Páginas vistas en total

sábado, 7 de diciembre de 2013

CON EMILIANO DEL RÍO. CRÓNICA DE UN CONCIERTO MÁGICO E INOLVIDABLE.

A Candela Junco, a Jara,  
a Paloma Lopez y a Loreto Liz
con quienes tuve el inmenso placer de compartir, 
muy especialmente, este concierto.

El pasado 5 de diciembre –jueves– tuve la suerte y el placer de asistir a un concierto en el que tanto yo, como mi pequeña "samsung" –mi cámara fotográfica con la que hace años mantengo una tierna complicidad– disfrutamos "un montón". Fue el concierto de fin de gira por España, y de despedida –de Madrid–, antes del volver a Buenos Aires, del cantautor argentino EMILIANO DEL RÍO

El concierto se celebró en la Sala Libertad 8, de Madrid, y, como comentaba en mi muro de facebook –en una crónica de urgencia– fue «mágico, aLUZinante, bellísimo, de los que no se olvidan y difícilmente se repiten».

Hoy aquí DONDE CANTAMOS COMO QUIEN RESPIRA, voy a ampliar aquella breve crónica con una serie de fotografías que dan testimonio de lo que aconteció el pasado jueves en Libertad 8. Acudo a las imágenes, y escribiré poco, porque creo que es la mejor forma de haceros llegar lo que allí vivimos y sentimos.

El concierto-recital se inició, aproximadamente, a las 22:00 y lo presentó RODOLFO SERRANO que es amigo –al que quiero mucho–, poeta, "soña-luchador" de siempre, cómplice de Emiliano en afectos y mutuas admiraciones, y, sobre todo, ser humano de calidades muy bellas y profundamente tiernas y solidarias.

Rodolfo nos narró su primer encuentro con Emiliano en Buenos Aire, e inició el concierto-recital leyendo dos de sus poemas, uno de ellos "Noches de hospital"... ¡Hermosísimo!

Rodolfo Serrano.

«Esta casa vacía y estas noches,
como calles sin gente y sin farolas,
como sábanas blancas sin arrugas,
igual que el pan de hace varios días,
televisor apagado, sopa fría
en la cocina triste, y en el baño
la soledad rompiendo las toallas.
Estas noches sin ti. Como un cuaderno
sin versos y sin letras. [...]».

Este poema y parte de la obra poética de Rodolfo Serrano –aparte de en sus libros–
 puede leerse en su blog: http://rodolfoserrano.blogspot.com.es/

Seguidamente subió al escenario de Libertad 8 EMILIANO DEL RíO e inició su recital dedicándole a Rodolfo un tango. Concretamente "Nostalgias", compuesto por Juan Carlos Cobián y Enrique Cadícamo... ¡Menudo tangazo..., Emiliano lo bordó!... «Nostalgias / de escuchar tu risa loca / y sentir junto a mi boca / como un fuego tu respiracion».

Emiliano del Río.

Emiliano interpretó varias canciones de su repertorio, entre ellas "Cómo" –con la que hace unas mañana daba yo el "buen día" en mi muro de facebook y que él tuvo el precioso gesto de dedicármela–...  y volvió reclamar la presencia de Rodolfo en el escenario.

Rodolfo Serrano leyendo un poema que dedicó a Jerónimo Salinero.

Rodolfo recitó otros de sus poemas y nos presentó al poeta amigo y cómplice, nacido en Macotera (Salamanca), llamado JERÓNIMO SALINERO

Jerónimo Salinero.

¡Genial el amigo Jerónimo!... ¡GENIAL!... ¡Me hizo reír y emocionarme! lo que es my sano en los tiempos que corren. Leyó varios poemas de su libro "La liturgia de la luna". Entre ellos el titulado "Lo que era mío" del que copio el inicio y el fin:

«Dejé por ti,
abandonado mi origen,
mi casa, las caricias de mis abuelos,
la esencia de mi existencia,
el alborozo de la mocedad. [...]
Dejé por ti, Madrid,
todo esto que era mío,
esperando tener recompensa
por tanto que dejé para tenerte».

Y apareció otro de los grades magos de la noche: ADÁN LATONDA, pianista maravilloso –entre otras muchas cualidades– al que, por cierto, le debo un "cuelgue". Es uno de esos músicos, a los que yo llamo "de reparto" y al que le concedería ¡ya mismo! un Óscar, o un Goya.

Adán Latonda

Mientras tanto ISMAEL SERRANO, en primera fila, no parpadeaba:

Ismael Serrano y Adán Latonda.

Y empezaron las colaboraciones musicales amigas. A Emiliano le quieren muchos –y mucho– compañeros y compañeras que comparten, con él, el "oficio de cantores".

La primera de esas colaboraciones fue la de MARWAN. Nos contó que conoció a Emiliano la primera vez que viajó a Argentina, y que él fue el "principal agitador" gracias al que más de cien personas asistieron a su primeriza actuación en Buenos Aires. Después, cantaron juntos.

Marwan y Emiliano del Río.

A Marwan le siguió FRAN FERNANDEZ. He de decir que cada vez me gusta y me emociona más cuando toca y canta "amarrao" o "abrazao" –que en él es lo mismo–, simplemente, a su voz y a su guitarra.

Fran Fernández, Emiliano del Río y Adán Latonda.

En un momento determinado descubrí que MANUEL CUESTA, le pasaba a Ismael Serrano este papel... Era la letra de su canción "Tu risa en la Alameda" –una de las canciones de Manuel que más me gustan–... ¿Iban a cantarla?...



Pues sí, la cantaron, y además a trío: Emiliano del Río, Ismael Serrano y Manuel Cuesta... ¡Inédito y genial!... Y la "magia" del concierto, "in crescendo".

Emiliano del Río, Ismaél Serrano y Manuel Cuesta
cantando "Tu risa en la Alameda".

Otro poeta que se unió al concierto con sus versos fue JOSÉ GONZÁLEZ, autor de los textos del disco recientemente publicado "La ternura del viejo cormorán". José había acompañado también a Emiliano del Río en el concierto del pasado miércoles en Salamanca.

José González.

Permitirme un paréntesis para mostraros una travesura de mi pequeña "samsung"... Podría ser un "microcantijuego" interesante... ¿Quiénes son estos tres "chicos cantores" y admiradores de Emiliano del Río?

«Podrían ser los tres mosqueteros...
... ¡peno no!...
¿Tal vez los tres tenores?...
... ¡pues tampoco!...
¿Los tres Reyes Magos?...
... frio, frío... 
Evidentemente no son los tres lobitos...
...  se les nota en la cara
Entonces, ¿quiénes son?»

Lo que está claro es que disfrutaron
y nos lo cntagiaron
en el concierto de Emiliano.

Y llegó, el que faltaba: ANDRÉS SUÁREZ... Emiliano le acompañó con su armónica y me encantó... El próximo lunes iré a su concierto que se celebrará también en Libertad 8 y ya os contaré... ¡Ganas tengo de escucharle!

Emiliano del Río y Andrés Suárez-

Por último, como broche final, ISMAEL SERRANO nos cantó dos temas, y cerró el concierto haciendo un último dúo con el gran protagonista de la noche: EMILIANO DEL RÍO.

Emiliano del Río e Ismael Serrano.

Y no quiero alargarme más, solamente decir que EMILIANO se nos ha "colao" muy hondo y por muchas razones, una de ellas, sin duda, por componer e interpretar canciones como ésta que podemos escuchar pulsando en el siguiente enlace de "goear":


«Calma, es lo que necesitamos en esta casa
en estos tiempos cuando el aguila devasta
toda remota posibilidad de soñar
Y aunque las brasas, que encendieron nuestros padres hoy sean escasas
no miremos como el fuego se apaga

y como vende frialdad la televisión.
No dejemos que las flores se marchiten,
que la esperanza se achique y se expanda el dolor
no resignemos nuestra lucha
en esa jodida balanza que pesa lo menos malo cono peor.

Utopia, tan lejana, tan soñada y tan temida,
utopia de vivir sin esa espina
de que sea utopico vivir mejor
y ese cansancio, del andar del que no debe cansarse
de trabajar para que otros se cansen
de joder hasta el cansancio la ilusión.

No dejemos que las flores se marchiten,
que la esperanza se achique y se expanda el dolor
no resignemos nuestra lucha
en esa jodida balanza que pesa lo menos malo cono peor».
("Jardín de la utopía")