Páginas vistas en total

jueves, 25 de noviembre de 2010

Un olvido imperdonable

En esto de la comunicación hay cosas que suelen olvidarse y resultan imperdonables; me refiero a los llamados "derechos del autor", y hoy, más concretamente, al "derecho de cita".

Hay veces que yo mismo utilizo, por ejemplo, una fotografías y no cito al fotógrafo que la realizó por desconocer su nombre; lo lógico sería que las fotografías, como cualquier otra obra de arte, fueran selladas con el nombre de su autor. Por supuesto si en la imagen que se va a reproducir figura el nombre de de quien la realizado, ¡es indiscutible!, tenemos la obligación de, al menos, citarlo.

Bien, pues resulta que en la fotografia que nos sirvió de tablero de juego el pasado martes 23, tomada en el Restaurante Gades durante la cena que celebramos tras la presentación del libro "VEINTE AÑOS DE CANCIÓN EN ESPAÑA", tiene un autor que está plenamente identificado, lo que pasa es que yo cometí la descortesía –es cierto que por olvido- de no citar su nombre. Ese fotógrafo, buen amigo en aquellos momentos, se llama CARLOS BULLEJOS.

Pensando en él he rescatado otra foto interesante de aquella cena para que sirva de "goce y disfrute" a los visitantes del blog.

De derecha a izquierda: Elisa Serna (¡guapísima!), Antonio Gómez, José Antonio Labordeta,
Marina Rossell. Detrás de Marina: Álvaro Feito y Pablo Guerrero. De frente Fernando Lucini
y a su lado, de pié, el inolvidable Rufo.Víctor Claudín aparece sentado, de espaldas, en la penumbra.
Y en el lado izquierdo de la mesa Raúl Alcover, Aute, Carmen Santonja, Adolfo Celdrán y, creo recordar,
que de nuevo, el flequillo del Pastor.

Quiero aprovechar este momento para agradeceros a todos, y a todas, la acogida que habéis dado a este "Cantemos como quien respira", blog planteando para abrirle camino a mi permanente deseo y necesidad de reivindicar LA MEMORIA CONTRA EL OLVIDO; hoy hace una semana que estamos aquí y ante vuestra respuesta está claro que tengo que seguir "hasta que el cuerpo aguante". ¡GRACIAS!

4 comentarios:

  1. Los agradecidos somos nosotros,,,

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Gracias a ti, por reivindicar la memoria contra el olvid y en mi caso, por descubrirme momentos y personas memorables que intentaré no olvidar.
    un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Aquella fue una noche estupenda, y quizás la más amplia muestra de cantautores reunida desde el Festival de los Pueblos Ibéricos, aunque en esta ocasión no cantarón. No podían, tenían la boca llena de boquerones en vinagre y caviar de Beluga, para dar la razón tanto a los que dicen que los cantautores son unos cutres como a los que acusan de que son unos potentados que maman de la teta del Estado. Salud. (Ahora que ya he conseguido saber cómo se entra aquí, te vas a cagar (con perdón), hermano.

    ResponderEliminar
  4. Por cierto, se me olvidaba. me parece que el flequillo de la izquierda no es del Pastor, sino de Lola, la compañera de toda la vida de Plácido Serrano y la representante durante muchos años de Labordeta y otros músicos aragoneses. Por cierto, que falleció el pasado 20 de septiembre, al día siguiente que Jose Antonio despues de una rápida y fatal enfermedad. Era una mujer de extraordinaria valia y valor.

    ResponderEliminar