Páginas vistas en total

lunes, 1 de agosto de 2011

¡MALDITAS GUERRAS! - 100 + 29

PETRA KELLY nació en Alemania. En 1979 participó en la fundación del partido alemán Die Grünen (Los Verdes). Fue miembro del Parlamento Alemán, y posteriormente del Parlamento Europeo, defendiendo en todo momento su pensamiento pacifista y sus posicionamientos ecofeministas. Falleció en 1992.

Sus planteamientos políticos sobre la paz y la ecología se fundamentaban sobre unos valores fundamentales, que para mi son también esenciales e imprescindibles: los valores del AMOR y de la TERNURA.

Petra Kelly.
«Ser tierno –dice Petra Kelly– y al mismo tiempo subversivo: eso es lo que significa para mí, a nivel político, ser "verde" y actuar como tal. Entiendo el concepto de ternura en sentido amplio. Este concepto, para mí también político, incluye una relación tierna con los animales y las plantas, con la naturaleza, con las ideas, con el arte, con la lengua, con la Tierra, un planeta sin salida de emergencia. Y, por supuesto, la relación con los humanos. 

Ternura entre las personas, también en el seno de un partido alternativo y no violento, que apuesta públicamente sin cesar por la suavidad, la descentralización, la no violencia. [...] Nuestro rumbo debe llevarnos, sin compromisos, en otra dirección ecológica. Eso significa ponerse a andar políticamente por la via suave.

Esa vía suave significa aprender a concebir nuestro planeta, incluyendo la atmósfera, los océanos y los continentes, como una unidad orgánica viva. Nuestro ecosistema es el universo. No lo dividamos en fragmentos y caigamos en la falsa creencia de que nos basta con entender una pequeña parte para entender también el todo. Respetémonos a nosotros mismos y a nuestro entorno. La tierra y yo tenemos las mismas raíces. La tierra la hemos tomado prestada de nuestros hijos. Si queremos materializar una política basada en la ética ecológica, debemos comprender lo que ha dicho Marilyn Ferguson sobre el poder y el amor: "El poder sin amor se reduce rápidamente a la simple capacidad de expoliar y manipular". En un movimiento político ecológico se necesita inexcusablemente solidaridad, paciencia, cooperación, ternura y tolerancia, a fin de que coincidan los medios y los fines».

No hay comentarios:

Publicar un comentario