Páginas vistas en total

domingo, 14 de septiembre de 2014

«ANÍBAL SAMPAYO» III - "LA POESÍA Y EL CANTO LE PERTENECEN TOTALMENTE AL PUEBLO, Y EL PUEBLO, YA SE SABE, NO CALLA NI OLVIDA"

La primera vez que Aníbal Sampayo actuó en España fue en 1967, desde donde se trasladó a Cuba para participar en el I Encuentro Internacional de la Canción Protesta que se celebró en Varadero; encuentro en el que también participaron, en representación de Uruguay, Daniel Viglietti, nuestro querido Quintín Cabrera –que en aquel momento vivía en Montevideo– y el poeta Márcos Velázquez. (En representación española participó en aquel encuentro Raimon, cantautor valenciano).

En recuerdo de  QUINTÍN CABRERA aquí podemos contemplarle
cantando en aquel Encuentro Internacional de 1967.  Valga
como curiosidad que aquel día tocó con la guitarra de Carlos Puebla
y con Bárbara Dane sosteniéndole el micrófono.

En 1970, Aníbal Sampayo compuso su cantata "A José Artigas" –héroe uruguayo reconocido como el Protector de los Pueblos Libres–, y al año siguiente, su obra poético-musical titulada "Orientales al frente".


Cubierta del disco de Aníbal Sampayo dedicado "A José Artigas".

El 27 de mayo de 1972, dada su ideología de izquierdas y su proximidad al Movimiento de Liberación Nacional-Tupamaros, fue detenido y encarcelado en Paysandú; circunstancia que él mismo recuerda: «En la cárcel pasé nueve años. Para mi fue como una escuela. Después de andar tanto, en la cárcel ordené mis ideas y leí mucho».

En 1980, lo pusieron en libertad, y comprobó que dentro y fuera de su país había amigos, cantores y gente del pueblo que no le había olvidado. «Pese a la represión y a la campaña infame llevada a cabo por los dictadores, pretendiendo borrar mi nombre y enterrarlo en el olvido –comentaba Aníbal–, esos amigos lo defendieron manteniendo en alto mi honra. Los fascistas se olvidaban que cuando se escribe para el pueblo, la poesía y el canto le pertenecen totalmente a él, y el pueblo, ya se sabe, no calla ni olvida."

Después vino el exilio. A finales de los ochenta, dada la situación de acoso, de amenaza, de censura en la que se vio obligado a vivir, decidió exiliarse acompañado de su mujer y de su hijo que tenía doce años. Primero se trasladó a Brasis y, posteriormente, a Suecia.

Cuando vivía en Suecia realizó varias giras por Francia, Italia, Alemania, Bélgica, Holanda y España –fue entonces cuando tuve la oportunidad de conocerle y de admirarle personalmente–. Finalmente puso fin a su exilio en 1985 y regresó a Uruguay.

Durante los años de exilio y a partir de la vuelta a su país, Aníbal Sampayo realizó, entre otras, las siguientes grabaciones: "Canto a la liberación" (1983), "Patria" (1985), "Homenaje" (1992) y "De antiguo vuelo" (1999).



Aníbal publicó también varios libros; entre ellos "El canto elegido" –obra autobiográfica–, "Nuestras raíces", "Toponimia, flora y fauna en el Uruguay" y "Aníbal Sampayo. Desde Paysandú, canto y poesía", libro publicado en 2001.

A sus sesenta y ocho años, como consecuencia de la enfermedad de Alzheimer, Aníbal tuvo que retirarse a una casa de salud en la ciudad de Paysandú, donde residió humildemente hasta el día 10 de mayo de 2007, en que falleció.

Poco antes e su muerte, el domingo 6 de agosto de 2006 –con motivo de su octogésimo cumpleaños– se le rindió un entrañable homenaje popular consistente en la organización de una marcha vecinal, y en la celebración  de un gran recital en el Teatro Florentino Sánchez, al que los organizadores llamaron "Los Pueblo Libres" y en el que participaron más de veintitrés artistas de Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay.

Marcha vecinal en homenaje a Aníbal Sampayo con motivo de
la celebración de su octogésimo cumpleaós.
Aníbal Sampayo rodeado de niños después de la celebración
de su octogésimo cumpleaños.

Ese mismo año, los Cantores de Paysandú grabaron y presentaron en el teatro Florencio Sánchez un disco con versiones de algunas de sus creaciones, denominado "Aníbal Sampayo, el del Río de los Pájaros Pintados", en donde músicos de diferentes estilos versionaron sus canciones con gran cariño, respeto y dignidad. , en donde músicos de diferentes estilos versionaron sus canciones con gran cariño, respeto y dignidad. 

Creo realmente que evocar y aplaudir la presencia en nuestro tiempo de seres humanos y de cantores como ANÍBAL SAMPAYO merece la pena; por eso lo he hecho durante tres días aquí en mi blog.  Ahora, para concluir esta evocación contra el olvido, os dejo un vídeo en el que podemos escuchar Aníbal Sampayo interpretando la canción "Río de los pájaros", uno de sus temas conocidos, premiado en Cosquín en 1964.

No hay comentarios:

Publicar un comentario