Páginas vistas en total

jueves, 5 de abril de 2012

INÉS SAAVEDRA - DE COMO LA BELLEZA PUEDE SEDUCIRTE Y ATRAPARTE INESPERADAMENTE.

Inés Saavedra.

«Un mundo sin música es caos; necesito hacer y escuchar música para vivir en equilibrio. [...] No puedo decir cuando fue que la “música” se metió dentro de mí, si es que en algún momento no estuvo dentro»... Estas son las palabras con las que INÉS SAAVEDRA introduce su autobiografía. 

He de decir –de entrada–, que son palabras-sentimientos que comparto plenamente; y que le agradezco a Inés por lo que en realidad significan...: es cierto, sus palabras y su música suponen, sin duda, un "empujoncillo" bello y eficaz para salir del caos cuando sentimos que nos inunda, o cuando percibimos que nos amenaza...; palabras y música que Inés Saavedra nos entrega en sus discos y en sus canciones, y que son –al menos para mí lo han sido–  profundamente liberadoras.

Inés Saavedra, nació en Montevideo (Uruguay), y, reside en Alicante. En la actualidad ha grabado cuatro discos: "Las casualidades no existen" (2005), "Azul y verde" (2009), "Epi epi A!" –álbum de canciones para niños y niñas– y "Letras y música" (2012), obra a la que voy a dedicar hoy este "cuelgue".



En "Letras y música", Inés Saavedra conecta de pleno con una de las tradiciones más características de la "canción de autor" en nuestro país, me refiero a la musicalización y a la interpretación cantada de textos de nuestros grandes poetas, tarea que no es fácil, y que ella aborda con extraordinaria belleza y calidad.

He de decir que cuando escuché por primera vez "Letras y música" sentí un enorme impacto; no me esperaba ni lo que escuché, ni lo que Inés me iba a hacer sentir...; fue realmente como si, de repente, y de forma inesperada, la belleza saliera a mi encuentro, se plantara frente a mi con toda su fuerza seductora, y poco a poco, de acorde en acorde, de poema en poema, me fuera seduciendo.

De este seductor –y muy recomendable CD– lo que me parece más interesante destacar sobremanera es el derroche de sensibilidad y de sentimientos que fluye tanto en los cuatro temas instrumentales que Ines incorpora a su disco, como en los cinco poemas cantados que musicaliza e interpreta; poemas de Mario Benedetti, Alfonsina Storni, Pablo Neruda, Miguel Hernández y Juan Ramón Jiménez –¡magnífica selección–.

«Mi táctica es mirarte
aprender como sos
quererte como sos.
Mi táctica es hablarte y escucharte,
construir con palabras
un puente indestructible.
Mi táctica es quedarme en tu recuerdo
no sé cómo ni sé
con qué pretexto
pero quedarme en vos».
[Mario Benedetti. "Táctica y estrategia" (Fragmento)]

«Esta noche al oído me has dicho dos palabras 
comunes. Dos palabras cansadas 
de ser dichas. Palabras 
que de viejas son nuevas.
Dos palabras tan dulces que la luna que andaba 
filtrando entre las ramas 
se detuvo en mi boca. Tan dulces dos palabras 
que una hormiga pasea por mi cuello y no intento 
moverme para echarla. [...]
Tan dulces y tan bellas 
que nerviosos, mis dedos, 
se mueven hacia el cielo imitando tijeras. 
Oh, mis dedos quisieran 
cortar estrellas».
[Alfonsina Storni. "Dos palabras" (Fragmento)]

Inés Saavedra.
«[...] Escuchas otras voces en mi voz dolorida. 
Llanto de viejas bocas, sangre de viejas súplicas. 
Ámame, compañera. No me abandones. Sígueme. 
Sígueme, compañera, en esa ola de angustia. 
Pero se van tiñendo con tu amor mis palabras. 
Todo lo ocupas tú, todo lo ocupas. 
Voy haciendo de todas un collar infinito 
para tus blancas manos, suaves como las uvas».
[Pablo Neruda. "Para que tú me oigas" (Fragmento)]

«[...] Por el cinco de enero,
de la majada mía
mi calzado cabrero
a la escarcha salía.
Y hacia el seis, mis miradas
hallaban en sus puertas
mis abarcas heladas,
mis abarcas desiertas».
[Miguel Hernández. "Las abarcas desiertas" (Fragmento)]

«Cantan. Cantan.
¿Dónde cantan los pájaros que cantan?
Ha llovido. Aún las ramas
están sin hojas nuevas. Cantan. Cantan
los pájaros. ¿En dónde cantan
los pájaros que cantan? [...]
[Juan Ramón Jiménez. "Canción de invierno" (Fragmento)]

En resumen, Inés, que posee una preciosa voz y que es una sensible compositora, en "Letras y música" –acompañada de Diego Rey y Nicolás Panzi– ha sabido vestir los poemas que musicaliza con unas melodías auténticamente acariciadoras; todo en este disco acaricia a la palabra y la hace música; ¡todo!... hasta los temas instrumentales que surgen como intermedio a las canciones ...; y el resultado es un álbum de gran belleza; uno de esos discos que continúa y mejora –con absoluta fidelidad– la tradición de la auténtica "canción de autor" entendida –como en este caso– como la liberación de la poesía, rescatándola de los libros y echándola a volar; es decir, cumpliendo aquello que tanto deseaba y añoraba Federico García Lorca: que la poesía podamos encontrarla «sentada en el quicio de la puerta, en las madrugadas frías, o en el agua de la fuente, subida a la flor de un olivo, o puesta a secar en la tela blanca de una azotea»... Esto es lo que se propone y consigue Ines Saavedra en su último disco... De los anteriores, con canciones propias –letra y música– hablaremos en otro momento.

Inés... ¡gracias!...; gracias sobre todo por haberte colado en el ámbito de mis sensibilidades y por formar parte, desde ahora, de mi universo sonoro.

Inés Saavedra.

1 comentario:

  1. La descubrí cuando se presentó al concurso del Pay-Pay el año pasado. Sensibilidad musical y entrañable persona. Deseando que vuelva este año.

    ResponderEliminar