Páginas vistas en total

lunes, 30 de enero de 2017

CON "ANA GEMA" ("MOLINA") EN "UN LUGAR DEL COLOR"

Hace ya varios días que tenía pensado, y quería sacar un ratito de tranquilidad, para escribir este "cuelgue " de admiración y de agradecimiento hacia una buena amiga –magnífica pintora– que firma como "Molina" y cuyo nombre es ANA GEMA.

Ana Gema Gómez.

Nos conocemos desde hace años y tan solo hace una semana he tenido el inmenso placer de celebrar, con una des sus obras, el más de "un millón seiscientas mil visitas" que ya ha recibido este blog... Lo que personalmente hace que me sienta profundamente afortunado y agradecido.


Hoy, lo que deseo es, por una parte, contaros quien es Ana Gema –para quien no la conozca todavía– y, sobre todo, mostraros algunas de sus obras que actualmente se exponen en el Café Libertad 8 –templo de la "canción de autor" en Madrid–.



ANA GEMA es autodidacta. Pintó su primer cuadro, con 6 años, sobre un panel de madera que le sobró a su hermano de manualidades.

Poco tiempo después ganó un concurso de pintura infantil al aire libre y, como premio, cayó en sus manos una caja de óleos que guarda con enorme emoción en su memoria.

En su casa –durante su infancia y adolescencia– siempre se escuchaba y se tocaba música; canciones de autor: Victor Jara, Aute, Carlos Cano...,  y también mucho rock y folck de la época: Miguel Rios, los Beatles, Rolling Stones, Bob Dylan, etc. 

Desde entonces –siempre con la música como fondo y como referente de su universo creativo– Ana nunca ha dejado de pintar. 

Su primera exposición de pintura colectiva, con pintores profesionales de Castilla-La-Mancha, fue cuando aún no había alcanzado la mayoría de edad.

Su firma “Molina” –que aparece en sus cuadros– es un guiño a su abuela Ana, gran mujer, adelantada a su época que formaba parte de una familia de gran trayectoria cultural de pintores y músicos, y con la que leía y consiguió admirar la poesía de los clásicos.



Cuando Ana Gema llego a Madrid a estudiar Ingeniería, la pintura se convirtió para ella en una forma de ocio que practicaba casi siempre por la noche mientras sus compañeras de casa dormían. 

Colaboró en algunos concursos, ganó premios de diseños de carteles de fiestas en Madrid, como el de las fiestas de Chamberí del año 97; y celebró, con 25 años, su primera exposición individual en Madrid, titulada genéricamente, “Caminando”.

Personalmente recuerdo, con tremenda admiración, la exposición que Ana nos ofreció en un rinconcillo maravilloso y acogedor situado en la Plaza de Gabriel Miró (Las Vistillas, de Madrid), llamado "María Pándora"... ¡Desde entonces la admiro!



Durante su carrera laboral como consultora –”modus vivendi”–, la pintura se convirtió para Ana en una necesidad de desconexión, de calma y de expresión; realizando, en su tiempo libre y en vacaciones. cuadros para amigos, y participando en Certámenes de Pintura al aire libre por toda la geografía.

Ella, en sus obras, no busca la perfección; parte de un lienzo en blanco y deja volar su libertad; bucea en la textura del color; percibe y siente su entorno; y crea y recrea con sus pinceles y sus óleos para conseguir –ese es su principal objetivo– ponerle color a los días; Ana no puede concebir la vida sin el arte, sin el color y sin la emoción.

¡Gracias Ana por estar ahí!... Estos son algunos de los cuadros que en este momento pueden ser visitados y disfrutados en su exposición "EN UN LUGAR DEL COLOR" mostrada en el Café Libertad 8, de Madrid.



5 comentarios:

  1. Hermosa crónica Fernando y qué bueno descubrir semejante artista,,,un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Alejandro, ¡amigo! ¡GRACIAS POR ESTAR AHÍ!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre estamos Fer,,,a pesar del charco,,,abrazos amigo mio....

      Eliminar
  3. jordi de palma de mallorca30 de enero de 2017, 14:58

    Que buen articulo y que pinturas mas bonitas.

    ResponderEliminar