Páginas vistas en total

miércoles, 23 de diciembre de 2015

JOAN MANUEL SERRAT Y SEIS NOMBRES DE MUJER

Hoy me ha ocurrido algo inesperado. Hace días que vengo pensando en hacer un "cuelgue" en el Blog dedicado a canciones con "nombre de mujer"; pues bien, durante un tiempo me he dedicado a indagar en diferentes autores y el número de canciones que he encontrado ha sido enorme, y además, en la mayoría de los casos, a cuál más hermosa. 

Obra de Benito Moreno.

Ante la avalancha de canciones encontradas –su variedad y su belleza– primero pensé en hacer una selección, pero me ha resultado imposible –me he sentido incapaz–. 

Luego se me ocurrió compartir, por ejemplo, solamente las canciones con "nombre de mujer" creadas por cuatro creadores... ; ¡pues tampoco!... Cualquier intento de selección que hacía me dejaba insatisfecho –y no está uno ya para insatisfacciones–.

Por otra parte pensé, que cuando definiera un criterio de selección, presentaría al autor, escribiría el nombre y el texto de las canciones encontradas, pondría un video en la que pudieran escucharse y haría algún comentario de cada una de ellas...: ¡pues no!... 

Como vais a poder comprobar, al final, el resultado de todo ese proceso anterior ha quedado totalmente simplificado y he optado por el camino más simple y tal vez más sencillo. Voy a proponeros vivir la misma experiencia de redescubrimiento y "regozada" que yo he vivido en el proceso de preparación de este "cuelgue":  Vamos a ir poquito a poco; de autor en autor; y descubriendo y gozando de esas canciones en diferentes "cuelgues" que irán apareciendo cuando menos lo esperemos... (Y a quien le apetezca, que, a partir de aquí, haga la experiencia por su cuenta, ¡merece la pena!.)

¡Ah!... y también haremos algún que otro "cuelgue" con canciones con "nombre de varón"; aunque, la verdad, me parece  que hay menos.

Y para empezar vamos a hacerlo con este "cantautorazo" que forma parte de la historia y de la identidad de varias generaciones de hombres y mujeres "en un tiempo, y en un país". ¡Este!:


De Joan  Manuel Serrat he seleccionado esta seis canciones:



«Como al viento, la lluvia y el trueno,
la parieron al sereno,
a la sombra de un nogal.
Con helechos le hicieron su cuna,
la abrigó un rayo de luna
y a lo lejos la mecía el mar
Y creció viendo a sus pies Tolosa,
a un tiempo recia y hermosa
como un tronco de abedul. [...]
Poco tiempo tu amor te ha gozado,
se lo llevaron atado
unos hombres de metal. [...]
Desde entonces, aunque muerda el frío,
el portón del caserío
lo deja de par en par. 
Por si el miedo no come caliente
para cobijar a gente
que no puede ver su cielo y su mar.»




«... Hace días que no sé cuántos días hace.
Hace días que me estoy diciendo... mañana
y espero...
Asomado al balcón espero.
Desnudando el horizonte espero .[...]
de día y de noche que vuelva Helena,
que vuelva Helena...
y es que cuando pasa por mi calle
incluso los geranios le guiñan el ojo.
El aire se vuelve tibio con su aliento
y los adoquines miran hacia arriba,
su piel morena.
Cuando pasa Helena. [...]
Y entre tejados se columpia el sol
y los pajaritos de los cables de la luz
miran celosos como se ríe y se mueve.
Color de larga espera y perfumede luna llena
mi Helena.
Pero..., hace días que
el estar de pie me hace daño,
el reúma me rompe los dedos
y ha huido el último gorrión.»


«... Fa dies que no sé quants dies fa. / Fa dies que m'estic dient... demà / i espero... / Abocat al balcó espero. / Despullant l'horitzó espero. […]/ pel dia i per la nit que torni Helena / que torni Helena... / i és que quan passa pel meu carrer / fins el geranis li acluquen l'ull. / L'aire es fa tebi amb el seu alè / i les llambordes miren amunt / sa pell morena. / Quan passa Helena. [...] / I entre teulades es gronxa el sol / i els passerells dels fils de la llum / miren gelosos com riu i es mou. / Color d'espera llarga i perfum de lluna plena / la meva Helena. / Però…, fa dies que / l'estar dret em fa mal / el reuma em trenca els dits / i ha fugit el darrer pardal.»




«Irene tiende sus trapos al sol,
prestando misterios a la siesta [...‚
Irene columpiándose en los alambres.
Irene convidándome a conocerla,
emplazándome...
No comprendo cómo puede usted
pasar y no verla...
Irene tiende sus trapos al sol
y algo en mí se aroma y despereza,
jugando a las adivinanzas
y a los rompecabezas.» 



«Vuela esta canción para ti, Lucía,
la más bella historia de amor que tuve y tendré [...]
Si alguna vez fui un ave de paso,
lo olvidé pa'anidar en tus brazos.
Si alguna vez fui bello y fui bueno,
fue enredado en tu cuello y tus senos.
Si alguna vez fui sabio en amores,
lo aprendí de tus labios cantores.
Si alguna vez amé,
si algún día después de amar, amé,
fue por tu amor, Lucía»



«Penélope con su bolso de piel marrón
y sus zapatos de tacón y su vestido de domingo.
Penélope se sienta en un banco en el andén
y espera que llegue el primer tren meneando el abanico. [...]
Pobre infeliz se paró tu reloj infantil
una tarde plomiza de abril cuando se fue tu amante.
Se marchitó en tu huerto hasta la última flor.
No hay un sauce en la calle Mayor para Penélope. [...]
Dicen en el pueblo que el caminante volvió.
La encontró en su banco de pino verde.
La llamó: "Penélope mi amante fiel, mi paz,
deja ya de tejer sueños en tu mente,
mírame, soy tu amor, regresé".
Le sonrió con los ojos llenitos de ayer,
no era así su cara ni su piel.
"Tú no eres quien yo espero".
Y se quedó con su bolso de piel marrón
y sus zapatitos de tacón sentada en la estación.»


«Las horas vacías que pasan
y el camino que me lleva a casa
después de mucho caminar.
Cada mueble y cada libro,
cada rincón donde juntos vivíamos
momentos como nadie sabe.
Mis manos y mis labios
que de su sabor viven ávidos
sin poderlos olvidar.
Las largas noches sin luna,
las olas y cada una
de las luces que hay en el mar.

Me hablan de Marta...»

«Les hores buides que passen / i el camí que em torna a casa / després de molt caminar. / Cada moble i cada llibre, / cada racó on junts vam viure / moments com ningú no sap. / Les meves mans i els meus llavis / que del seu gust viuen àvids / i no poden oblidar. / Les llargues nits sense lluna, / les ones i cadascuna / de les llums que hi ha en el mar. / Em parlen de Marta...»

2 comentarios:

  1. Hermosísimas canciones de un genial creador. Permítanme decir algo de cada una de esas letras. Edurne: trae el "problema vasco" de los setenta, a la canción popular en castellano, con sugerentes frases en "euskera"; canción prohibida en España en su primera edición. Helena: ¿quién es Helena? ¿es solamente una mujer? Para mí es mucho más: es la juventud que se ha perdido, es la esperanza y la ilusión que se escapa de las manos, es lo distinto en medio de una vida rutinaria... Y es otra evidencia de la sensibilidad única de Serrat ante la vejez, siendo él en ese entonces tan joven... Irene: la sensualidad y la imaginación en los pequeños detalles, los sentidos abiertos sugiriendo voluptuosidades... Todo ello dentro de un ambiente evidentemente obrero. Lucía: el GRACIAS más grande y bello a la mujer y al amor. Si ya no se lo tiene, no importa, valió la pena vivirlo. Así de simple. Es sin dudas, un tributo a la mujer, pero yo lo extiendo hacia todo aquel que ama y es amado, sea o no mujer, se llame o no Lucía. Penélope: el mito griego llevado a la década de los sesenta, cuando se creó esta canción. A pesar de los tiempos actuales, de que ha cambiado todo incluído el ropaje de Penélope, nunca perderá vigencia esta letra. Siempre existirá algún ser humano que dejará pasar su vida, en espera de realizar lo soñado. Por otra parte, siempre me ha gustado esa pequeña "venganza" de Penélope, sumida en sus ensoñaciones, al final de la letra, ante tanta vida perdida e ilusión frustrada... Marta: va describiendo, con mimo, cada detalle del entorno marinero, la vida que bulle alrededor de la pareja, sin decir nada de Marta. Pero, sin embargo, ¡cuánto dice de ella! Gracias y hasta pronto.

    ResponderEliminar