Páginas vistas en total

viernes, 8 de mayo de 2020

TESTIMONIOS MUSICALES: AUTE (15)


Por fin las casas discográficas con sus presiones –y en concreto de la RCA– logran que Luis Eduardo Aute se meta en un estudio y grabe su primer "single" con dos de sus canciones escritas en el 66: "Don Ramón" y "Made en Spain". A aquel sencillo le seguirán otros dos en el mismo año.



Aute ya es conocido en el mundillo musical; empieza a hacerse directamente consciente de las repercusiones sociales que puede llegar a tener una canción y siente los primeros zarpazos de la popularidad. Es precisamente de aquella época de donde renacen ahora en mi memoria las primeras evocaciones de una voz que me cantaba en un lenguaje distinto y que alimentaba mi existencia provinciana de una nueva forma de entender la canción y de cuestionar la vida. A partir de entonces Luis Eduardo Aute se integra, por supuesto sin él ser consciente, en mi propia biografía más íntima  y cotidiana.

En Vietnam. mientras tanto, se desarrolla una tremenda guerra, tan absurda y tan cruel como todas las guerras..., a España, en el contexto de una paz mantenida sobre el miedo, la represión y el silencio. nos llegan noticias e imágenes desgarradoras..., y Eduardo observador consciente y sensible de toda esta situación, le canta ahora a la mirada:

«Ojos que el tiempo ha borrado su brillo,
ojos tan tiernos que aún no se han visto,
ojos que aman, ojos que odian,
ojos que miran pero no ven.

Ojos que buscan la luz escondida,
ojos que se hallan en otras pupilas,
ojos helados, ojos ardientes,
ojos que matan con el desdén.

Hay tantas formas de mirar,
qué poco valen las palabras.

Ojos que nada dejan oculto,
ojos hundidos en sueños profundos,
ojos que dudan, ojos que aceptan,
ojos que no saben llorar.

Ojos que tiemblan heridos el miedo,
ojos que vieron morirse los cielos,
ojos que lloran, ojos que ríen,
ojos que, aún vivos, descansan en paz.» (26)


Este poema canción de Aute siempre me ha parecido especialmente interesante por lo que puede tener de proyecto. Esos ojos, que irán quedando plasmados de forma habitual en sus lienzos, son en realidad como una simbolización irónica dd sus propias miradas: «ojos que buscan la senda perdida, y que viven ensueños profundos»...; unos ojos que siempre se abrirán misteriosa y apasionadamente a la búsqueda de la verdad y de la vida en medio de la confusión y las contradicciones.

El 22 de noviembre se organiza un importante recital de canción en el Instituto Ramiro de Maeztu en Madrid, allí nace el colectivo llamado "Canción del Pueblo" con Hilario Camacho, Elisa Serna, Carmina Álvarez, Manuel Toharia, Adolfo Celdrán José Luis Leal entre otros. (Colectivo con el que colaboró Luis Eduardo). Anteriormente el 24 de marzo, en la escuela de Peritos Agrícolas de Lugo, se suspende un recital de canción gallega; un mes más tarde se celebra finalmente en la Universidad de Santiago y de allí nace el colectivo "Voces Ceibes".

En Cataluña, desde el 61, está en marcha otro movimiento cultural: "Els Setze Jutges", origen de lo que desde entonces se conoció como la "nova cançó" catalana. En el país vasco se ha producido algo similar, allí surge el colectivo "Ez dok amairu", un grupo de voces que cantan y reivindican la cultura y la canción en euskera.

En Andalucía se está gestando "Manifiesto Canción del Sur". Mientras tanto en Aragón, La Rioja, Extremadura y Canarias van surgiendo similares iniciativas.

Está naciendo por todos los rincones del país, una forma nueva de hacer y entender la música y la canción.

«La poesía es palabra
que vela despierta.
La poesía es palabra
que toma conciencia.
La poesía es palabra
que mueve a las piedras.
La poesía es palabra
que debe alumbrar.» (27)

(26) "Los ojos" (Diálogos  de Rodrigo y Ximena, 1968),
(27) "La poesía es palabra" (24 canciones breves, 1977).



No hay comentarios:

Publicar un comentario