Páginas vistas en total

miércoles, 11 de abril de 2012

¡MALDITAS GUERRAS 100 + 100 + 47! - (PLAF, FLAF... ¡¡¡¡PAZ!!!!) ¡¡¡LA PAZ ES POSIBLE!!!!

Hoy voy a tener un día bastante complicado sobre todo coordinando los preparativos para el concierto del día 17 en Galileo...; en realidad, no sé si me dará tiempo para redactar el tercer "cuelgue" dedicado al proyecto "Versos sobre el pentagrama"; si no lo cuelgo hoy, lo colgaré mañana. Pero, en cualquier caso, no quiero faltar a nuestra cita diaria aquí DONDE CANTAMOS COMO QUIEN RESPIRA.

Os voy a proponer un nuevo cuelgue contra la guerra, en este caso participativo. Hace unos días,  buscando una cita en un libro que escribí hace tiempo, me encontré con este dibujo creado por el gran ilustrador Federico Delicado.


Contemplando este dibujo, y creyendo, como creo, que la PAZ es una posibilidad real, me quedé un buen rato mirándolo y preguntándome: ¿Qué tendría o debería producirse dentro de esa máquina para que al entrar en ella la tragedia de la GUERRA, se transformara por completo y originara el gozo, la alegría y el estallido de la PAZ?

Me surgieron muchas respuestas a esa pregunta...; y entonces se me ocurrió que con ese dibujo y esa interrogante podríamos plantearnos lo que llamaríamos un "pazcijuego"...; y aquí lo tenéis... ¡OS INVITO A PARTICIPAR!, es decir, a ¡"PAZCIJUGAR"!...

Repito la pregunta: ¿Qué tendría o debería producirse dentro de esa máquina para que al entrar en ella la tragedia de la GUERRA, se transformara por completo y originara el gozo, la alegría y el estallido de la PAZ?

A ver si entre todos les ayudamos a los políticos y a los militares a encontrar los caminos y las soluciones  para que se produzca de una puñetera vez el proceso urgente y necesario de la construcción de la PAZ.... Y como siempre, si os apetece hoy "pazcijugar" pues hacerlo, o seguir el juego, en el apartado de "comentarios"... Si lo deseais también podríais "pazcijugar" compartiendo vuestras respuestas en mi muro de facebook.


2 comentarios:

  1. Capacidad de ponerse en los zapatos del prójimo, preferiblemente aquellos de los más necesitados y por su puesto sentir, no ponerse después una venda en los ojos y si no ven corazón que no siente.
    LucíaHG

    ResponderEliminar
  2. Qué tal si convertimos la "maquinita" en un canal movilizador de emociones... si se callase el ruido, soñar a toda costa, la memoria, a cántaros, imagine... o como dice Ruibal... tráeme canciones...
    Saludos desde la resistencia
    cjunco

    ResponderEliminar