Páginas vistas en total

viernes, 24 de enero de 2014

«NANAI»: MÚSICA POPULAR EN ESTADO PURO Y MUCHÍSIMO MÁS... Y ENTRE LO MÁS: LA ALEGRÍA, EL COLOR Y LA ESPERANZA

El día que tuve la suerte y el placer de conocer y de escuchar al grupo musical valenciano "NANAI" me vino a la memoria una canción que me causó mucho impacto en el año 1975; me refiero a la canción de PAU RIBA “Es fa llarg esperar” (“Se hace largo esperar”), grabada en su mítico disco "Electroccid Àccid Alquimistic Xoc" –canción que también interpretó Maria del Mar Bonet en su disco "Alenar" (1977).

Pau Riba, entre el extenso texto de su canción decía:

«Oh que llarga es fa sempre l'espera...
I es fa trist esperar cada dia...
I es fan grises les hores d'espera».

«Oh que larga se hace siempre la espera...
y se hace triste esperar cada día...
y se hacen grises las horas de espera».

Era cierto, después de una larga y muy dura dictadura –la de Don Franco–, sentíamos –yo lo sentía con toda mi alma– que la espera del triunfo de la auténtica libertad se me hacía demasiado larga, y, a la vez, tremendamente triste y gris como consecuencia de las injusticias y de las impiedades que contemplaba y vivía a mi alrededor... Una larga y triste espera que, personalmente conseguía, aminorar, por ejemplo, escuchando a Lluís Llach que me repetía una y mil veces: «Segur que tomba, tomba, tomba...».

Hoy por hoy, me está pasando algo similar. Siento que se me van las horas y cada vez se me hace más larga y más triste la espera del final de esta "crisis-desprecio" hacia la cultura que estamos viviendo, y del final de tantas y tantas injusticias y atentados contra los derechos humanos que estamos sufriendo en esta "mierda" de "democracia corrupta" –¡pobre país!– que no están imponiendo de forma tan grosera, cínica y antidemocrática. 

Pues bien, en esa situación de impaciente y ya de casi "desesperanzada espera", un buen día –hace muy pocos días– me encontré, o mejor, se cruzaron en mi vida estos tres personajes, músicos y cantores, que aparecen en la siguiente fotografía:


Y les escuché cantar esto:

«Hoy ya florece, la gente lo sabe,
estamos de fiesta, salimos a la calle.
Nanai te lo canta "pa" que tú lo bailes.
Es la danza del pueblo "pa" que no nos callen.
Todos unidos las puertas se abren.
Hoy es el día, que el ritmo no pare.
Somos la chispa que enciendo la llama.
Somos sabia nueva recorriendo tus entrañas.
Somos la luz que nunca se apaga [...]
(Sonideros).



Tres personajes músicos-cantores que han puesto en marcha un proyecto apasionante, vivo, sensible, y radicalmente esperanzador. Un nuevo «segur que tomba, tomba, tomba...» que se llama NANAI: Saül Vanaclocha, Pilar McCarthy y Luijo Argemi.

NANAI, con sus canciones, a mí –personalmente y de entrada– me han hecho aligerar mi espera. Han conseguido una vez más, a lo largo de mi vida, que "mi espera se reconvierta en esperanza", lo que es de infinito agradecer. (Hace unos días conocí personalmente a Saül, y os aseguro que me sentí afortunado; él, en muy poco tiempo, me demostró que él mismo es lo que canta, y eso, en los tiempos que corren, es un valor de muy alta cotización. Para mí el valor principal y el más cotizado. Se llama  "coherencia").

El grupo, o la banda, NANAI –nacido en Valencia en 2007– ha grabado dos maquetas autoproducidas: "A viva voz" (2008) y "Son sincero" (2011); y, más recientemente, en el año 2013, publicó su primer disco titulado "SONIDEROS".



Cuando mi "cartero" me entregó el sobre con el disco y lo abrí me encontré una nota manuscrita y firmada por Nanai  de la que me voy a permitirme reproducir un fragmento:


Este es el tono, el timbre y "el todo" del disco "Nanai Sonideros": vibración, ilusión, vida, movimiento, cariño, esfuerzo, ilusión y ¡muy buena música!... ¡Auténtica música popular! ¡Canción de autor de altísima calidad! Un bello alegato a la esperanza desde la alegría.

Seguidamente os dejo unas fotografías de Nanai en plena canción-acción –fotografías realizadas por Rosa Campos–, y algunos fragmentos de sus canciones.... ¡Ah, y, por supuesto, os invito a comprar y a disfrutar el disco SONIDEROS! ¡lo merece y los componentes de Nanai se lo merecen!


«Siente la brisa mañanera, te impregna y te da candela.
Presente latiendo al tiempo, lo de ayer ya pasó
y el futuro ya vendrá.
Prepara tu sonrisa y brinda conmigo al soltar tus lastres,
para suave dejar llevarte
a un rincón donde habita la posibilidad».
("Ulelelé")


«Ya está bien de tanto odio,
de este trozo solo es mío.
si lo mío todo es tuyo y lo tuyo todo mío.
Si el mundo estuviera compuesto
de bicicletas y sonrisas
otro gallo cantaría».
("Colores")


«Mensaje planetario para corazones abiertos,
la intuición guía el movimiento,
párate un momento y medita tu situación.
Mente rebelde, libertad consciente,
reafirma tu lugar en esta sociedad demente.
Intuición, expansión, proyección, sintoniza tu canción.
Pinta de colores, da rienda suelta a tu imaginación».
("¡Vívelo!")


Para concluir este "cuelgue" quiero nombrar y agradecer al equipo de músicos y colaboradores que han hecho posible el disco "NANAI SONIDEROS": Por supuesto a Saül Vanaclocha, Pilar McCarthy y Luijo Argemi; y con ellos, y junto a ellos, a Pablo Riaño, David Van der Meer, Albert Pascual + Xavier Hernani, Paco Molins, Fede "Frottoman", Dono Arango, Ana López "La Piltra", Sergi Renovell, Manolo Iranzo, El Kanka, Pau Riaño, Julia Castillo, Marce y Luisico.

También felicitar a Andy Belmonte –productor musical–, a Jorge Bernabé –técnico de sonido–, a Juan Blasco –diseñador gráfico y maquetista– y a Maribel Moreno por sus fotografías.