Páginas vistas en total

jueves, 28 de julio de 2011

FRANCISCO ESPINOSA. "AÑOS Y PREJUICIOS" DE UN CANTAUTOR INTEGRAL

Hace unas semanas, preparando el "cantijuego" de la luna", hubo una canción que decidí reservarme para dedicarle un "cuelgue" muy especial en esta última semana de julio –ya en vísperas de las nuevas noches de agosto–; la canción se llama "Luna de agosto", es de Francisco Espinosa, y la interpreta el cantautor chileno Alonso Núñez.

La verdad es que la luna de agosto me trae inolvidable recuerdos que tienen su origen allá en mi adolescencia... Con "la caló sureña", y con el cuerpo "enamorao", la luna era, con frecuencia, una confidente y una incitadora tremendamente persuasiva...; ¡claro aquello era cuando teníamos tiempo y necesidad de asomarnos a una ventana, de sentarnos en un banco, o de tumbarnos sobre la hierba, o sobre la arena de la playa –solos o " acompañaos"– para perder el tiempo mirando al cielo!

La canción de Espinosa, cantada por Alonso, entre otras cosas dice:

Alonso Núñez.
«Luna de agosto 
te debo unos acordes.
Luna de agosto 
nunca me abandones.
Luna de agosto
te debo mil favores.
Luna de agosto
hoy recuerdo tus noches.

Este febrero frío
que recorre mi alma
me dice al oído
que tu luz no se apaga.
En tan solo unos meses
vendrás junto a mi cama
de pronto, de repente
esta vez no te vayas».

Esta canción dedicada a la luna de agosto forma parte del disco "En boca de todos" (2006) –que por supuesto recomiendo– en el que Francisco Espinosa decidió reunir, en torno a sus canciones, a un numeroso grupo de amigos cantantes, españoles y latinoamericanos; en concreto en este disco intervinieron Olga Andrés, Joaquín Lera, Javier Prieto, Iván y Josito, Diego Andrés, Carlos de Abuín, Xavier Pintanel, Fran Reca, Malabache y El Factor Sorpresa (Alejandro Ferrer y Ángel Lara); los cantantes chilenos Alonso Núñez, José Manuel Lattus (Chiclo) y Juanjo Montecinos; los mexicanos Alejandro Santiago, Gerardo Peña y el dúo Nueva Luna; Norge Batista –cubano–; Neri González –boliviano; y, ¡claro está! el mismísimo Francisco Espinosa.

Francisco Espinosa.
Francisco Espinosa es un compositor y un cantante que ama, crea, practica y contagia la "canción de autor", es decir, es un "cantautor integral". De hecho es una de las personas que mejor conoce el amplio y muy diversificado mundo de los "cantautores" españoles y latinamericanos, tanto, que un buen día –cuando me encontraba escribiendo mis libros "...Y la palabra se hizo música"–  di con él a través de internet, entré en su página web, y se convirtió, para mí, en un referente de consulta y de información imprescindible; era rara la semana en que no pasaba un "ratito" en su "web-agradable-compañía". 

(Podéis hacer una prueba: buscar  http://www.franciscoespinosa.com/, entrar y deteneros, por ejemplo, en los apartados "cantautores" y "enlaces", y ¡ya veréis!).

Bien, pues Francisco, más recientemente, ha grabado y nos ha ofrecido otro disco que creo que merece la pena escuchar porque, entre otras cosas, en él se pone de manifiesto la pasión que siente hacia la música, su tremenda sensibilidad hacia la realidad humana, y su buen hacer a la hora de componer y de interpretar canciones. Este nuevo disco se llama "Años y prejuicios" (2010) y es un álbum –totalmente comprometido con el género de la "canción de autor"– que no tiene desperdicio.


Antes de entrar en la presentación de las once canciones que componen el disco haré una breve referencia a los músicos que le acompañan en la grabación: Clara Collantes –guitarra acústica–, Miguel Ángel Villafruela –bajo y guitarra eléctrica y acústica–, Juan Rubio "Manin" –perscusiones– y Marta Espínosa, hija de Francisco –voz, piano y teclados–; he de decir que Marta es una enamorada de la "canción de autor" por contagio paterno, que acaba de empezar a cantar maravillosamente en solitario y que ya ha grabado una primera maqueta de la que hablaremos próximante.

El disco "Años y prejucios" y, en consecuencia, la identidad de su autor, quedan claramente definidos desde el principio; desde la primera canción titulada "Mi mano izquierda"... ¡Pasen y lean!...; después les recomiendo que ¡entren y escuchen!:

«Si con las manos puedo empuñar
una y mil armas para matar
es mi derecha la que apuntó
pero la izquierda la desarmó.
Por más que quiera que la razón
le marque el paso al corazón
mi mano izquierda se hace valer,
vuelve a marcarme su parecer [...].
Mi mano izquierda, del corazón,
siempre en la izquierda mi inspiración».


A partir de esta canción, Francisco Espinosa aborda de forma directa un repertorio clara y descaradamente comprometido –¡como debe ser!– con los valores básicos que fundamentan eso que ahora se llama "democracia real", y que, en realidad, no es otra cosa –ni más, ni menos– que el respeto absoluto a la dignidad humana y a los derechos fundamentales que de ella se derivan.

Francisco Espinosa en Barna Sants, 2010

Francisco le canta al valor de la "igualdad" y, desde esa perspectiva, al profundo respeto que merecen todos los seres humanos que se sienten y son diferentes –concretamente los homosexuales–; le canta apasionantemente a la "vida"; le canta a la hipocresía eclesiástica que miente y es insolidaria a golpe de "baculazo" y, como contraposición, al abnegado hombre de iglesia libre, humilde, comprometido y solidario –"haberlos, haylos"–; Francisco le canta a los imbéciles –"tontos de solemnidad"– que actúan como marionetas por todas partes: en la tele, en la radio, en la política, en la calle...; seres voluntariamente manipulados que nos sermonean, que predican la desesperanza y que pretenden –y a veces lo consiguen– manipular al personal; Francisco canta contra la represión, contra la falta de libertad, contra los atentados al valor de la paz...; y Francisco sobre todo –como telón de fondo– le canta a la "esperanza" y, sobre todo, al derecho que todos tenemos a soñar, "el derecho al delirio", que diría Galeano.

Todo esto, y mucho más, es "Años y prejuicios"...; ¡pueden comprobarlo!... Este "cantautorazo" es tan peculiar que incluso pueden descargarse su disco de forma gratuita acudiendo a su web; y además hacerlo legalmente y sin problemas....; como Francisco tampoco tiene problemas para mostrarse y ofrecerse generosamente solidario a sus colegas "cantautores", o "cantaloquesea"; o mejor dicho a todos no, personalmente no puede hacerlo con aquellos a los que suele llamar "cantautor-yo-yo", que al final a lo único que cantan es así mismos.

1 comentario:

  1. Fran es un excelente cantautor, pero es aún mejor persona.

    Gracias por acercarnos a él Fernando.

    Joan Baeza
    Barcelona

    ResponderEliminar