Páginas vistas en total

viernes, 10 de abril de 2015

CRÓNICA DEL RODAJE DEL PROGRAMA DE TELEVISIÓN «EL CANTO EMIGRADO DE AMÉRICA LATINA"

Ayer jueves iniciamos el rodaje del quinto programa de televisión que estoy dirigiendo sobre la historia de la "canción de autor" en España; programa al que he titulado al igual que un libro que escribí y publiqué en 2007: «EL CANTO EMIGRADO DE AMÉRICA LATINA»; libro para el que tuve el placer de contar con un óleo original de Violeta Parra para la ilustración de la cubierta.


En síntesis, en este quinto programa, voy, y vamos, a plantear la relación y la influencia que se ha producido, a lo largo de toda su historia, entre nuestra "canción de autor" y el canto de los diferentes países de América Latina. Una influencia que se ha concretado en una doble manifestación:

• Por una parte a través de las canciones que fuimos conociendo, disfrutando y admirando en España –durante los años 60 y 70– en particular de tres grandes creadores ATAHUALPA YUPANQUI, VÍCTOR JARA y VIOLETA PARRA. Canciones convertidas en "puntos de referencia y de inspiración" para muchos de nuestros cantautores y cantautoras. (Años más tarde, a mediados de lo 70, esa relación y esa influencia se vería incrementada con la llegada a nuestro país, por ejemplo, de los primeros conciertos y discos de la "NUEVA TROVA CUBANA").

• Por otra parte la influencia de la canción latinoamericana en nuestro país se produjo, en esos mismos años, por la llegada a nuestro país de muchos cantores de América Latina que, fundamentalmente, huyendo de las dictadoras y de la represión que se producía en sus países, se establecieron definitiva, o provisionalmente, en España, y que desarrollaron aquí su oficio de cantores. Recordemos, por ejemplo, a QUINTÍN CABREERA, ALFREDO ZITARROSA CLAUDINA Y ALBERTO GAMBINO, ALBERTO CORTEZ, CARLOS MONTERO, RAFAEL AMOR, INDIO JUAN o a MANUEL PICÓN Y OLGA MANZANO. (Concretamente en la primera parte de la programa de TV contaremos con la participación de Olga Manzano y Rafael Amor).

Olga Manzano.
Pues bien, esa doble relación entre la "canción de autor" española y latinoamericana, iniciada en la década de los sesenta –es decir, hace más de cincuenta años– se ha convertido en uno de los rasgos características de nuestro "canto popular" y las dos situaciones anteriores se han seguido repitiendo permanentemente:

– La influencia de voces y de canciones que nos siguen llegando de América Latina.

– Y la presencia en nuestro país de compositores y cantantes latinoamericanos que desarrollan su trabajo aquí en España, bien de forma definitiva, o bien temporalmente.

En concreto en la parte del programa que grabamos ayer contamos con la presencia y las canciones de dos de esos compositores y cantantes latinoamericanos:

Con JORGE TYLKI (venezola) que llegó a España, concretamente a Barcelona, en el año 2005 y que acaba de grabar un disco titulado "ESTRELLAS DEL ANONIMATO" (2014).


Y con KAMANKOLA (cubano) que vive y desarrolla su trabajo como trovador alternando su presencia entre La Habana y España. En su caso también ha grabado un reciente disco titulado "ANTES QUE LO PROHIBAN" (2014).



Realizada esta introducción, seguidamente me encanta poder compartir con todos vosotros y vosotras un reportaje fotográfico del rodaje que realizamos ayer –con Joge Tylki y con Jorgito Kamankola– en el plató de TV de la UNED:

Mesa en la que se muestra el libro "El canto emigrado
de America Latina" y los nusvos discos de 
Jorge Tylki y Kamankola.

Preparando el inicio del rodaje. Pruebas de sonido con
Kamankola, Jorge Tylki y Enrique Amigó
Jorge Tylki y Kamankola
preparados para iniciar la entrevista.
Kamankola.
Jorge Tylki.
Empieza la entrevista.
Actuación de Jorge Tylki.
Interpretó la canción "Estrellas del anonimato".
Actuación de Kamankola.
Interpretó la canción "Los centinelas me fusilan"
Y para concluir esta imagen con alma:
Jorgito Kamankola y Jorge Tylki con el equipo de
personas que estamos realizado la serie de programas
de Televisión. ¡Magnífico equipo!
Me siento afortunado de poder contar con
personas tan geniales humana y profesionalmente. 

¡Un placer trabajar con ellos!