Páginas vistas en total

jueves, 26 de julio de 2012

MANUEL CUESTA LE CANTA A «EL TEMPLO DE LAS BORRACHERAS»

Vuelvo a repetir este "cuelgue" añadiendo, seguidamente el video grabado en Libertad 8 en el que MANUEL CUESTA canta su nuevo tema dedicado a ALEJANDRO ROMANO y su «TEMPLO DE LAS BORRACHERAS».




El pasado día 18 le rendimos una sencilla, pero muy entrañable fiesta-homenaje a Alejandro Romano, felizmente responsable del conocido blog «EL TEMPLO DE LAS BORRACHERAS». Un blog que es, en realidad una concreción y todo un símbolo de la pasión que este gran argentino siente por la "canción de autor", y de la acogida que "ofrenda" a todos los músicos y cantautores españoles que viajan a su país.

Aunque a lo largo de la mañana, o primera hora de la tarde, colgaré una amplia crónica fotográfica de lo que aconteció anoche en la Sala Libertad 8 –lugar en el que se celebró la fiesta-homenaje–, quiero destacar un hecho sencillo, pero muy entrañable, que protagonizó Manuel Cuesta y que, desde mi punto de vista, fotografía uno de los rasgos más característicos de la "canción de autor" como género musical, me refiero a su capacidad para convertirse en crónica cantada de realidades y de sentimientos concretos; o mejor, en ser, como diría Manuel Vázquez Montalbán, «fotografía de los suspiros tolerados, o prohibidos, de una sociedad concreta y de los seres humanos que la integran».

Pues bien, en el inicio de la fiesta-homenaje del pasado miércoles Manuel Cuesta estrenó una hermosa canción dedicada a «EL TEMPLO DE LAS BORRACHERAS»; una canción en la que Manuel, efectivamente, logró fotografiar los sentimientos de todos los que nos habíamos reunido, en Libertad 8, para expresarle a Alejandro Romano nuestra amistad, nuestro cariño y nuestro agradecimiento... ¡Pura "canción de autor"!

Le he pedido a Manuel que me autorizara para reproducir el texto de su canción, y, como siempre,  he encontrado en él su más absoluta colaboración, ¡aquí la tenemos!... Es, lo que podríamos llamar: «un riguroso estreno»... Ahora falta escuchársela cantar...; ¡pues nada!, a perseguirle en sus conciertos, y a pedirle que nos la cante... ¡Gracias Manuel!

Manuel Cuesta.
«Un lugar en el mundo,
una barra en la que apoyarse,
un santuario civil, una fiesta,
una tregua para no derrumbarse.
Un bálsamo para las heridas
dulcemente cerradas con un buen tequila,
un oasis, una bienvenida,
el sabor que nos deja la derrota de una mala partida.

Cuando ya no me quedan trincheras,
ni lugares donde refugiarme,
cuando la suerte es una ramera
y la tristeza mi único estandarte.
Cuando el sistema nos robe la primavera
y no se sepa dónde ni encontrarte
iré al TEMPLO DE LAS BORRACHERAS,
allí comienza este viaje.



Un Kamchatka particular,
un lugar en el que resistir,
un escenario donde soñar
pero también en el que compartir. 
Canciones contra la nostalgia,
y que no falte el vino a ningún parroquiano,
un fuego por arte de magia,
promesas cumplidas junto a un buen asado.

Cuando ya no me quedan trincheras,
ni lugares donde refugiarme,
cuando la suerte es una ramera
y la tristeza mi único estandarte.
Cuando el sistema nos robe la primavera
y no se sepa dónde ni encontrarte
iré al TEMPLO DE LAS BORRACHERAS,
allí comienza este viaje.


Manuel Cuesta.
Y la música siempre sonando
en los sitios que quedan vacíos,
un brindis por los que se marcharon
y tu casa esperando a este lado del río.
"A cántaros", "Vine del norte", "Volver"
"Pongamos que hablo de Madrid",
"Mediterráneo", "Ojalá", "Las cuatro y diez",
"Te recuerdo Amanda",
"Quién me ha robado el mes de abril".

Cuando ya no me quedan trincheras,
ni lugares donde refugiarme,
cuando la suerte es una ramera
y la tristeza mi único estandarte.
Cuando el sistema nos robe la primavera
y no se sepa dónde ni encontrarte
iré al TEMPLO DE LAS BORRACHERAS,
allí comienza este viaje.


Alejandro Romano en Libertad 8.
Cuando ya no me queden quimeras
ni tus brazos para refugiarme,
cuando la suerte es una ramera
y la tristeza mi único equipaje.
Cuando el sistema nos robe la chistera
y no sepa dónde encontrarte
iré al TEMPLO DE LAS BORRACHERAS,
allí comienza este viaje.
En estos días azules
y este sol de la infancia...».
("El Templo de las Borracheras". Manuel Cuesta)

4 comentarios:

  1. Fernando sigo repasando lo vivido y todavia no lo puedo creer,fueron todas alegrias y juntas a la vez, aparte de la sorpresa, me llevaron engañado a ver un Duo Boliviano y me encuentro con todos ustedes, y ni hablar de Manuel que abrio la noche con el tema del templo que en verdad me di cuenta a mitad de canción, estaba aturdido, emocionado etc, etc..
    Aprovecho desde aqui a agradecerles a todos los que fueron y quienes no pudieron ir también por que estuvieron presentes de todas formas y brindamos por ellos.
    Gracias de corazón y feliz día del Amigo ( en Argentina se festeja hoy)

    ResponderEliminar
  2. Preciosa letra y merecido homenaje.

    Mis saludos a tanta buena gente.

    ResponderEliminar
  3. Manuel Cuesta y Alejandro Romano, dos monstruos, no sólo por lo feos (que también).
    Abrazos a los tres (+Lucini)

    ResponderEliminar
  4. ¡Qué hermosa letra! Lo dice todo... Cynthia

    ResponderEliminar