Páginas vistas en total

sábado, 9 de febrero de 2013

CANCIONES CON HISTORIA. UNA "NANA" CON MUCHA, ¡MUCHÍSIMA!, TERNURA.

Mañana, como ya había anunciado, pienso "colgar" un "cantijuego" al que voy a llamar "Nana nanita ea" que estará dedicado a MARTÍN, hijo –recién nacido– de mis buenos amigos JOSÉ AZULA y DIANA.

Pensando en ese "cantijuego" me ha venido a la memoria –y al corazón– una "nana" muy hermosa y con mucha historia, a la que hoy voy a prestarle una atención especial porque creo que merece la pena.

El protagonista principal de esa "nana" es MICHEL LABEGUERIE, y esta es su historia:

Michel Labeguerie.

Michel Labeguerie nació en Ustaritz –ciudad de la provincia vasco-francesa de Laburdi–, en 1921,  y murió en Toulouse el 24 de julio de 1980. Estudió Medicina, especializándose en neurología, y, en 1974, finalizada la carrera, se trasladó a vivir a Cambo, donde trabajó come médico generalista.

Ya en Cambo, desarrolló una intensa actividad política, siempre comprometida con los derechos humanos y con la de defensa y la reivindicación de la identidad del pueblo vasco –y, en particular, con la defensa del euskera–; actividad que supo compaginar con su pasión por la música.

En su época de estudiante en Burdeos creó un grupo de canto y de danza llamado Irrintzi y empezó a componer sus propias canciones en euskera; canciones que logró grabar en dos históricos singles, editados en Bayona (Francia), en 1961, y que rápidamente se extendieron a ambos lados del Bidasoa y despertaron un gran interés entre la juventud vasca del norte y del sur.



De Michel Labeguerie y de sus canciones nos aporta un interesante testimonio Natxo de Felipe –fundador del grupo Oskorri–; concretamente dice: 

«El euskera como vehículo de expresión de modos de cultura no había tenido una actualización mínima hasta que empiezan en los años 60 y 70 nuevas expresiones en estos terrenos. Primero hubo un francotirador, un vascofrancés que tuvo relativamente poca repercusión popular, sólo sacó dos discos de ésos pequeños de cuatro canciones, Michel Labeguerie; tuvo una incidencia importante en futuros cantantes porque demostró que la canción modernda, expresando sentimientos actuales y propios de la colectividad tenían salida. Este hombre no se dedicó mucho a la canción, pero sus discos supusieron un despertar importante para otra gente que vino después».

(Hago un paréntesis para contar que aquellos dos singles de Labeguerie fueron parte de la herencia que recibí del amigo poeta Gabriel Celaya. Me los dio Amparichu –su amor– poco antes de morir. Fueron discos que Michel le envió a Gabriel, adjuntándole las traducciones de las canciones al castellano, escritas a máquina por el propio Labeguerie. ¡Algo que conservo como un tesoro verdaderamente entrañable!)

Pues bien, en uno de aquellos singles aparece una preciosa "nana" compuesta por Michel Labeguerie, titulada "Aurtxo-Aurtxoa" ("Niño-Niña"), en la que se expresa el lamento de una mujer, que acuna a su hijo, evocando la ausencia del padre, que se encuentra en prisión como consecuencia de un conflicto político.

Seguidamente ofrezco el texto de la canción y un vídeo en el que podemos escuchar a Michel Labeguerie interpretando la "nana":


Fragmento del texto mecanografiado que Michel Labeguerie
le envió a Gabriel Celaya con la letra de sus canciones
en euskera y en castellano. Concretamente aquí aparece el texto
de la canción "Aurtxo-Aurtxoa".


«Izu egin lo, aita urrun da, Euskadiren serbitzuko
zure ondoan ama daukazu, ez zaitu iñoiz utziko.
Aurtxo. aurtxoa, izu egin lo,
emen nauzu zu zaintzeko.
Izu egin lo, aita preso da zu biar libro izateko.
Egun batian etorriko da gu biokin bizitzeko.
Aurtxo-aurtxoa, izu egin lo,
emen nauzu zu zaintzeko.
Izu egin lo, ilunagatik zeruan izar bat dago.
Mila ta mila izango dire aita libratu ta gero.
Aurtxo-aurtxoa, izu egin lo,
emen nauzu zu zaintzeko».
("Aurtxo-aurtxoa". Michel Labeguerie)

«Duerme, duerme, que tu padre lejos está sirviendo a Euskadi. / Tu madre, que a tu lado vela por ti, nunca te abandonará. / Niño duerme / que a tu lado estoy para cuidarte. / Duerme, duerme, que tu padre está encarcelado para que tú puedas ser libre el día de mañana. / Llegará un día en el que volverá para estar con los dos. / Niño duerme / que a tu lado estoy para cuidarte. / Duerme, duerme en la oscuridad de la noche, que en el cielo todavía hay una estrella / y miles y miles habrá el día en que tu padre sea puesto en libertad. / Niño, duerme / que a tu lado estoy para cuidarte». ("Aurtxo-aurtxoa". Michel Labeguerie).

Curiosamente, años después, en 1999, esta misma "nana" fue interpretada y grabada por OLATZ ZUGASTI –arpista y vocalista con Benito Lertxundi– en su disco "Bulun bulunka"; motivo por el que fue duramente criticada por los partidos políticos de derechas que, en realidad, desconocían el origen real de esta maravillosa "nana", y que no fueron capaces de percibir la ternura y la sensibilidad que latía en el corazón honesto y solidario de Labeguerie.


La versión de Olatz Zugasti podemos escucharla en el siguiente enlace:

1 comentario:

  1. qué hermosa entrada....
    preciosa la voz de Olatz...y preciosa nana...!!!
    Tierna entrada!!!

    ResponderEliminar