Páginas vistas en total

miércoles, 27 de julio de 2011

¡MALDITAS GUERRAS! - 100 + 24

Hoy el texto que traigo a esta sección del blog es del grandísimo poeta ÁNGEL GONZÁLEZ; es un poema titulado "El campo de batalla"; poema que forma parte del libro "Sin esperanza, con convencimiento", publicado en 1961.

Se trata de un poema duro y desgarrador; a mí me produce una gran tristeza y, a la vez, una incontenible rebeldía...; me gustaría que nunca más tuviéramos que evocar este poema, pero hay que seguir haciéndolo porque el en mundo sigue habiendo "campos de batalla"


«Hoy voy a describir el campo
de batalla
tal como yo lo vi, una vez decidida
la suerte de los hombres que lucharon
muchos hasta morir,
otros
hasta seguir viviendo todavía.
No hubo elección:
murió quien pudo,
quien no pudo morir continuó andando,
era verano, invierno, todo un año
o más quizá, era la vida
entera
aquel enorme día de combate.

Por el Oeste el viento traía sangre,
por el Este la tierra era ceniza,
el Norte entero estaba
bloqueado
por alambradas secas y por gritos,
y únicamente el Sur,
tan sólo
el Sur,
se ofrecía ancho y libre a nuestros ojos.

Pero el Sur no existía:
ni agua, ni luz, ni sombra, ni ceniza
llenaban su oquedad, su hondo vacío:
el Sur era un inmenso precipicio,
un abismo sin fin de donde,
lentos,
los poderosos buitres ascendían.

Nadie escuchó la voz del capitán
porque tampoco el capitán hablaba.
Nadie enterró a los muertos.
Nadie dijo:
"dale a mi novia esto si la encuentras
un día"

Tan sólo alguien remató a un caballo
que, con el vientre abierto,
agonizante,
llenaba con su espanto el aire en sombra:
el aire que la noche amenazaba.

Quietos, pegados a la dura
tierra,
cogidos entre el pánico y la nada,
los hombres esperaban el momento
último,
sin oponerse ya,
sin rebeldía.

Algunos se murieron,
como dije,
y , los demás, tendidos, derribados,
pegados a la tierra en paz al fin,
esperan
ya no sé qué,
quizá que alguien les diga:
"amigos, podéis iros, el combate..."
Entre tanto,
es verano otra vez,
y crece el trigo
en el que fue ancho campo de batalla».

¡¡¡¡¡MALDITAS GUERRAS!!!!!

3 comentarios:

  1. Tan conmovedor, tan llano. Y qué modo tan franco de decir su poesía.

    A propósito de las guerras malditas recuerdo también su poema "Primera evocación" ("Recuerdo bien a mi madre...") que termina con los versos:

    "y, sobre todo, cuando
    la guerra ha comenzado,
    lejos -nos dicen- y pequeña
    -no hay por qué preocuparse-, cubriendo
    de cadáveres mínimos distantes territorios,
    de crímenes lejanos, de huérfanos pequeños."

    ResponderEliminar
  2. hay un pequeño renglon mio que recuerdo por que lloras niño mio es por el hambre de guerras o por el odio maldito que solo el hombre lo deja creo que es asi yo no soy un lince de memoria das calidad extrema mas tambien me suena ha experiencia pasada

    ResponderEliminar
  3. Magnifico poema de Angel Gonzalez...conmovedor y como bien dices alienta la indignación y la rebeldia...NO mas guerras...no mas armas...un abrazo

    ResponderEliminar