Páginas vistas en total

martes, 6 de septiembre de 2011

¡MALDITAS GUERRAS! - 100 + 63

Cuando sueño con la "PAZ", cosa que hago con frecuencia –cada vez con más frecuencia–, suele venirme a la memoria –y al corazón– una bellísima canción titulada "Banana Republic"; es una canción de Steve Goodman, Jim Rothermel y Steve Burgh, que Francesco de Gregori incorporó a su repertorio.

Recuerdo que la primera vez que escuché esa canción fue en el disco que, con ese mismo nombre, grabaron Lucho Dalla y De Gregori, en 1979.



Al año siguiente, Ana Belén grabó esa misma canción en castellano, en su disco "Con las manos llenas" (1980), y nos ofreció una versión realmente preciosa que, al igual que la de Francesco, merece la pena escuchar.




El texto de la canción "Banana Republic" en castellano es el siguiente:

«Existe un país en los trópicos 
donde el sol es un sol de verdad 
y a la sombra de bosques exóticos 
imagínate lo bien que se está. 

Los locos que el mundo no traga 
nos juntamos al anochecer 
dando vueltas a un sueño probable
a un amor que no ha podido ser

Y mientras el mundo se queda 
transitando por la misma vía 
aquí estamos rueda que te rueda 
ahuyentando la melancolía,
cazamos al vuelo a las lágrimas 
las bebemos con vino y con miel 
y aprendemos la risa del cómico 
y salvamos así la piel. 

Existe un país en los trópicos 
donde a veces el frío es mortal 
cuando un alma se enferma de veras 
por anemia de libertad. 

Allí le ponemos dos alas 
le enseñamos de nuevo el vuelo 
y aparece de repente el sol 
calentando nuevamente el cielo».

CUARTETO CEDRÓN y PACO IBÁÑEZ. ENCUENTROS Y GRABACIONES - I

Cuarteto Cedrón.

En la historia de nuestra canción popular en el exilio, durante los años de la dictadura franquista, se produjeron encuentros musicales y artísticos que fueron muy importantes por la creatividad que de ellos llegó a generarse. Uno de esos encuentros fueron los que mantuvieron, primero en Buenos Aires, y después en París, Paco Ibañez y el Cuarteto Cendrón, surgido de Argentina. (Encuentros a los que, dada su fertilidad creativa, voy a dedicarles este, y los próximos "cuelgues" del miercoles y el jueves).

El Cuarteto Cedrón –que en su origen fue un trío– surgió en Buenos Aires, en 1964, y estuvo integrado inicialmente por Juan Cedrón –guitarra y canto–, Miguel Praino –viola–, César Stroscio –bandoneón–, y Jorge Sarraute –contrabajo–. Más tarde, con el paso del tiempo, los componentes del grupo fueron variando, aunque siempre permanecieron en él dos de sus creadores: Juan Cedrón y Miguel Praino.

El primer encuentro entre Paco Ibáñez y los componentes del Cuarteto Cedrón se produjo en Argentina, en 1970, con motivo de una de las giras que Paco realizó por aquellas tierras; primer encuentro del que nació una entrañable amistad.

Al año siguiente, el cuarteto argentino fue invitado a Europa para dar una serie de conciertos y se produjo, como era inevitable, un segundo encuentro con Paco que, en aquel momento, residía en París. Paco colaboró intensamente en la promoción del Cuarteto en radio y televisión, y les abrió, a sus componentes, la posibilidad de grabar en la compañía discográfica Polydor.

Uno de aquellos discos grabados en París, con Polydor, en 1972, fue el titulado "Le chant du coq cantante" ("Cantata del gallo cantor"); obra basada en textos del poeta argentino Juan Gelman –al que se le concedió el Premio Cervantes en 2007–, musicalizados por Juan Cedrón. Obra mítica, dentro de la historia de la discografía del exilio, entre otros motivos porque en ella participaron Paco Ibáñez –guitarra y canto– y el extraordinario contrabajista François Rabbath.




(A este disco, dado su interés histórico, voy ha dedicarle el "cuelgue" del próximo jueves; "cuelgue" en el que copiaré el texto completo de la cantata de Juan Gelman). 

Tres años más tarde, en 1975, el Cuarteto Cedrón  –viviendo ya su exilio en Francia– grabó con Paco Ibáñez otro disco mítico: fue un single con dos canciones. En la cara "A", Paco grabó el poema de Bertolt Brecht titulado "El ciruelo" –adaptado por Gelman y musicalizado por Juan Cedrón–; y en la cara "B" el Cuarteto incorporó la canción "La calle del agujero en la media" basada en un texto de Raúl González Tuñón.




La canción "El ciruelo", interpretada por Paco, no es demasiado conocida, y es una auténtica joya, en particular por su contenido, y por el tono fuerte y comprometido que Paco Ibáñez siempre sabe imprimirle a sus interpretaciones. (Posteriormente fue también cantada por Soledad Bravo). 

El texto del poema de Brecht –que a mí siempre consigue emocionarme– es el siguiente:

«Hay en el patio un ciruelo
que no se encuentra menor.
Para que nadie le pise
tiene reja alrededor.

Aunque no puede crecer,
él sueña con ser mayor.
Pero nunca podrá serlo
teniendo tan poco sol.

Duda si será un ciruelo
porque ciruelas no da.
Mas se conoce en la hoja
que es ciruelo de verdad».


Esta canción, interpretada por Paco Ibáñez. puede escucharse en el siguiente link: http://www.youtube.com/watch?v=88iKoUPOlko&feature=related