Páginas vistas en total

domingo, 30 de agosto de 2015

EL REGRESO DE "SAMUEL LEVI Y LOS NIÑOS PERDIDOS" CON SU AMIGO WILLY FOG.

SAMUEL LEVIS.

Escuché por primera vez a Samuel Levis en su canción "Contra la guerra" incorporada a su primer disco "Turno de noche" (2004); fue cuando inicié, hace años, una campaña –en la que me mantengo– contra la guerra y contra las armas –¡MALDITAS GUERRAS!–. Recuerdo que aquella canción protagonizó el "cuelgue" «¡MALDITAS GUERRAS 100 + 100 + 46!» en abril de 2012.


SAMUEL LEVI. "Turno de noche" (2004).

En aquel momento, el cantautor gallego se había trasladado a Argentina para completar sus estudios musicales. Nos cruzamos algunos correos, e iniciamos una buena amistad fundamentada sobre todo en su pasión por la canción de autor –fácilmente conectable con la mía–. Me gustó mucho su segundo disco, ya con "Los Niños Perdidos""Y tú más!" (2010)...; creo que nunca olvidaré dos versos de una de sus canciones: «Todos somos mortales hasta el primer beso. / Tengo haciendo cola algunos de mis sueños.»; o aquello de "abre tus ojos azules que quiero ver el mar".

SAMUEL LEVI y Los Niños Perdido. "Y tú más" (2010)

Han ido pasando los años. Hemos seguido estando en contacto: Samuel ha cantado en Argentina con algún que otro amigo entrañable como Alejandro Ferré –de Mar de Plata–. Y hace unos meses me anunció que estaba grabado un nuevo disco y que iba a realizar una gira para presentarlo –gran oportunidad para conocernos personalmente–.  Finalizado el disco –titulado "Filias y Fobias"– me mandó una copia, la escuché y me encantó.


1 - Antes de dormir.
2 -  Mi amigo Willy Fog.
3 - La cabeceadora de ombligos. (Con Rubén Gaitán "Ratones Paranoicos).
4 - La última de Bertolucci.
5 - El test de Rorschach. (Con Luis Eduardo Aute).
6 - Las chicas del amor de Dios.
7 - Il mio amico Willy Fog.
(Versión italiana con Erika Savastani "Desserto Rosso").
8 - O meu amigo Willy Fog. 

Tras la escucha de este nuevo disco –tanto tiempo esperado– y como un gesto evidente del reconocimiento de la calidad de su trabajo, y, por supuesto, de la amistad que nos une, escribí este breve texto procurando verbalizar la primeras emociones que me produjo "Filias y Fobias"

«¡Ganas tenía yo de escuchar las nuevas canciones de Samuel Levi!…; y ahora que he podido disfrutarlas con calma pienso que ha merecido la pena la espera. Me he reencontrado con un Samuel maduro y  brillante tanto en sus composiciones musicales, como poéticas; un gran cantautor que ha sido capaz de crear –o de crearse– un entramado de palabras, melodías, instrumentaciones y cantares muy coherente, hermoso y tremendamente sugerente.

La trama argumental de las nuevas canciones de Samuel Levi es la vida cotidiana regida –como suele y debe ser– por los latidos sensitivos que suscita y deja el amor: el amor vivido, el buscado y el ausente; el deseado, el que un día se alejó, y aquel al que por nada del mundo estaríamos dispuestos a renunciar. Latidos de amor entretejidos en caricias, rupturas, esperas, sueños e insomnios; noches que duran días enteros, y tardes inolvidables y apasionadas en las que nos tiembla el pulso y asaltamos desnudos la nevera después de quemarnos y "antes de dormir".

Una trama argumental que Samuel teje con referencias elocuentes y simbólicas como el mundo mágico de Bertolucci, el test de Rorschach –que da título a una muy bella canción interpretada con Luis Eduardo Aute–, o el amigo Willy Fog para quien "las fronteras –canta Levi– son solo una forma egoísta de repartirse el pastel"; viajero incansable que solo saca billetes de ida porque es imprevisible cuando va a volver; que se deja guiar por las estrellas; y que cree, de forma irrenunciable en que "mañana saldrá el sol otra vez"… 

¡Felicidades a Samuel Levi! Comparto plenamente contigo –entre otros muchos– dos versos de tu canción "Mi amigo Wylly Fog": "lo que importa es lo que hay dentro de las personas y lo que juntos podemos hacer"… En eso estamos. En ese sentido, tus nuevas canciones son importantes y juntos –con tus canciones– vamos a seguir haciendo posible que se siga cantando, y cantando bien, ¡como quien respira!»

Ahora, ya con el disco físicamente en mis manos lo tengo claro: los días 18, 19 o 20 del inmediato septiembre nos vemos en Madrid –Samuel cantará en Forum FNAR Parquesur, en El Búho Real y en el Teatro El Humbral de Primavera, en Lavapiés–. Antes Samuel presentará su nuevo disco en Zamora, Sevilla y Badajoz, y, después de Madrid, en Vigo –¡por supuesto!–, Barcelona, Gerona, Reus (Tarragona), Abacete, Valencia y.... ¡vaya usted a saber!

Concluyo este cuelgue con algunos de los versos de su canción "Mi amigo Willy Fog", un Samuel Levi en estado puro:


«Quemó todas sus tarjetas,
le dio a un amigo su reloj,
cogió un día la puerta,
"que te vaya bonito" y se largó.
Sólo sacó billete de ida
nunca sabes cuando va a volver
las estrellas son las que le guían
ha decidido no perderse ningún tren. [...]
Las fronteras son solo una forma
egoista de repartirse el pastel
lo que importa es lo que hay dentro de cada persona,
lo que importa es lo que juntos podamos hacer.»

No hay comentarios:

Publicar un comentario