Páginas vistas en total

martes, 17 de abril de 2012

ELISA SERNA SIGUE CANTANDO «COMO QUIEN RESPIRA» – II. HOY... EN GALILEO GALILEI...

Si dijera que hoy no estoy un poquito nervioso, mentiría...; hoy celebramos el punto de partida de un proyecto que nos apasiona a muchos, y en el que venimos soñando desde hace tiempo: la creación de un Centro de Documentación y de Promoción de la Canción de Autor que consideramos imprescindible...; y lo iniciamos como mejor sabemos hacerlo CANTANDO COMO QUIEN RESPIRA en un primer concierto que se celebrará esta tarde/noche a las 21:30 en la sala Galileo Galilei, de Madrid.

Esos nervios a los que antes me refería se fundamentan en que me encantaria que el primer concierto «¡VOLAD, CANCIONES, VOLAD¡» –que hoy vamos a celebrar–  fuera un éxito de calidad musical y de participación..., ¡espero y deseo que así sea!... Pero esos nervios proceden también de la emoción que me produce que hoy ELISA SERNA se suba a cantar a un escenario rodeada de jóvenes cantautores, de las últimas generaciones, como Alberto Alcalá, Fran Fernández, Manuel Cuesta, Emiliano del Río, María Rozalén, Road Ramos, los componentes del grupo Malacabeza y...¿quién sabe?

Elisa Serna.
Permitidme que en este segundo "cuelgue" dedicado a Elisa os siga acercando a su vida y a su obra, que para mí son un auténtico testimonio de lucha democrática, de coherencia personal, de honestidad y de buen hacer artístico.

Elisa Serna, en 1973 –tras su exilio en París– decidió regresar a España, y volvió a la carga con sus recitales por todo el país –muchos de ellos clandestinos– y, de nuevo, sufrió el acoso y el impacto de la represión y de la censura, traducidos en numerosas multas y encarcelamientos.

Recuerdo que fue en aquel tiempo cuando la conocí personalmente. Mi encuentro con ella fue una experiencia que nunca olvidaré, porque para mí, como para otra mucha gente de la época, Elisa era un auténtico símbolo de lo que significaba en aquel momento la lucha por la libertad y por la democracia; y porque –tengo que confesarlo– era una mujer de la que estaba totalmente enamorado. 

En 1975, de nuevo en París, Elisa grabó dos discos que jamás se editaron en España: uno –junto a Imanol, Eva Forest y Alfonso Sastre– contra la pena de muerte, editado por Disques Droung, y, el segundo, firmado con el seudónimo de "María Borroca", publicado por Édition des Femmes, en el que incluyó la canción «Avisa a los compañeroa», dedicada a la memoria de Pedro Patiño, obrero militante comunista que fue asesinado por la policía el 15 de septiembre de 1970, durante la huelga general de la construcción que se produjo en aquella fecha.



Ese mismo año también apareció en España el que considero su mejor LP: «Brasa viva» (1975); un disco intimista que nos revela una Elisa Serna tierna, apasionada y sensible; es decir, un disco en el que, de alguna forma, quedaba al desnudo lo más profundo, lo más auténtico, y, sobre todo, lo más bello de su personalidad.

Sobre este disco, la propia Elisa hizo unas declaraciones que merece la pena recordar: «Cuando nosotros pedimos que se descorran los cerrojos de las celdas, pedimos que se descorran también las del alma. Cuando nosotros gritamos libertad, no solo estamos exigiendo la restitución formal de las libertades políticas, reclamamos también la libertad que nos ha sido escamoteada como seres humanos en todas nuestras dimensiones. Sentimos como el miedo, la fuerza contenida, el amor bombardeado de falsa moral y tabúes, la rabia, la soledad, la inseguridad, el odio o la incomunicación han estado presentes en nosotros con demasiada frecuencia. Por eso, porque tenemos que dar respuesta a toda esa problemática en el cambio, porque nuestra lucha va más allá de las reivindicaciones salariales, porque llevamos fuerza y amor, pero también miedo en las tripas, porque en definitiva somos capaces de movilizarnos por defender la ternura, por eso presento ahora estas canciones intimistas, de convivencia, de amor».


Dos años más tarde, Elisa Serna nos sorprendió con un nuevo disco en el que todas las canciones eran suyas, con excepción de «Cerca de mañana» creada sobre un poema de Carlos Álvarez. Fue el LP titulado «Choca la mano» (1977); disco al que le siguió «Regreso a la semilla» (1978).



Tras aquellas grabaciones Elisa entró en una etapa de silencio discográfico que duró hasta 1992, año en el que junto a Eliseo Parra, editó, en Radio Nacional de España, su CD «Alkimia»; disco presentado en el Círculo de Bellas Artes de Madrid con un hermosísimo concierto, difícilmente inolvidable.

Con motivo de la edición de aquel disco, José María Moreno Galván afirmó en la separata que acompañaba al disco: «Elisa Serna pertenece a la casta jonda de las grandes creadores españoles: como la Niña de los Peines, como Picasso o como Don Francisco de Goya».... ¡De acuerdo José María, totalmente de acuerdo!



Y esta noche, la tendremos cerca; igual de luchadora, movilizándose como siempre por defender la ternura, la justicia y la libertad.... Y esta noche volveré a abrazarla... Y esta noche en el escenario de la Sala Galileo, antes de que empiece a cantar se lo diré con toda mi alma: «¡ELISA, VIDA MÍA!».

3 comentarios:

  1. Ojala que vaya muy bien, el cartel es tremendo. Un abrazo Fernando

    ResponderEliminar
  2. Que todo salga bien. ¿Quién pudiera estar?.

    Saludos. Jaime.

    ResponderEliminar
  3. ¡Que todo salga genial!!! Un abrazo desde Lima, Perú. Camilo Vega.

    ResponderEliminar