Páginas vistas en total

jueves, 25 de agosto de 2011

CARÁTULAS CON HISTORIA. RAIMON... "DISCOS DEDICADOS"

Hoy los discos que aparecen en esta sección del blog dedicada a las llamadas "carátulas con historia" son los dos primeros singles y el primer LP grabados y publicados por RAIMON en la compañía discográfica EDIGA. Se trata, en realidad, de tres obras básicas, de referencia, respecto al nacimiento de la canción de autor no solo en Cataluña, sino en toda España.

Estos tres discos,  al igual que la mayoría de los que se publicaron inicialmente en EDIGSA fueron diseñados por Jordi Fornas –pionero del diseño gráfico español– y contaron con la participación Oriol Maspons –extraordinario fotógrafo–. A ambos, a Jordi y a Oriol, que emprendieron numerosos proyectos juntos, les dedicaré próximamente un "cuelgue" ya que compartieron obras importantísimas para la historia gráfica vinculada al mundo discográfico de los años sesenta y setenta.

Primer single de Raimon: "Canta les seves cançons (1)" (1963)
Segundo single de Raimon"Se'n va anar i tres cançons de Raimon" (1963.)
Primer LP de Raimon"Disc antològic de les seves cançons" (1964)

Estos tres discos de Raimon "tienen historia" en sí mismos, pero en este caso la tienen de una manera especial teniendo en cuenta que son los discos que, nada más ser editados, el propio Raimon se los dedicó personalmente –con mucho cariño y admiración– a Gabriel Celaya y a su compañera Amparo Gastón.

Son dos auténticas joyas discográficas que Amparo me regaló pocos meses antes de morir, junto a otras, que guardo como auténticos tesoros. Recuerdo que una "buena tarde" me dijo: «Nadie mejor que tú para que guardes estos discos que tanto amaba Gabriel».

Contracubierta del single de Raimon"Se'n va anar".
Disco dedicado a Gabriel Celaya y a Amparo Gastón con estas palabras: «A Gabriel
y Amparo amb l'admiració d'un xiquet de Xátiva».

Contracubierta del LP de Raimon: "Disc antologic de les seves cançons".
Disco dedicado a Gabriel Celaya y a Amparo Gastón con estas palabras: «A Gabriel
y Amparo amics y companys en una mateixa lluita».

Aprovecho este "cuelgue" para evocar el magnífico texto escrito por el filósofo José Luis L. Aranguren que aparece en la contracubierta del LP: "Disc anologic de les seves cançons". (Recuérdese que es un texto escrito en 1964).

«Es evidente el divorcio entre la cultura minoritaria –musical, pictórica, literaria, por ejemplo– y la sociedad de masas. La pintura tiende a hacerse pintura para pintores; la literatura, lectura de escritores; la música un universo autosuficiente, a medio camino entre el arte puro y la ciencia más rigurosa... Entre tanto la masa parece condenada a absorber los estupefacientes del cine comercial, de la televisión, de las revistas ilustradas.

Por otra parte a modo de lotería, se establece otra distancia por virtud de la cual, un jóven o una muchacha, elegidos al azar entre mil, son exaltados de repente, especialmente en el cine, a las alturas de las estrellas.


José Luis L. Aranguren
¿Pueden salvarse estas distancias? Raimon las está franqueando. Trae autentica poesía a la vida de cada cual. Se sirve de un medio de comunicación de masas –la canción de estilo moderno– para a través de ella y en ella, hacer sentir la "significación" pofunda y social de la vida. Permaneciendo entre nosotros, sin querer elevarse por encima de los otros jóvenes, uno más entre ellos, ha realizado la casi imposible tarea de fundir el impulso juvenil y la capacidad de hablar a las gentes en su propia lengua, con la poesía y con lo que casi me atrevería a llamar filosofía, no de los filósofos, gracias a Dios, sino de la vida misma. Una filosofía no escéptica y de vuelta, a lo Brassens, sino, en el fondo del dolor de vivir, llena de entusiasmo.


Porque Raimon no es un "satisfecho". Raimon levanta su voz frente a un mundo del que no queremos ser y echa a andar, cara y corazón al viento, desde su casi adolescencia, desde su soledad y desde su inocencia, hacia un mundo nuevo, desconocido y común, en busca de la luz, la paz y Dios.

Yo diría que Raimon contiene en sí una fuerza capaz de movilizar las dormidas energías de una gran parte de nuestra juventud, justamente porque pertenece por entero a ella, y porque, pudiendo "comunicar" con ella, es exigente, sabe decir "no" a la injusticia, conocer y rechazar las manos que matan y las que mandan matar; y porque busca a tientas y a gritos, muchacho perdido en la noche de la moderna ciudad, una nueva salvación para todos. En suma, porque desde el fondo de sí mismo se pregunta adonde va el hombre».

2 comentarios:

  1. Sigo aprendiendo mucho de ti, y, seguramente este texto del gran Aranguren me será útil en un futuro... No sé si te destriparé una próxima entrada, pero en seguida he pensado en esto, que seguramente tiene mucha relación directa. Es un poema de Celaya dedicado a Raimon (no sé si estará descolocadao, porque al hacer la mudanza muchas entradas cambiaron), yo lo encontré en su antología "El hilo rojo":
    Larga
    es la noche, nos canta
    desgarrándose
    Raimon.
    Larga
    es la noche, muy larga,
    pero
    es terco el corazón.

    Viviremos
    en los otros
    y
    moriremos en paz.
    Cuando
    nadie nos recuerde,
    lo
    que fuimos, durará.

    Las
    palabras que olvidamos
    en el viento, hacia
    la mar.
    moverán mil corazones,
    serán
    sin yo, inmensidad.

    Aquí
    en la tierra, en la dulce
    tierra
    de nunca acabar,
    un
    latido innominado
    seguirá
    y nos salvará.

    Pero
    hay que seguir, seguir
    y
    hay que luchar y luchar,
    y
    cantar como tú cantas
    buscando
    la libertad.

    ResponderEliminar
  2. Efectivamente, Celaya dedicó ese poema a Raimon. Lo escribió en 1967 y lo publicó en un poemario llamado genéricamente "Lo que faltaba".

    Otra curiosidad, la traducción, o las versiones, al castellano de las letras de Raimon –en sus primeros discos– la hicieron Gabriel Celaya y José Hierro.

    Evidentemente la relación entre el poeta vasco y el cantor valenciano era grande y entrañable.

    ResponderEliminar