA ALEGRÍA DE UN TRABAJO QUE MERECE LA PENA: EL CAMINAR LENTO, PERO IMPARABLE, DE «CANCIÓN CON TODOS»

Lo he dicho y lo he escrito muchas veces, pero no me canso de repetirlo, uno de los trabajos más apasionantes que he hecho en mi vida está siendo la WEB «CANCIÓN CON TODOS»

Cuando surgió el proyecto, ya hace más de dos alos, y empecé a construir un "catálogo de cantautores y cantautoras" –como base sobre la que construir la Web– pensé que todo sería mucho mas fácil de lo que está resultando...; pero ¡no importa! ¡es preciso seguir adelante! ¡es necesario!

En la puesta en marcha, resultaron imprescindibles las ayudas económicas y las colaboraciones de lo "consocios" y "consocias" que se unieron al proyecto. Después han surgido otras colaboraciones que poquito a poco van ayudándonos al proceso de investigación y de incorporación de contenidos: AIE, Barnasants, El Templo de las Borracheras, El Argonauta, La RocaRecords –de David Toiber– o  Carlo Cano Producciones.

Pero la realidad es que todavía no he conseguido dar con un organismo o institución que patrocine la WEB y nos permita acelerar el ritmo de construcción en todas sus áreas o secciones de contenido. 

No obstante «CANCIÓN CON TODOS» va siendo una realidad con ya más de sesenta mil visitas en cinco meses que tiene de vida, y con menos de un 8% del contenido que tenemos proyectado incorporar. 

Realidad de la que me siento muy orgulloso, en particular, por tener ya plenamente incorporada la presencia de grandes maestros y maestras de la "canción de autor", como son, por ejemplo, los que seguidamente os presento y os invito a visitar. Son grandes creadores que nos han dejado pero que tienen una obra extensa, de gran calidad y de indiscutible referencia. (Debajo de cada imagen aparece el enlace desde el que podéis ir directamente a la WEB y gozar de ella).

http://www.cancioncontodos.com/autor/ovidi-montllor
http://www.cancioncontodos.com/autor/mikel-laboa
http://www.cancioncontodos.com/autor/hilario-camacho
http://www.cancioncontodos.com/autor/enrique-morente
http://www.cancioncontodos.com/autor/moncho-alpuente
http://www.cancioncontodos.com/autor/cecilia
http://www.cancioncontodos.com/autor/luis-mar%C3%ADn
http://www.cancioncontodos.com/autor/carlos-cano
(En construcción)
http://www.cancioncontodos.com/autor/antonio-mata
http://www.cancioncontodos.com/autor/imanol-larzabal
http://www.cancioncontodos.com/autor/gato-pérez
http://www.cancioncontodos.com/autor/joan-baptista-humet
http://www.cancioncontodos.com/autor/josé-antonio-labordeta

(En construcción)
¡Y seguimos adelante! ¡por supuesto que sí!... Hoy mismo iniciaré, por ejemplo, la entrada de "El Bardo de Orio" ("Orioko Bardoa"): BENITO LERTXUNDI y PEDRO SORIANO, simultaneándolas con otros autores y autoras de la Segunda y Tercera Generación... 

Y ¡por supuesto! –va a ser necesario–. seguiré persiguiendo –convencido de lo que hago y sin rendirme– a todas las personas e instituciones que quieran y puedan ayudarnos a que este «CANTAR CON TODOS» sea realmente colectivo y de auténtica referencia. ¡Sé que entre todos/todas lo vamos a conseguir!

miércoles, 25 de marzo de 2015

MONCHO ALPUENTE 2 - "HUMOR LIBRE", TREMENDA HUMANIDAD, Y PESENCIA VIVA E INALTERABLE.

Moncho Alpuente.

Tras la edición del disco "Souvenir" (1980) grabado con los "Kwais" –entre los que figuraba el grandísimo guitarrista Jean Pierre TorloisMONCHO ALPUENTE puso en marcha un proyecto al que llamó "THE MONCHO ALPUENTE EXPERIENCIE"; proyecto que él mismo mismo explicaba diciendo: «Son canciones satíricas, de humor, que he ido recopilando en los últimos años y que están relacionadas con la banca, con la política, con el deporte... Son como noticias comentadas para tomártelas con ironía, porque si no serían terribles.»

Se trataba de canciones que, en realidad, estaban muy vinculadas con su profesión de periodista y con su condición de "cronista no oficial de la Villa y Corte de Madrid", título que se mereció sobradamente por sus columnas en el diario "El País", o por su genial programa de radio titulado "Madrid me mata", pero que jamás se le reconoció oficialmente –al igual que le ocurrió al gran Luis Carandell– por su posición tremendamente crítica. Moncho en una entrevista comentaba «no soy el cronista oficial porque el Partido Popular, de Álvarez del Manzano, ex-alcalde, no lo quiso. Fui candidato a serlo el mismo año en el que proponían al periodista y escritor Luis Carandell. Manzano nos lo quitó. Soy mucho más cronista de la Villa y Corte de Madrid que la mayor parte de los cronistas oficiales.»

Con el proyecto "The Moncho Alpuente Experiencie", Moncho grabó dos discos, con la estrecha colaboración de El Gran Wyoming y El Reverendo

El primero de esos discos fue editado por el sello de la sala Elígeme –sala de conciertos madrileña, mítica en la década de los ochenta, que crearon y dirigían Víctor Claudín y Pedro Sahuquillo–. LP publicado en 1988 que contenía, como curiosidad, una versión punk de la canción "Al vent" de Raimon.


El segundo disco del proyecto fue, en realidad, un disco-libro titulado "La experiencia es lo último que se pierde", editado por El Europeo en 2002.


Entre los dos discos anteriores, Moncho Alpuente lideró la edición de un maxi-single –single, en este caso, con tres canciones y editado con las mismas dimensiones del LP– que se tituló "Todos por el humo" (Elígeme, 1988).

Aquel maxi-single recogió las canciones "Nicotina", "Rock around the roll" y "Todos por el humo", tema en el que Mocho contó y cantó con la colaboración de Luis Eduardo Aute, Hilario Camacho, Trinidad Iglesias, Fernando Martín, Luis Pastor, El Maestro Reverendo, Joaquín Sabina, Ricardo Solfa (Jaime Sisa) y El Gran Wyoming. Dado el contenido de la canción en la carpeta del disco aparecía la siguiente advertencia: «La Dirección General de Elígeme advierte que la audición de este disco PERJUDICA SERIAMENTE A LA SALUD»


Pese a la anterior advertencia, el tema me parece una genialidad en su contexto y, al margen del tema sanitario, os ninvito a ver y escuchar el vídeo que se grabó en la Sala Elígeme con el tema "Todos por el humo" –compuesto por Moncho y Ángel Muñoz con la participación de todos lo que intervinieron en su grabación. Vídeo histórico y, como veréis, lleno de sorpresas "juveniles".


«Siéntate conmigo a contemplar 
la plácida espiral 
del humo que se va.
Ya no volveremos a fumar 
la pipa de la paz.
La guerra empezó ya.

Cantaremos a pleno pulmón, 
como en una excursión, 
el himno fraternal 
de los que no dejamos de fumar,
de la Santa Hermandad. 
¡Ya me ha entrado la tos! 

Hermanos contra hermanos lucharán, 
mas no se apagará 
la brasa en el hogar. 
Y su resplandor no morirá 
porque siempre arderá 
su luz de libertad. 

Si somos una especie en extinción,
¡queremos protección,
queremos subvención!
Y lucharemos contra la opresión 
y la marginación. 
¡Que viva la ignición! 

Cantaremos hasta enronquecer, 
fumar es un placer sensual.
Fumaremos sin desfallecer, 
fumar es un derecho natural.

Hoy la intolerancia se cebó 
con ese fumador 
que nunca molestó 
cuando el renegado protestó 
porque él ya lo dejó 
y se hizo inquisidor.

El tabaco invita a dialogar 
y en la cordialidad 
disuelve la tensión 
y convierte en cenizas el rencor, 
se esfuma el mal humor 
y nace la amistad.»

En el año 2002 Moncho Alpuente grabó también otro disco-libro realmente extraordinario titulado "Cien años de periodismo en Aragón. Humor libre" (Prames, 2002), en el que junto a Curro Fatás –líder del grupo aragonés "Puturrú de Fuá"– y Alberto Gambino, recuperaron catorce canciones satíricas que suponen una divertida aproximación a la historia de la España contemporánea contada y cantada en clave de humor. Entre esas canciones figuran, entre otras, "El hombre del seiscientos"; "Adivina, adivinanza", de Sabina; "Círculos viciosos", de Chicho Sánchez Ferlosio; "Cuervo ingenuo" de Javier Krahe; o una genial semblanza de José María Aznar, titulada "Jose Mari", que seguidamente os invito a escuchar:



Y, finalmente, sin entrar en la extensa obra radiofónica, periodística y literaria de Moncho Alpuente. merece la pena destacar el espectáculo "De perdidos..., Alpuente" (1 y 2 - 2004 y 2007), en los que, junto a Gaspar Payá, Cuco Pérez y El Reverendo, nos ofreció lo que el llamó «un noticiario cantable elaborado con canciones desechables y reciclables que cantan lo que los telediarios no cuentan y cuentan lo que los telediarios no cantan».

Por último infomar de que si se desea tener una mayor información sobre la discografía y bibliografía de Moncho –eternamente vivo en su obra y en la memoria– puede acudirse al siguiente enlace de la Web CANCIÓN CON TODOS:


lunes, 23 de marzo de 2015

MONCHO ALPUENTE 1 - UNA LÚCIDA ALTERNATIVA A LA CANCIÓN SOCIAL DE LOS SETENTA.

El sábado pasado recibimos la desgarradora noticia de la muerte de MONCHO ALPUENTE escritor, compositor y cantante al que me unía una gran amistad y hacia el que siento una gran admiración. Este ha sido, para mí, inevitablemente, un fin de semana triste y doloroso


MONCHO ALPUENTE nació en Madrid el 23 de mayo de 1949 e inició su apasionante aventura artística –musical y iteraria– en 1969, año en el que creó el grupo "Madres del Cordero".

Moncho, que había sido promotor de una empresa discográfica y que conocía de cerca y en profundidad el nacimiento y la evolución de la llamada "nueva canción", tanto en Madrid como en el resto de España, se planteó la necesidad de crear un grupo musical que vehiculara el rechazo a la dictadura y la reivindicación de la libertad por cauces expresivos completamente distintos de lo que comúnmente se venían utilizando; cauces musicales y poéticos que permitirían hacer llegar la canción al máximo de personas posibles, para darle así su auténtico carácter popular.

En esa línea de pensamiento, Moncho decidió que esos renovados, y renovadores, cauces expresivos debían fundamentarse en la utilización de un lenguaje sencillo y directo que conectara con la realidad, es decir, con los problemas y con las situaciones reales, concretas y cotidianas de la gente: un lenguaje descriptivo –llamémosle "fotográfico"– fácilmente comprensible, y con el que todo el mundo pudiera identificarse.

Para ello optó por la utilización de la sátira, del humor y del divertimento como los elementos esenciales en la composición, tanto poética como musical, de sus canciones. Lo importante para él era conseguir caricaturizar, a través de la canción, las realidades sociales fascistas, burguesas y antidemocráticas de su entorno, de tal forma que la gente pudiera conectar con ellas pasando de la risa a la rebeldía airada, o, si se quiere, del sano cachondeo a la "mala leche" revolucionaria y comprometida.

Así, y con esos planteamientos nació el grupo "Madres del Cordero", integrado por Moncho Alpuente, Antonio Piera, Luis Cocodi, Arturo Bodelón, Jerónimo Martínez y Antonio Gómez.

Grupo "Las Madres del Cordero". En la fotografía, arriba en pie
de izquierda a derecha: Jerónimo Martínez, Moncho Alpuente y Arturo Bodelón.
Sentados de izquierda a derecha: Antonio Gómez, Antonio Piera y Luis "Cocodi"

El grupo "Las Madres del Cordero" tuvo que enfrentarse duramente con una censura gubernamental implacable, que implicó que pudieran llegar a la gran mayoría de la población tal y como se habían planteado.

«Nuestro repertorio –comentaba Monchollegó a ser más conocido por el departamento de censura del ministerio de Información y Turismo que por nuestro público potencial, público con el que sólo podíamos conectar con recitales y festivales clandestinos, o semiclandestinos, celebrados en colegios universitarios y centros obreros».

En esas circunstancias, "Madres del Cordero" se encontró con los componentes del grupo Tábano, Grupo de Teatro independiente creado por Juan Margallo, y decidieron unirse para montar un espectáculo profundamente satírico, crítico y muy divertido al que llamaron "Castañuela 70".

"Castañuela 70", que se representó en el teatro de La Comedia, de Madrid, tuvo mucha repercusión social, pero finalmente fue un espectáculo censurado y prohibido por la Dirección General de Seguridad, lo que supuso la disolución del "Las Madres del Cordero".

Tras esa disolución, Moncho Alpuente fundó, en 1972, un nuevo grupo llamado "Desde Santurce a Bilbao Blues Band", con la misma línea musical, y con el humor y la sátira como formas de expresión; grupo que, con la producción de Alain Milhaud, grabó el LP "Vidas ejemplares" (1973).



Aquella fue una nueva e interesante historia musical que finalizó el 19 de noviembre de 1975, en la Sala Ku, de San Sebastián, con la detención y el encarcelamiento de sus protagonistas, acusados de injurias al Jefe del Estado que, en aquel momento, ya las estaba "palmando"

Cinco años depués, Moncho Alpuente, "el indomable", volvió a la carga, junto con el guitarrista Jesn Pierre Torlois, y formó el grupo "Moncho Alpuente y los Kway"; grupo con el que grabó un nuevo disco titulado "Souvenir" (1980).



En aquel disco, entre otras canciones, Moncho incorporó "Carolina querida"– "jet rovk"–, divertida canción dedicaca a Carolina de Mónaco, con música de Hilario Camacho. Os propongo escucharla y mañana emtraremos en el segundo cuelgue dedicado al amigo que se nos ha ido.

viernes, 20 de marzo de 2015

EL DÍA MAS INSOSPECHADO Y EN EL LUGAR MÁS IMPREVISTO PUEDE APARECER Y SORPRENDERTE UN GRAN TROVADOR COMO "REY MONTALVO", POR EJEMPLO.

Vicente Feliú en estos últimos días que hemos compartido en Jaén y en Madrid me ha contagiado una palabra y una forma de sentir y de actuar, me refiero a lo que él llama "TROVADICCIÓN". Yo hace tiempo que soy un "trovadicto", pero ahora, después de estos días, los soy "a tope", o sea, prácticamente sin medida. Las consecuencias de esa adicción se notan, en concreto, AQUÍ DONDE CANTAMOS COMO QUIEN RESPIRA: este es ya el tercer "cuelgue" seguido que voy a dedicar en el blog a un trovador o trovadora cubana. Primero fue Liuba María Hevia, después Yhosvany Palma, y hoy le toca a REY MONTALVO.

Rey Montalvo.

Serrat, en su canción "Especialmente en abril" dice "que el día más insospechado y de cualquier manera en el lugar más imprevisto te puede aparecer la primavera"; pues bien. en esto de la canción pasa algo parecido: el día más insospechado, de cualquier manera y en el lugar mas imprevisto descubres y te enganchas a un cantautor que te sorprende y te enamora.

Esto me pasó a mi con Rey Montalvo. Os cuento como ocurrió. El día que Vicente nos ofreció su concierto en la sala Liber Arte de Madrid me regaló un libro titulado "Pescador de Eneros" que es una absoluta maravilla. Libro de Ediciones Vigía –colección Andante– hecho a mano en Matanzas (Cuba), y creado usando telas, colores, acrílicos, papeles y cartulinas de diferentes texturas y gramajes. Libro numerado, de 200 ejemplares de tirada.

Concretamente me refiero a éste libro que corresponde al ejemplar 054: 


Vicente me explicó que pertenecía a Rey Montayo, uno de loas mejores trovadores cubanos que había surgido recientemente en la isla. 

Aparte de quedarme flipado con la edición –de iniciativas así me gustaría disfrutar en España–, me enganchó la poÉtica de trovador residente en Matanzas.

«Busca refugio en tesoros nuevos,
sube peldaños, enamora el ego,
mira la luna, vívete inmenso,
cuéntale al mar tus aventuras.
Lima las piedras, prepara el sebo,
vuélvete hijo predilecto del años nuevo».
(Pirata - Pescador de eneros).

Aquella misma noche, después del concierto busqué en internet a Rey Montalvo con el fin de seguir las huellas de lo que parecía una gran sensibilidad, y me informé de que había grabado un primer disco en 2012 –en EGREN– producido por Silvio Rodríguez ("Ojalá"). Un disco titulado "Lares" compuesto por doce canciones en el que colaboraron con sus voces el propio Silvio y Vicente Feliú; y una banda integrada por músicos y colaboradores como Emilio Vega, Tolando Luna, Oliver Valdés, Chino Berdecia y Efraín Rios.



De Rey Montalvo y de sus creaciones dice la cantautora Marta Valdés:

«Los caracteres jugosamente delineados, las historias, las maneras de organizar la vida en un decálogo personalísimo entonado según los diversos rumbos que puede tomar una canción --esa bendita manera de intentar aproximarnos a otros—no responden al dictamen emitido por alguien con sobrada mayoría de edad, ni siquiera por alguien medianamente entrado en años sino al hervor de un joven que trata de enjuagar su mirada para que sea ella quien decida el color de las cosas, sin necesidad de verlas a través de cristal alguno.

Rey Montalvo se trepa al carro de la canción con un abuelo hacia dónde o desde dónde enfocar los diferentes perfiles que animan y tipifican los entramados y las pasiones de su época. En su canción se posan aves caprichosas; en su poesía, tan joven, recibimos el baño de luz del enamorado que cifra sus sueños en un ventanal o asume, sin rubor, el beso predestinado desde los tiempos en que quién sabe quién inventó el primero, todavía saltarín, acechante por entre libros, mamparas, vitrales y todo tipo de escondrijos, dispuesto a jugarse el todo por el todo y estallar, hecho sonidos, desde la redondez de un disco. Hágase la suerte para el joven trovador.»


Rey Montalvo cantando junto con Vicente Feliú en el espacio
"CANCIÓN DE TODOS"; espacio hermano y hermanado,
desde hace tiempo, con "CANCIÓN CON TODOS".

.... Y respondiendo a las últimas palabras de Marta Valdés: la suerte se hizo y se sigue haciendo para Rey Montalvo... ¡Os propongo escucharle!... No me queda nada más que decir, me encanta el trabajo de este trovador y ¡la sueerte está echada!


«Descubrí que mi nueva canción se repetía,
que contaba los pasos en línea sin avanzar.
Descubrí a mi mujer en pijamas con otro hombre:
el amigo que quiso aplaudirme y no lo logró.

Suerte que mis vicios,
no alcanzan la droga, el tabaco, ni el alcohol.
Suerte que en mis bares,
entran amigos de a diez por un dolor.

Disipé los aromas bestiales que desprende
la basura que viste camisas y pantalón.
Aprendí a destapar los volcanes de la paciencia,
y besé otra vez a la chica que no se vistió.

Suerte que en mis noches,
el perfume de madre me dice “todo está bien”.
Suerte que en mi cama,
duermen los trenes lo mismo que yo en un anden.

Y escribir disparates me salva,
y cantar lo que quieran las almas,
y mis vicios, mis noches, mis bares
y mi resplandor.
Y fingir que nos queda esperanzas,
y sufrir y esperar la venganza,
de los pobres que son menos pobres
por su corazón.

Y confiar en futuros gobiernos
en la ley, en un Dios, en lo eterno,
en la vida que aburre si niega
un grave pesar.
Y tocar en el piano a Lecuona,
a las niñas hacerlas señoras, 
en la escuela estudiarse 
la Biblia y el Corán.

Y tomar por asalto a una nube,
y bajar por los pies al que sube,
y exprimirme las manos
si escribo una mala oración.
Y volar con las alas robadas,
y aguantar que te ofendan bobadas,
que provocan ideas absurdas
como esta canción.»
("Punto")