Páginas vistas en total

lunes, 4 de julio de 2011

¡MALDITAS GUERRAS! - 100 + 1

Cien días + uno pidiendo, deseando, suplicando la PAZ, la NO VIOLENCIA y el DESARME... Permitidme que vuelva al primer cuelgue y a la viñeta de Forges que me provocó este cotidiano e inconformista apartado de mi blog.


Después de cien días + uno tengo, tenemos, que seguir diciendo:

¡¡¡¡¡MALDITAS GUERRAS!!!!

AÍNDA - II. DE COMO LA VIDA SIEMPRE ACUDE AL RESCATE


Aínda.

En este segundo cuelgue, dedicado a Aínda, voy a presentar y a comentar su discografía, pero antes, como introducción, quiero hacer referencia a una de sus canciones –cantadas en gallego– que lleva su nombre –o, si se quiere, a su nombre que le da título a una de sus canciones–, me refiero a tema titulado: "Aínda" que significa "Todavía"...; un nombre cargado de connotaciones esperanzadoras, y una canción que nos da el tono global de su poÉtica tremendamente positiva, y entretejida de aspiraciones, búsquedas y encuentros como la alegría, el valor la vida cotidiana, la capacidad de soñar, el amor y la solidaridad.


El primer trabajo discográfico grabado por este poeta-cantor, nacido en el Bierzo, se tituló  "Algunas canciones de arcilla", obra compuesta de seis canciones que fueron el germen de lo que en realidad ha sido su primer álbum: "Pájaros en la cabeza" (2001).



En "Pájaros en la cabeza", Aínda contó con un magnífico equipo de músicos integrado por Raúl Belenda –piano–, Cuco Pérez –acordeón–, Diego Galaz –violín–, Fernando Zarzosa –congas–, Sebastián Lorca –violonchelo–, Kilema –músico de Madagascar que toca el marovany–, Anxo Pintos –zanfona–, Carlos Macías –trombón–, María San Francisco, Mónica González y José Ángel Rodríguez –coros– y Jesus Ronda –arreglista y tocando, entre otros instrumentos, la guitarras, el bajo, la mandolina y percusiónes.

Por otra parte, Aínda en "Pájaros en la cabeza", pudo disfrutar de colaboraciones muy especiales como las de Uxia –acompañándole en el tema "Aínda", al que antes hacía referencia–, Quintín Cabrera y Javier Bergia –con los que canta las alucinantes "Aventuras y desventuras de un botillo concreto"–, y Fermín Romero y Benito Malasangre que le hacen voces en la canción "Mil razones para amar".

De los catorce temas que componen este disco –once cantados en castellano y tres en gallego– hay que destacar, en primer lugar, la espléndida musicalización e intepretación que Aínda realiza del poema "Noiturno do adoescente morto" ("Nocturno del adolescente muerto"), uno de los "Seis poemas gallegos", escritos por Federico García Lorca, en 1935. 

Destacan también, entre otras, canciones relacionadas con la búsqueda de la identidad, como "Un bolsillo lleno de arena" o Juego de piezas"; un guiño a Madrid en "Entre tantos"; temas especialmente entrañables como "Ualamaluna" y "Siempre"; y, en particular, la canción "Mil razones para amar" que viene a ser una especie de declaración de pensamientos y de deseos –es decir, de sueños y de utopías realizables– sobre los que Aínda sustentar el sentido de su existencia.



«Para creer quiero buscar razones:
Quiero creer que la vida es bajar por un tobogán,
montarse en un columpio creyendo que se puede volar.
Quiero creer que cada día es un regalo que me dan [...]
Quiero pensar que es cierto aquello de que todo el mundo es bueno,
que a nadie le interesa que peguen mil dientes contra el suelo.
Quieron pensar que hay cosas que aún no tienen precio,
ni un hombre, ni el amor, ni nada, ni mucho menos el sueño [...]
Quiero pensar que el mundo no es de la Coca-Cola y sus amigos,
de la CIA, del Banco Mundial, de las petroleras, de los países ricos [...]
Quiero creer que todavía hay mil molinos para combatir,
mil besitos, mi niña, que en tu boquita guardas para mí.
Quiero creer que todavía hay mil razones para amar,
este mundo se nos derrumba y tú y yo nos fuimos a enamorar...
Quiero pensar que no todo es especular,
que hay otra forma de ver la vida alejado de las plusvalías,
que existe la solidaridad, que no es disfraz de la caridad,
que somos más que gregarios, algo más que ovejas de un rebaño.
Quiero creer que es más humano sentirse en paz [...]
que no está de más la marcha atrás si así no se vuelve a tropezar
y que yo soy feliz con muy poquito, pegándome a ti como un mosquito».
("Mil razones para amar". Fragmento).


Tras la edición de aquel primer disco, Aínda, en 2007, participó, junto con el cantante canario Jorge Santana, en un proyecto compartido al que llamaron "Talparacual", y dos años más tarde, en 2009, grabó su disco "El mundo no se acaba", obra en la que expresa y desarrolla toda su enorme y valiosa capacidad como compositor y como intérprete.



"El mundo no se acaba" –por cierto, preciosamente editado, adjuntando un cuadernillo o separata que simula un periódico– es un disco que se desarrolla en dos coordenadas: la del amor y la de la vida. En primer término, el amor que, como él dice en su canción "Es de noche y ahora sé", «no se define, se hace un poco todos los días».


Aínda.


«Déjame aterrizar en tus ojos [...]
déjame lloverte despacio, 
calarte hasta los huesos,
bautizar tu piel...
Quiero ser tu luna,
quero que seas mi sol,
yo quiero ser tu silencio
y que tú seas mi voz
y cantarle a la luna.
Déjame salpicarte de cosquillas,
que seque tus ojos,
que te haga el café,
déjame subirte a una nube
bajarte una estrella,
inventarte otra vez».
("No me cansaré"
Fragmento).


«Y mientras afuera
el mundo ruge o se adormece,
deja que se tropiecen las horas
entre tú y yo»
("Paréntesis". Fragmento).

Y con el amor –e incluso en su ausencia–, la vida: «El mundo –nos canta– no se acaba donde se acaba el amor, la vida siempre acude al rescate, la vida siempre se busca la vida»... Y Aínda concreta y llega a afirmar que tenemos que convertirnos en "buscavidas"...; porque muchas veces «buscando la felicidad nos encontramos con la infelicidad y el truco está en buscar la vida»...; la vida que puede descubrirse por sorpresa, en cada paso, en lo más sencillo y cotidiano, como ya nos anticipó Violeta.


Y claro, cantándole tan apasionadamente a la vida, en el disco de Aínda no podía faltar una magnífica versión de "Evohé", canto a la vida que Pablo Guerrero supo incrustarnos en las entrañas. (Aínda admira mucho a Pablo Guerrero y ha sido, sin dura, uno de sus grandes maestros).

Finalmente para concluir es necesario volver a subrayar el equipo de buenos músicos que participan en este disco: Jesús Ronda, Diego Galaz, Freddy Valero, Sergio López, Pepo Nieto, Germán Díaz, Rafaria Montecristo, María San Francisco, Cristina González, Mercedes Bodelón, Sergio Gómez y las Pandereteiras Escola de Gaitas de Villafranca.

Y nada más por hoy..., y digo por hoy, porque tengo la completa seguridad de que Aínda me va a dar mucho que escribir aquí DONDE CANTAMOS COMO QUIEN RESPIRA.