Páginas vistas en total

jueves, 1 de noviembre de 2012

A TI, AGUSTÍN GARCÍA CALVO

Aguatín García Calvo.

Hoy, ha muerto AGUSTÍN GARCÍA CALVO, poeta, filósofo, periodista, dramaturgo, ensayista... ¡inmenso!... Voy a rendirle mi homenaje como mejor sé hacerlo: CANTANDO COMO QUIEN RESPIRA... 

«¡Agustín, amigo!; aquí tienes tus versos y tus "hermosos sueños" –para siempre inmortales– cantados por nuesros amigos comunes Chicho Sánchez Ferlosio, Amancio Prada y María  Dolores Pradera».




«El mundo que yo no viva
lo pensé como cosa extraña,
como arca de maravilla.
Ay de mi vida

Allí ¿sonará la lluvia
junto al fuego las noches frías?
¿Tendrá Agosto en el río barcas?
Y tú ¿la gentil sonrisa?
¿Durará en el papel que siembro
la negra flor de la tinta?
Ay de mi vida

¿Será posible que vengan
los amigos y que "Era" digan
"un hombre, y te quiso mucho"
y "Mucho" llorando digas?
Es el mundo que no conozco,
Atlántida sumergida.
Ay de mi vida.

Allí las palmeras echan
esmeraldas. Allí las crías
del delfín esmeraldas pacen.
Allí no hay noche ni día:
cuando ordeñan a los rebaños,
de púrpura el mar se agría,
Ay de mi vida.

Más limpio que agua de oro
es el mundo que yo no viva:
no hay naves de arar espumas
ni arado para las viñas;
el gran árbol le da su fruto
al que el nombre del fruto diga.
Ay de mi vida.

Ese mundo no es el mío:
es el tuyo: el que en tus pupilas
hundido está desde siempre
y no lo alcanza mi vista.
A ese mundo quisiera entrar,
antes que suene la hora
- ay - de mi vida».
("Ay de mi vida" o "El mundo que yo no viva".
Agustín García Calvo - Chicho Sánchez Ferlosio)

MARIA DEL MAR BONET - II. PRIMERAS GRABACIONES. «DÓNA'M SA MÀ AMOR»

María del Mar Bonet.

A partir de 1967, MARIA DEL MAR BONET, incorporada al colectivo "Els Setze Jutges", grabó  su primer single, que fue editado en el sello discográfico Concentric, en el que incorporó cuatro canciones populares de Menorca, y en el que dejaba entrever su pasión por la música popular y, en general, por la "cultura mediterránea" que siempre han sido, y siguen siendo, una constante en su obra.


Al año siguiente, también en Concentric, grabó un nuevo single en que incluyó tres temas propios inspirados en el folclore popular –"Cançó d'es majoral", "Cançó del bon amor" y "Me n'aniré de casa"– y una canción, con letra de Lluís Serrahima y música suya, titulada "Que volen aquesta gent".


De aquel segundo single me parece importante detener especialmente la atención sobre dos de sus canciones especialmente significativas:

En primer lugar, la canción "Me n'aniré de casa"; María del Mar. Refiriéndose a esa hermosa canción,  en el libro biográfico que sobre ella publicó la Sociedad General de Autores, en 1995, hacía el siguiente comentario: «Es una de las primeras canciones que escribí. Contrariamente a lo que el texto pueda sugerir, me fui de casa de mis padres para irme a vivir en Barcelona sin ningún tipo de conflicto. La canción expresa las ganas que tenía de tomar la decisión más que el acto en sí de marcharme».


«Me n'aniré de casa
me n'aniré d'es camp,
ses oliveres grises
endarrera quedaran.
Me n'aniré de casa
per es camí d'es vent,
potser trobaré tempesta,
tal vegada molt mal temps».

* * * * * *
«Me iré de casa.
Me iré del campo,
los grises olivos
quedarán atrás.
Me iré de casa
por el camino del viento,
quizá encontraré tormenta
tal vez mal tiempo».

Por otra parte, creo que merece la pena destacar, y detenerse un momento, en la canción "Que volen aquesta gent" (¿Qué es lo que quiere esta gente?), en la que se narra, con un dramatismo desgarrador, un acontecimiento real ocurrido en 1967: la muerte de un estudiante universitario víctima de la dictadura franquista, y de la despiadada y cruel agresión de la policía. (De esta canción os propongo escuchar tres versiones: la primera está interpretada por Maria del Mar sobre un montaje fotográfico interesante; la segunda versión es una singular curiosidad: la canta el grupo de rumba catalana "Sabor de Gracia"; y la tercera es la versión que interpretó en castellano Elisa Serna en su disco "Quejido" grabado en Paris, en 1972).






«De madrugada han llamado,
están en el rellano de la escalera;
cuando sale a abrir la madre
lleva la bata puesta.

¿Qué es lo quiere esta gente
que llaman de madrugada?

–"Su hijo, ¿se encuentra aquí?"
–"Está durmiendo en su cama.
¿Qué desean de mi hijo?"
El hijo se despertaba.

La madre bien poco sabe
de todas las esperanzas
de su hijo estudiante
que tan comprometido estaba.

Hace días que habla poco,
cada noche se agitaba.
Un temblor lo recorría
temiendo una llamada al romper el alba.

Aún no del todo despierto
oye clara la llamada
y se lanza por el ventanal
al asfalto en un vuelo.

Los que llaman enmudencen
menos uno, quizás el que manda,
que se asoma al ventanal.
Detrás chilla la madre.

De madrugada llamaron,
la ley una hora señala.
Ahora el estudiante está muerto,
murió de una llamada al romper el alba».

«De matinada han trucat, / són al replà de l'escala; / la mare quan surt a obrir / porta la bata posada. / Què volen aquesta gent / que truquen de matinada? / "El seu fill, que no és aquí?" / "N'és adormit a la cambra. / Què li volen al meu fill?" / El fill mig es desvetllava. / La mare ben poc en sap, / de totes les esperances / del seu fill estudiant, / que ben compromès n'estava. / Dies fa que parla poc / i cada nit s'agitava. / Li venia un tremolor / tement un truc a trenc d'alba. / Encara no ben despert / ja sent viva la trucada,/ i es llença pel finestral, / a l'asfalt d'una volada. / Els que truquen resten muts, / menys un d'ells, potser el que mana, / que s'inclina pel finestral. / Darrere xiscla la mare. / De matinada han trucat, / la llei una hora assenyala. / Ara l'estudiant és mort, / n'és mort d'un truc a trenc d'alba».

El mismo año de la publicación de su segundo single, 1968, Maria del Mar entró en contacto, a través de Pau Riba, con el Grup de Folk –del que mañana haré un breve cuelgue– y decidió colaborar con sus componentes, al tiempo que lo hacía con los Jutges. Concretamente participó en el histórico festival organizado por el Grup de Folk en el Park de la Ciutadella.


Maria del Mar con Jordi Pujol (cantante) y Pau Riba
en el Festival Folk de la Ciutadella (1968) (FotoToni Catany).

Maria del Mar Bonet con Jordi Batista, Jaume Sisa y Eduard Estivill,
entre otros. en el Festival Folk de la Ciutadella (1968) (Foto de archivo).
A la vez, María del Mar se introdujo también en el universo del teatro, interviniendo como actriz en obras como "La nau" de Josep Maria Benet, o "Vens de garbi i una mica de por", de Maria Aurèlia Capmany.

En 1969, grabó un nuevo single con la canción "Jo em donaria a qui em volgués", compuesta sobre un poema de Josep Palau i Fabre; canción por la que recibió el premio del disco catalán, y que, posteriormente, en 1977, se incluyó en la banda sonora de la película "Caricias", de Ventura Pons.



Su primer LP –sin título específico– se editó en Concentric, en 1870. En él incorporó algunos temas grabados anteriormente; otros nuevos, extraídos del cancionero popular, y  varias canciones creadas por ella misma, como "Dóna'm sa mà", bellísima canción de amor que Lluís Llach incluyó en su CD "Tornat aviat", editado en 1991. (En el siguiente video podemos escuchar esta canción interpretada por Maria del Mar y Lluís).



«Cristales de lluvia lloran,
llora también el rosal,
el árbol frutal también llora.
Yo, de llorar no sé.

Dame la mano, amor,
mira que fría está.
Dame la mano, amor,
fría de no amar.

Vos, que con la mirada matáis,
matadme sólo con mirarme.
Prefiero que me matéis
a vivir sin vuestra mirada.

Ni a mi misma yo me entiendo,
ni nadie me puede entender.
Digo que no te quiero, y vengo
muriéndome siempre por ti.

El viento se lleva el rocío,
el polvo y la tierra del camino,
también se lleva las palabras
que me dijiste ayer».

«Es vidres de pluja ploren, / també plora es roser, / s'arbre fruiter també plora / i jo de plorar no en sé. / Dóna'm sa mà amor, / mira que freda està. / Dóna'm sa mà amor, / freda de no estimar. / Vós, qui amb so mirar matau, / matau-me sols que em mireu, / que m'estim més que me mateu / que viure si no mirau. / Jo mateixa no m'entenc, / ni em pot entendre ningú: / dic que no et vull i venc / sempre morint-me per tu. / Es vent s'enduu sa rosada, / sa pols i sa terra des camí, / també se'n duu ses paraules / que em vares dir ahir.