Páginas vistas en total

martes, 25 de enero de 2011

ISMAEL SÁNCHEZ - I. "fluyendOncEmociones"

En el "cuelgue" que escribí el día 2 de enero, dedicado a Adolfo Langa, hablaba de un conjunto de jóvenes músicos sevillanos que, asumiendo y trascendiendo las "formas" y los "fondos" de la "canción de autor", están apostando por la consolidación de una "nueva canción del Sur". (Posición, por cierto, similar, a la que Alfredo González –protagonista de los "cuelgues" del el domingo pasado– está adoptando en Asturias.) 
  
Entre esos músicos sevillanos hoy voy a centrar la atención sobre un guitarrista excepcional, nacido en Alcalá de Guadaira, en 1972; me refiero a ISMAEL SÁNCHEZ.



Ismael, de formación musical básicamente autodidacta, estudió Matemáticas en la universidad de Sevilla,  y, desde 1996 –tras tomar la decisión de dedicarse profesionalmente a la música– viene desarrollando una intensa y variada actividad como guitarrista, como compositor y como docente.

Sería demasiado larga la enumeración detallada de sus actividades musicales y voy a renunciar a ella para aterrizar, cuanto antes, en lo que considero su trabajo mas personal e interesante; me refiero a la grabación y edición de su disco titulado "fluyendOncEmociones" (2007), uno de los discos que considero esenciales –y de los más escuchados– de mi discoteca personal porque se ha convertido en parte de eso que suelo llamar mi "universo musical" cotidiano.

Pese a ello no quiero dejar de referirme a dos de esas actividades musicales realizadas o emprendidas por Ismael, que me parecen de especial interés, y que pueden ayudarnos a situar la "grandeza" de este andaluz que ama la música y que cuando nos habla de la que él compone –y graba en su disco– nos dice: «Te invito a que oigas estas composiciones de la misma forma en la que se escucha a un amigo que te revela un secreto, una ilusión o un deseo».

Una de esas actividades fue la emprendida en el año 2004 junto con Joaquín Calderón, José Antonio Delgado, Adolfo Langa y Pedro Sosa. Grupo de compositores que integraron un colectivo llamado "Laborautorio", que fueron el germen del movimiento renovador de la "canción de autor"en Sevilla, y los que, en gran medida están haciendo surgir esa "nueva canción del Sur", a la que anteriormente me refería. 

Cartel del colectivo Laborautorio.
Magnífica representación gráfica –o metáfora visual– del trabajo de renovación
y de experimentación musical que desarrollaron sus componentes en el año 2004.

La otra actividad de Ismael Sánchez, que considero importante resaltar, es la que realiza en el ámbito de la creación musical para niños y niñas de Educación Primaria e Infantil; ámbito complejo, nada fácil, y a la vez apasionante, en el que Ismael se mueve con una gran inspiración: En 2004, escribió y produjo, junto al autor argentino Gustavo Arduini, el musical "La isla del tesoro"; en 2006 trabajó con las editoriales "La Ñ" y "Algaida", creando y produciendo las composiciones musicales complementarias a los libros de texto de Educación Infantil; y en el 2008, compuso la banda sonora original de la obra "El niño que no quiso jugar a la guerra", para la compañía Hupa Teatro.

Y, con todos estos antecedentes, que ponen de manifiesto la gran experiencia musical acumulada por Ismael, ¡ahora sí!..., dejadme que os hable –apasionadamente– del disco que grabó –sin prisas– entre octubre de 2005 y mayo de 2007, con el sugerente título de "fluyendOncEmociones"; un disco que es simplemente eso: "once emociones hechas música con capacidad de emocionarte"; un disco tan bello y sugerente como el dibujo de su portada, obra de Manuel Domínguez Guerra.


En "fluyendOncEmociones", Ismael desarrolla toda su sensibilidad musical revelándonos su raíces y sus pasiones jazzísticas –ya latentes en 1996 cuando creó el grupo "aLTriO Quarter– que se funden con cadencias arabescas y aires sureños de ida y vuelta. Un disco en que canaliza y da salida a toda su experiencia y su sabiduría musical, tanto en el terreno de la composición, como de la interpretación.

Yo no sería capaz de poner el acento, o la lupa, sobre una de los once emociones de Ismael Sánchez porque todas me emocionan: Su obertura "A contracorriente", "Lo que debiera ser", "El aire del Pay-pay", "Y tú" –con la voz de Rocío Parrilla–, "Tras de ti", "Sakin a-n-nahr", "Donde el viento gira", "Ida y vuelta" –con la "músicavoz" de Adolfo Langa y la armónica de Álvaro Gandul, "Y nuevamente tú" y "Canción de ida y vuelta", tema con letra de Leo Minax en al que aportan sus voces el propio Leo, Joaquín Calderón y Adolfo Langa.

De lo que sí me siento capaz es de recomendar este disco que, por esas cosas de la crisis de la industria –¡siempre la "cabrona" crisis!–, lleva varios años en la calle y todavía no ha recibido la acogida y la gratificación que merece... ¡Sí, gratificación!... porque los discos nacen para ser escuchados y si, por culpa de quien sea, no se escuchan, pues claro, ellos también tienen –y no seré yo quien se lo niegue– su derecho a cabrearse... Así que si el disco os interesa podréis obtener mas información acudiendo directamente a Ismael en:  www.ismaelsanchez.com

1 comentario:

  1. Grande Ismael! Desde que nos conocemos siempre lo he pensado y siempre se lo he dicho. Cualquier cancion en su compañia siempre se enriquece, y lo digo por experiencia!!
    Y lo mejor es que ademas de gran musico es una gran persona, siempre cercano, siempre con gestos y palabras acertadas... haciendote crecer.

    Un abrazo fuerte compañero!

    ResponderEliminar