Páginas vistas en total

sábado, 16 de febrero de 2013

SE NOS HA IDO MARIFÉ... CRÓNICA DE URGENCIA


Hoy se nos ha ido MARIFÉ DE TRIANA, justamente hoy en que evocábamos la parte del programa de TV: "LA CLAVE", en la que Carlos Cano hace una apasionada defensa de la "copla". 

Ambos: Marifé y Carlos cantaron en su día la copla, de Rafael de León y Manuel López Quiroga, titulada "Te he de querer mientras viva". Hoy allá –donde quiera que sea– posiblemente se habrán encontrado y estarán cantándola a dúo.

Quiero recordar e inmortalizar a Marifé escuchándola cantar precisamente esa copla y, seguidamente, evocando la versión que hizo de ella Carlos en su disco "La copla, memoria sentimental"(1999).




«Cuando nos vieron, del brazo,
bajar platicando la Calle Real,
pa las comadres del pueblo
fue la letanía
de nunca acabar:

– Que si puede ser su pare...
– Que es mucho lo que ha corrío...
– Que un hombre así, de sus años,
no es bueno para marío...

Fueron tantas cosas
las que yo sentí,
que al pie de mi reja,
de cara a tus ojos,
me oyeron decir:

Por mi salud, yo te juro
que eres pa mí lo primero,
Y me duele hasta la sangre
de lo mucho que te quiero.

No se me importan tus canas
ni el sentir de los demás,
lo que me importa es que sepas
que te quiero de verdad.

Soy de tus besos cautiva.
Y así escribí en mi bandera:
Te he de querer mientras viva,
compañero, mientras viva,
y hasta después que me muera...

Tú a lo mejor te imaginas
que yo, por tus años,
me voy a cansar...
En el cariño, serrano,
yo me considero
de tu misma edad.

Y no miro a los chavales,
contigo voy orgullosa,
pues me llevas a tu vera
como quien lleva a una rosa...

No le tengas miedo
a mi juventud,
que pa mi persona
no existe en el mundo
nadie más que tú.

Soy de tus besos cautiva.
Y así escribí en mi bandera:
Te he de querer, mientras viva
compañero mientras viva
y hasta después que me muera».

4 comentarios:

  1. Gracias Fernando, aunque nosotros somos de otro estilo de música, ella se merece un buen recuerdo,la reina de la Copla, para nuestras madres,nuestras abuelas y para nosotros....de grandes artistas tenemos mucho que aprender

    ResponderEliminar
  2. Gracias Fernando, yo en cuanto a la música soy ecléctica, si tiene calidad cuaquier estilo es válido; de una forma equivocada, la copla hay mucha gente que la asocia a la dictadura, y hasta que llegó Carlos Cano, que la dignificó, era de rancios escuchar este tipo de música, ergo soy una rancia, pero es que también me gusta el rock,el jazz, la salsa, la música tradicional cubana, la música clásica... lo que soy es, simplemente, una apasionada de la buena música.
    Saludos y gracias sobretodo a Paloma López quien me descubrió esta maravilla de blog.

    ResponderEliminar
  3. La copla es cosa de fachas, dicen. Será por eso que Carlos Cano, Joan Manuel Serrat y Joaquín Sabina mueren con ella.

    Descanse en paz, una de las grandes del género.

    ResponderEliminar
  4. Y como en este blog todos cantamos como quien respira, y además en Cádiz estamos en Carnaval, aquí dejo este pasodoble que Antonio Martín compuso en 1991 para su comparsa de aquel año, "Encajebolillos", con motivo del fallecimiento de otra gigante de la copla, Doña Concha Piquer. Creo que su contenido se le puede aplicar sin problemas, asimismo, a Marifé de Triana, y que explica a la perfección, también, lo que todas esas artistas significaron para varias generaciones de españoles.

    Hoy mi pregón de encajero
    lleva en sus notas un crespón negro.
    Por la reina de la copla,
    por Doña Concha,
    va mi recuerdo.

    Yo no llegué a conocerla
    pero sus coplas resuenan
    por el patio de mi infancia;
    mi mare estaba lavando,
    sus coplas las iba cantando
    mientras en la radio sonaban.
    Así conocí a “La Lirio”,
    momaíta, yo era un niño,
    y aquel “Tatuaje” de un marinero;
    y sus dos “Ojos Verdes”
    barcos son que se pierden
    por la mar del recuerdo.
    ¡Cuánta hambre quitó
    de abanico y peina
    aquel “Romance” de reina
    y aquella “Dalia” de ensueño!
    ¡Cuánta pena nos dio
    porque era “La otra”!,
    y nadie más que a sus coplas
    el pobre tiene derecho.
    Ay, que ayer momaita murió otra vez,
    porque se me han muerto
    to sus recuerdos
    con la Piquer.
    Y ahora quien canta soy yo
    toas las coplas que a un chiquillo,
    la mare que lo parió
    en la cuna le cantó,
    las canto entre mis bolillos;
    los “Ojos Verdes” que a mí
    me quitaban to el sentío.
    Lloran mis clisos
    con la memoria de aquel cuplé
    que está cantando por la Piquer
    la mare que no olvido.


    ResponderEliminar