Páginas vistas en total

lunes, 12 de marzo de 2012

CONCIERTO: «¡VOLAD, CANCIONES, VOLAD! - 1»

Tras la resolución del "cantijuego" que planteamos ayer, hoy os ofrecemos el cartel de lo que será el Primer Concierto del Ciclo «¡VOLAD, CANCIONES, VOLAD!», primero de los que vamos a organizar para la puesta en marcha del «Centro de Documentación de la Canción de Autor» del que hace tiempo venimos hablando. Este es el cártel:


Aunque a lo largo de las próximas semanas iremos ampliando la información en torno a este concierto, hoy me gustaría realizar dos primeras anotaciones que considero de especial interés:

Por una parte, la participación en él de ELISA SERNA que se subirá al mítico escenario del Galileo para ofrecernos algunas de sus canciones. Ese día, 17 de abril, podremos presenciar y vivir un auténtico encuentro intergeneracional entre Elisa –una de las creadoras, junto con Hilario Camacho, del colectivo "Canción del Pueblo" surgido, en Madrid, en 1967– y un grupo de jóvenes compositores que, de alguna forma, se sienten herederos y parte de aquella propuesta poética y musical, iniciada a finales de los sesenta, calificada como "canción de autor"; una canción "cargada de futuro" que luchó por la proclamación de la belleza, por la defensa de la calidad de la cultura, y por la reivindicación de la libertad y de los derechos humanos.

En ese contexto pretendemos que el día 17 el Galileo se vista de fiesta; una fiesta compartida y solidaria en la que celebraremos, sobre todo, que aquí seguimos: «CANTANDO COMO QUIEN RESPIRA, porque –como dijo Gabriel Celaya– eso es la libertad, porque eso es decir quienes somos, porque eso es el amor: Respirar o cantar. Porque ambas cosas son la misma: Poesía».

Por otra parte, como puede observarse en el cartel, tras la lista de los compositores e intérpretes que intervendrán, aparece la siguiente expresión: «Y... ¿QUIÉN SABE?»... Esta expresión queremos que sea la que le dé el tono de magia y de sorpresa a las noches que compartiremos en la Sala Galileo... Queremos que sean noches abiertas a lo inesperado; noches para disfrutar siempre con la expectativa de que allí, en cualquier momento, puede surgir algo insospechado y, a la vez, muy hermoso... «¿QUIÉN SABE?»...

Y seguiremos informando... De momento, si crees que puedes participar del concierto, apúntate la fecha.

¡MALDITAS GUERRAS! 100 + 100 + 43

Hoy mi maldición, sin dejar de dirigírsela a las "guerras", quiero lanzarla, en particular, contra las armas; es decir, contra esos objetos que, en manos de algunos seres humanos –¿humanos?–, se convierten en perversos y sangrientos elementos de muerte y de destrucción...; ¡y lo destruyen todo!...

Imagen tomada de un programa de mano del Teatro de la Abadía.

Pero lo más dramático es cuando lo que se destruye con las armas son vidas humanas inocentes... Ayer domingo por la tarde intenté distraerme yendo de acá para allá –oyendo mucha música– para intentar suavizar el inmenso desajuste y el inmenso dolor que me produjo escuchar una noticia protagonizada por las armas... 

Una matanza de civiles en Afganistán.

«Un soldado norteamericano abandonó de madrugada una base de la OTAN y mata a al menos a 16 civiles, varios de ellos niños. El incidente sucedió en la provincia de Kandahar, uno de los bastiones de la insurgencia de los talibán. El Pentágono ha explicado que el soldado actuó en solitario y por su cuenta.

El soldado salió de su base, en el distrito de Panjwai, pasadas las dos de la madrugada, hora local de Afganistán (las 22:30 del sábado en la España peninsular). Se dirigió a Belandi, una villa cercana, y entró armado en tres casas, según informaron las autoridades provinciales de Kandahar, que han iniciado una investigación. Solo en la primera casa, el soldado mató a 11 civiles. Luego aniquiló a cinco personas más. Fuentes de ISAF dijeron que el soldado regresó a la base por su propio pie y se entregó».

¡Qué locura!... Y es que la guerra siempre resulta "enloquecedora"... Y ¡que inmenso dolor! dolor para las personas que han sufrido la sangrienta agresión...; y dolor también para quienes, casi a diario, tenemos que contemplar imágenes como esta:

Un ciudadano afgano llora junto los cadáveres de menores. / JANGIR (AFP)
¡¡¡¡¡MALDITAS GUERRAS!!!!!
¡¡¡¡¡MALDITAS ARMAS!!!!!