Páginas vistas en total

jueves, 16 de agosto de 2012

VAINICA DOBLE 4 - «CONTRACORRIENTE»



Tras la grabación del LP "Heliotropo", Gloria decidió marcharse a vivir en Altea, y el dúo Vainica Doble, como tal, se mantuvo prácticamente inactivo hasta que en 1975 José Luis Borau reclamó a la pareja para que compusieran la banda sonora de su película "Furtivos".

De aquel reencuentro creativo nació su tercer LP titulado "Contracorriente", grabado en el sello "Gong", que dirigía en Movieplay, Gonzalo García Pelayo; disco de nuevo hermosamente ilustrado por Iván Zulueta, en el que intervinieron como arreglistas y como músicos Rafa Gálvez, Pancho Company y Francisco Cervera –trío que en aquel momento se hacía llamar "Limón Exprés»–, y en el que colaboraron Gualberto –con su sitar–, Carlos Cárcamo, Santi Vilaseñor, Salvador Domínguez e Hilario Camacho.



En este disco, Carmen y Gloria decidieron abordar, como telón de fondo de todas sus canciones, un tema monográfico: el rechazo de todo tipo de dictaduras o de comportamientos totalitarios, y, en consecuencia, a la represión y al autoritarismo político, familiar y sexual; tema brillantemente tratado en canciones como "Un mal entendido amor (Respeto y obediencia)", o "El oso poderoso".



«Había una vez un uso poderoso,
del bosque era el rey,
todos le adoraban,
le reverenciaban
y respetaban su ley.

Cortejo de negros grajos le seguía
por adulación
y al hacerse viejo
los del negro cortejo
diéronle muerte sin compasión».
("El oso poderoso")


Como contrapunto a la condena de las dictaduras, Vainica Doble integró también en aquel disco varios temas dedicados a la reivindicación de la libertad, como "Eso no lo manda nadie" –en el que las acompañó Hilario Camacho–, "Déjame vivir con alegría" o "Alas".



«Hay que despreciar el tiempo para conseguir alas
y pasar las horas muertas ante un pájaro,
imitarle a navegar por el espacio,
con las alas invisibles de tu corazón,
alas,
cantando "pío-pío" ir volando al sol
incólume al calor y al frío filo del hacha del podador,
hacha de inquina que cercena y extermina
las alas del soñador,
alas del dolor, alas del amor,
alas del hombre, alas del valor
con las alas que da el hombre y que da el valor [...]».
("Alas")

"Contracorriente" concluye con una extraordinaria versión rockera, secular y cantada en latín, del "Magníficat", himno religioso en el que se proclama el siguiente principio revolucionario: «Echó a los poderosos de su asiento y exaltó a los humildes». Principio referido al Jesús de Nazaret, reivindicado, en aquellos momentos, por la Teología de la Liberación. Esta canción las Vainicas se la dedicaron, a su vez, a la revolución protuguesa del 74.




Y mañana continuamos... ¡La obra de Carmen Santonja y Gloria Van Aerseen lo merecen!... Y no estaría nada mal acudir a ellas para conocer lo que entendemos muchos por "canción de autor"...; algo de lo ellas presumían y que siempre reivindicaron.

No hay comentarios:

Publicar un comentario