Páginas vistas en total

viernes, 31 de diciembre de 2010

"CANTIJUEGO" para un "año nuevo", con más nombres de mujer

Definitivamente me he propuesto que nadie vuelva a decirme que hay pocas mujeres "cantautoras" o que se encuentren próximas al universo de la "canción de autor"...

A las pruebas me remito, entre el "cantijuego" del pasado día 26 y el que hoy propongo, ya hemos nombrado a 36 mujeres cantantes que se mueven por esos derroteros...., y quedan muchas más para muchos más "cantijuegos".


Bueno, y ahora a "cantijugar" sin prisas porque volvemos a tener un maravilloso fin de semana.

Ya sabes, tienes que mirar fijamente las fotografías e identificar el nombre de la cantantes que aparece en cada una de ellas.

Sé que esta semana la cosa está un poquito más complicada, por eso de momento no digo nada, pero mañana a media tarde daré unas primeras pistas que serán definitivas para hacer las identificaciones que falten.


Como siempre te espero en el rinconcillo de los "comentarios"... Allí además de ayudarnos a "cantijugar", podemos sentirnos un poquito más cerca.

PERSONAJES: ESTEBAN VALDIVIESO

Esteban Valdivieso nació en Nador (Marruecos) en 1951, falleció en Granada el 14 de febrero de 2008 y hoy ocupa el lugar que le corresponde en esta sección del blog a la que he llamo "personajes"; sección que dedico a los creadores que nos robó la muerte pero que, a pesar de ello, siempre seguirán vivos, no sólo en el recuerdo –por su grandeza humana–, sino en su música y en sus canciones, es decir, en las bocanadas de belleza y de sensibilidad que nos dejaron y de las que siempre podremos disfrutar a través de sus grabaciones.

Esteban Valdivieso
Antes de entrar en la presentación de la obra creada por Esteban como compositor e intérprete de un amplio cancionero sobre textos de poetas –como él decía– "de todas las Al-Ándalus", voy a realizar una breve aproximación a su persona y a su humanidad que contenían tanta, o más, belleza que sus canciones. 

Conocí Esteban Valdivieso en el año 2002, siendo director del Centro de Documentación Musical de Andalucía. Aquel año yo había tomado la decisión de escribir un libro sobre la historia de Manifiesto Canción del Sur –movimiento integrado por un grupo de jóvenes "cantautores" andaluces– y Juan de Loxa, su fundador, me había informado de que el archivo sonoro sobre Manifiesto lo estaba entregando, en aquel momento, al Centro de Documentación que dirigía Esteban.

Durante casi un año trabajamos juntos, nos veíamos con cierta frecuencia y manteníamos largas conversaciones telefónicas. Contar con él fue imprescindible para poder escribir aquel libro –entre otras razones porque él mismo había sido uno de los jóvenes iniciadores de Manifiesto Canción de Sur y conocía su historia desde el principio–.

En mitad de aquella aventura –y para mí, de forma totalmente inesperada, incomprendible e improcedente– la Junta de Andalucía, y, más concretamente, la Consejería de Cultura, cesaron a Esteban de su cargo, y dejé de trabajar con él en el Centro de Documentación. Un cese motivado por razones políticas y de "partido" –hay que decirlo– que a él le dolió profundamente y que a mí, de alguna forma, me dejó un poco huérfano. (De hecho el libro "Manifiesto Canción del Sur. De la memoria contra el olvido" se editó cuando a Esteban ya había sido cesado del Centro de Documentación Musical de Andalucía).

Después, él volvió a sus actividades docentes, como profesor de música en un Instituto de Enseñanza Secundaria, y continuamos viéndonos –cuando yo viajaba a Granada–. Tuvimos largas conversaciones sobre Manifiesto y nos contándonos dificultades, proyectos y algún que otro sueño. 

Tras aquellos contactos, he de decir –y esto es sin duda lo más importante– que Esteban era una persona tremendamente buena, sencilla, humilde, cariñosa, sensible...; un hombre, luchador y amante de la música y de la poesía, que todo lo que consiguió en el mundo artístico –y fue mucho– lo logró con su esfuerzo personal..., sacrificando muchas cosas y, sobre todo, creyendo "fieramente" en lo que hacía como compositor y como intérprete; y contando con la ayuda de su compañera, y con la ilusión y la esperanza intensas con las que vivió la experiencia de su paternidad.

Esteban Valdivieso y Aurora Moreno
Dicho todo lo anterior que, insisto, para mí es lo fundamental, voy a centrarme a continuación sobre su obra grabada: En 1988 y 1992 colaboró con Autora Moreno en los discos "Aynadamar" y "Mar adentro", en los que compuso la música de todas las canciones y acompañó a Aurora a la guitarra.

En 1998 grabó su primer disco en solitario: "Fumar en Berlin", en el que incorporó su canción "El amor se va", y poemas cantados de Antonio Fernández Ferrer, Juan Carlos Rodríguez, Antonio Machado, Federico García Lorca, Luis García Montero, Álvaro Salvador y Juan Ramón Jiménez.  

Dos años más tarde publico "Estabas tú en el humo" (2000), obra que contiene ocho canciones de Esteban –letra y música– y dos poemas musicalizados de Javier Egea y uno de Pablo Neruda titulado "Me peina el viento los cabellos". 

En 2006, Esteban nos ofreció su último disco –una auténtica joya– "Poetas de todas las Al-Ándalus", disco con 15 canciones de poetas como Antonio Machado, Federico García Lorca, Luis Cernuda, Juan Ramón Jiménez, Jaime Gil de Biedma, Luis García Montero, Álvaro Salvador, Javier Benítez y el propio Esteban.


"Poetas de todas las Al-Ándalus" (2006)
Hay que destacar, también, la presencia de Esteban en seis de los discos de la colección "LA PALABRA MÁS TUYA" –de la que ya hemos hablado–. Para mí –que fui quien diseñó y dirigió esa colección– la participación de Esteban fue imprescindible. Fue un compositor sobrio y muy sensible, que en todo momento supo extraer y comunicar las sonoridades y el ritmo de la palabra de nuestros poetas consiguiendo, realmente, que "la palabra se hiciera música".

En todo lo dicho y, en particular, en el amplio y variado conjunto de canciones que Esteban Valdivieso compuso e interpretó, es en donde radica su inmortalidad; inmortalidad que igualmente es real en el corazón de las personas que trabajamos con él y que le quisimos.

(Los textos de las canciones de Esteban se pueden encontrar en cancioneros.com).