Páginas vistas en total

sábado, 3 de diciembre de 2011

"CANTIJUEGO" BREVE Y ENTRAÑABLE PARA UNA EMERGENCIA

El breve –pero muy entrañable– "cantijuego" de hoy, responde a que tengo un fin de semana de muchísimo trabajo, y a que me va a faltar tiempo para desarrollar el que había planeado.... Tenía pensado dedicárselo a esa experiencia tan mágica que es la "amistad": "La palabra "amigo" en los textos de nuestros poetas y cantautores"... Lo dejaré para la semana que viene.

Pero no, no quería faltar a nuestra habitual cita semanal de los sábados, y aquí estamos... 

Hoy las soluciones serán breves, y creo que poco complicadas; y es que hoy, lo verdaderamente importante y entrañable, va a ser rendirle homenaje a los dos personajes con los que vamos a "cantijugar": dos geniales "cantautores" –a los que quiero mucho– que un buen día se encontraron en Zaragoza –concretamente, en la Casa de los Morlanes– visitando la exposición "Cantemos como quien respira"; exposición que monté en aquella ciudad, en abril de 2004, con la colaboración con el Ayuntamiento.

Paneles situados a la entrada de la exposición
"Cantemos como quien respira". Casa de los Morlanes (Zaragoza).
23 de marzo a 18 de abril de 2004.

En concreto, esos dos personajes, que forman parte de la historia, de la Canción de Autor en España, son los siguientes:



¿Quiénes son estos dos "cantautorazos"? Ya sabéis podéis participar en el apartado de comentarios... No es difícil, pero como podréis comprobar es una preciosa y entrañable imagen que me siento feliz de compartir con todos vosotros. (La colección de caricaturas que aparecen en el fondo se exhibe, actualmente, en la sala de conciertos "La estación" de Sevilla).

JAVIER BERGIA - "UN LUGAR BAJO EL SOL". PLANO GENERAL

Nuevo disco de Javier Bergia.
JAVIER BERGIA acaba de publicar su nuevo disco titulado "Un lugar bajo el sol" al que voy a ir dedicando tres "cuelgue" que serán como una secuencia de planos: "Primer general" –el "cuelgue" de hoy–, "Plano medio" y "Primer plano".

En este "Plano general" –reprimiendo las ganas que tengo de empezar a comentar este nuevo disco y a echarle piropos–, me voy a limitar a copiar dos textos que aparecen en la parte interior de la carpeta del CD: uno de Carl Friedrich Wilhem Vom Bergia –de la Universidad de Leipzig, en Sajonia–, texto escrito en 1959 –"¡chúpate esa mamdarina!"...; y el otro, del magno-músico Luis Delgado, redactado, en Urueña (Valladolid), cincuenta y tantos años después del publicado por el ilustrado profesor Wilhem Vom Bergia.

Carl Friedrich Wilhem Von Bergia.
¿Les suena?
«Hace relativamente tiempo, y aún no se sabe porqué, en el transcurso de una cadena de acontecimientos asombrosos y ciertamente difíciles de asimilar, suponemos que empezó a engendrarse el universo que nos ocupa, el mismo que apenas alcanzamos a digerir y explorar. Cuando menos prodigiosa, fue la oportuna conjunción de singulares circunstancias, que hizo posible que se diera la ecuación necesaria para el desarrollo paulatino de una asombrosa forma de vida en este nuestro pequeño planeta. En el ámbito de una naturaleza fecunda y despiadada, permanentemente en movimiento y a merced de las inclemencias propias de una atmósfera inestable, nuestra especie, depredadora como imprudente, sometida a una depravada estructura piramidal de poder económico, político y religioso, ha venido perpetrando a lo largo de su corta historia, un permanente hostigamiento al ecosistema, hasta el punto de dañar, de forma casi irreversible su propia consubstancialidad; la nuestra, que es la de todos. Ese hermoso patrimonio heredado, que algunos se afanan en destruir. Un lugar bajo el sol».

El segundo texto es de Luis Delgado, se titula «Habitando el lenguaje», y dice así :


Luis Delgado.
«Pudiera parecer que este prólogo al nuevo disco de Javier Bergia fuese a tratar del dominio de la le lengua escrita del cantautor madrileño, pero no será así. El lenguaje que se me viene al teclado no es el literario, sino ese otro lenguaje, aún más comprometido en el manejo, que es el de la canción ¿Dónde se aprende a colocar una melodía sobre un texto, de forma que el resultado sea para siempre indivisible? He ahí el misterio de este oficio milenario. Se pierde en la historia, el nacimiento del primer texto cantado, y, además, siempre albergaremos la duda de si el experimento se realizó para desnudar el texto de toda posible impregnación sensiblera en la voz del lector, como en la salmodia religiosa, o por el contrario, para dotarle de una fuerza aún más expresiva, como en las canciones tradicionales. En cualquier caso, la fórmula tuvo éxito, y la historia de la humanidad está salpicada de un firmamento de canciones procedentes de todas las culturas y todas las épocas.


Javier Bergia.


En esta circunstancia toma de nuevo el testigo Javier Bergia para continuar en su veterana carrera de fondo con la edición de su decimosegundo disco. Ajeno a las corrientes y a las amenazas de los noticieros, su análisis del entorno y del alma nos vuelve a mostrar una mirada serena y profunda, que plasma sin rubor las sensaciones más íntimas, junto a las frases más sarcásticas. Rodeado de una nutrida plantilla de músicos (nadie en su sano juicio se niega a participar en un disco de Javier), este «Lugar bajo el sol» nace, efectivamente, como una inundación de luz en un habitación en penumbra, que descubre los objetos que la ocupan, y que sólo necesitan la sensibilidad luminosa del observador para gozarlo. En un artículo de 1953, Don Álvaro Cunqueiro recogía una cita del dramaturgo alemán Enrique Von Kleist: "De los dones de Dios, dos amo sobre todo: las mañanas de luz y los sueños"».


¡Precioso texto que recoge la sabiduría profunda de Luis Delgado!,  ante el que, de momento, y hasta  que describa el "Plano medio" del nuevo disco de Bergia, poco queda por decir.