Páginas vistas en total

miércoles, 22 de febrero de 2012

HOMENAJE A LUIS ALBERTO SPINETTA

El pasado jueves, 9 de febrero, dedicaba mi cuelgue habitual al fallecimiento del grandísimo músico argentino LUS ALBERTO SPINETTA, al que admiraba y admiro profundamente; hoy en esta crónica de urgencia quiero hacerme eco del homenaje que se le va a realizar en Madrid el próximo jueves 1 de marzo, a las 20:00 horas, en la Sala Vanitas Vanitatis de Madrid, situada en la calle Velazquez 128.


A este homenaje, acertadamente se le ha titulado con el nombre de su canción «Luz de manzana».

«Se que estoy vivo
y vuelo en reposos bebiendo la linfa de la soledad,
mientras el mundo
todo se va hundiendo
ya no deseo esta cruz de lactal,

Salvado y Montecristo,
todos en un mismo risco,
hoy se conmemora el año momia,
con toda la luz de la manzana,
con toda la luz de la manzana.

Quiero ver todo
todo hasta la muerte,
ver que vivimos para ser felices,
afuera es un viento,
un viento sequencer,
come las almas,
come sin motivo.

Una calle despejada,
donde ya no queda nada,
donde volverá solo la lluvia,
con toda la luz de la manzana,
con toda la luz de la manzana.

La noche escapa sin saber porque,
los cuerpos quedan adentro del cucú.
Y doy mil vueltas por los hilos de un cordón,
mientras el mundo... gira en el edén.

Hoy recibo a mi padre por primera vez,
doy a luz a mi madre por primera vez.

Toda mi vida resbala en seis cuerdas,
sube y se tira de nuevo hacia arriba.
Mentras afuera los niños nos guían
llevan al mundo hacia el otro lado.

Quiero que sepas que escondo en mi adentro,
cuerpos iguales para un experimento,
erguido en langosta sobre la planicie,
té de todo lo horrible de este mundo.

Una luna en Atacama
cae de de todas las ramas
siento que me llaman sin sonido...
¡Con toda la confianza!».

1 comentario:

  1. Adhiero desde acá con mi corazón... LAS orgullo nacional, eterna luz nos guía.
    Lo conocí personalmente, brillante, cálido y más q humano.
    ..no alcanzan las palabras ni los homenajes, pero en cada luz q nos dejó lo llevamos un poquito cada uno, siempre.
    un abrazo
    Juan Pablo

    ResponderEliminar